viernes, julio 1HOLA LA PAMPA

Colombia confirma la muerte del jefe disidente de las FARC Miguel Botache Santillana | El gobierno de Iván Duque ofrecía hasta un millón de dólares por información del paradero de «Gentil Duarte»



Miguel Botache Santillana, conocido como “Gentil Duarte”, uno de los primeros jefes de la disuelta guerrilla en retomar las armas después de la firma de los acuerdos de paz en 2016, murió a principios de mayo en un atentado de un grupo rival, según informó la prensa colombiana. Mientras que el ministro de Defensa, Diego Molano, indicó que el combatiente habría muerto en un enfrentamiento con bandas narcotraficantes.

Botache Santillana, de 58 años, murió en un campamento en la zona selvática de Venezuela a unos 14 kilómetros de la frontera con Colombia en una zona rural conocida como Casigua El Cubo, ubicada en el estado de Zulia, indicó el diario colombiano El Tiempo. Ese campamento habría sido infiltrado por desconocidos durante la madrugada del miércoles 4 de mayo. En el dormitorio que “Gentil Duarte” había improvisado en la selva explotó una bomba que mató al jefe disidente y a una niña llamada Salomé, informó el matutino.

Gentil Duarte tenía la protección de unos 40 integrantes de las disidencias. Según El Tiempo, el exguerrillero desconfiaba de sus propios hombres luego de que en marzo de 2021 casi muere en un ataque en el que perdieron la vida 12 personas. Meses después en julio huyó de una operación policial en el departamento de Caquetá, ubicado hacia el sur del país. De acuerdo con el matutino colombiano, Santillana resultó herido y perdió la movilidad en un brazo. El gobierno llegó a ofrecer hasta un millón de dólares por información sobre su paradero.

Luego buscó protección Javier Alonso Veloza García, alias Jhon Mechas, señalado como jefe de las disidencias del frente 33. Veloza también es considerado el autor de la explosión de un artefacto contra una sede de la policía en el sur de Bogotá que ocurrió a fines de marzo y en el que murieron dos niños.

Por su parte, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, confirmó la muerte de Santillana en un enfrentamiento «por un enfrentamiento entre ellos mismos, entre esos grupos narcotraficantes y terroristas». La cartera de Defensa aseguró que la confrontación fue entre el Frente 33 liderado por “John Mechas” y la Segunda Marquetalia con Luciano Marín alias “Iván Márquez” a la cabeza del grupo. Ambos grupos se salieron de los acuerdos de paz.

En 2016, “Gentil Duarte” participó en la mesa de negociación de los acuerdos de paz en La Habana, Cuba. Sin embargo, también fue uno de los primeros combatientes en salirse del acuerdo antes de su firma y luego pasó a fundar la primera disidencia. Según Molano, el campamento identificado del lado venezolano de la frontera es una prueba de que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro “protege grupos terroristas y narcotraficantes en su suelo y no los combate». En tanto, Caracas rechaza las numerosas acusaciones del gobierno de Iván Duque y no se pronunció sobre la  muerte del exguerrillero.

Por su parte, el senador colombiano Gustavo Bolívar de Colombia Humana apuntó contra la política de seguridad de los gobiernos de derecha en el país
. “Gentil Duarte delinquió por décadas en Colombia y nunca lo tocaron porque en sociedad criminal con políticos militares, expropiaron miles de hectáreas y baldíos. Fue dado de baja en Venezuela. La Seguridad Democrática de Uribe y Duque. Solo es efectiva contra jóvenes desarmados”, aseguró Bolívar en su cuenta de Twitter.

El Tiempo accedió al campamento donde estaba escondido el exguerrillero. El matutino publicó imágenes en las que se puede ver varios objetos personales, ropa quemada, y la gorra que Santillana usaba.

El diario indicó que los disidentes que perpetraron el ataque se habrían llevado los cuerpos de las personas que murieron por la explosión a principios de mayo. A su vez, aseguró que luego del ataque a Botache asumiría Néstor Gregorio Vera Fernández, alias Iván Mordisco, como líder de la red criminal que encabezaba “Gentil Duarte”.

El exguerrillero presuntamente abatido los primeros días de mayo ingresó al frente 14 de la guerrilla en 1981 cuando tenía 17 años. En 1999 era jefe séptimo y en 2014 pasó al Estado Mayor. Santillana participó en las negociaciones celebradas en La Habana. Tras haber abandonado los acuerdos de paz, en diciembre de 2016 formó el frente Jorge Briceño, una organización que extorsionaba a comerciantes y ganaderos. Hace cuatro años ese grupo comenzó a realizar una campaña de reclutamiento, principalmente forzado, de niños en las zonas de Meta, Guavire, y Caquetá.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.