viernes, julio 1HOLA LA PAMPA

«Rechacé ofertas importantes para esperar lo que realmente quería»


Facundo Conte volvió a su casa. El receptor punta, ganador de la histórica medalla de bronce de Tokio 2020 con el seleccionado argentino, fue presentado como nuevo jugador de Ciudad, el club que lo vio nacer, de cara a la temporada 2022/23 de la Liga Argentina de Vóleibol, torneo que jugará por primera vez.

«Rechacé varias ofertas muy importantes porque quería esperar lo que realmente quería. Cuando llegó la propuesta de este club, fue una avalancha de emociones. La decisión fue muy rápida, no lo dudé un segundo», comentó, muy emocionado, el jugador de 32 años, que se fue muy joven (a los 18) a jugar al exterior y supo gritar campeón en alguna de las ligas más importantes del mundo.

El hijo del mítico Hugo Conte -parte del plantel que conquistó también un bronce olímpico en Seúl 1988– desembarcó primero en Italia, donde jugó en Catania, Bologna, Lube y Umbria, todos equipos de la Superliga de ese país, algo así como la NBA del vóleibol. Luego supo gritar campeón en Polonia con la camiseta de Skra Belchatów, en China con Shanghai Golden Age y en Brasil, primero con Tabauté y luego con Sada Cruzeiro, con el que además ganó el Mundial de Clubes en 2019. Tuvo también un breve paso por El Jaish de Qatar y Warta Zawiercie de Polonia, club que dejó para volver al país.

«Después de cumplir ese gran sueño que fue la medalla olímpica y de haber conocido tantos lugares y tantas culturas, sentía que necesitaba de la mía, de poder disfrutar y compartir con mi familia, con mis amigos. Deseaba mucho estar acá. No es algo que digo para quedar bien: me fui muy chico de casa y siempre fue un sueño volver», afirmó, acompañado de sus seres queridos y también de una multitud de jugadores de las inferiores y de muchos socios del club, que se convocaron para darle la bienvenida.

Y agregó que decidió regresar porque sentía «las ganas de vivir de nuevo ese sentido de pertenencia» y que «Ciudad era la mejor y única opción para hacerlo»

Conte había sorprendido al vóleibol argentino hace poco más de diez días cuando anunció en su cuenta de Instagram que volvía al país.

Conte rodeado de una multitud de socios de Ciudad, que le dio la bienvenida. Foto Manrique Fernandez Buente

Conte rodeado de una multitud de socios de Ciudad, que le dio la bienvenida. Foto Manrique Fernandez Buente

«Vuelvo a casa. Gracias Ciudad por esta oportunidad. Como nos vamos a divertir», escribió, junto a un video con imágenes de su trayectoria con el seleccionado nacional y con los diferentes equipos por los que pasó.

«De chico tenía una sola meta, quería ser voleibolista y romperla toda. Hace 15 años empezó este hermoso viaje. Hice mis valijas y sin mirar atrás, dejé mi país, mi casa, mi familia y mis amigos para ir en búsqueda de mis sueños. Con el voley recorrí el mundo, jugué en muchos países, en los mejores clubes y en las mejores ligas», relató en el video.

Y agregó: «En el camino me perdí y me reencontré cuando entendí que tenía que conjugar la persona que soy con el jugador que quería ser. Tokio cambió mi vida para siempre. Tuve el privilegio de cumplir muchos de mis sueños, pero siempre tuve uno pendiente: volver a casa. Porque en realidad todo empezó cuando era sólo un juego y en mi club aprendí a amar el vóley. Entonces, decidí que es el momento de volver a casa».

Este miércoles el receptor punta dejó en claro que en esta nueva etapa apuntará bien alto. «Vengo a ganar la liga. Siempre, toda la vida, jugué para ganar. Acá no va a ser diferente. Quiero ayudar a Ciudad a conseguir el título que todos deseamos. Pero también quiero divertirme y disfrutar», aseguró.

Con la llegada de Conte, el club porteño, vigente subcampeón tras perder la final de la última edición con UPCN, sumó un refuerzo de jerarquía que no solo levanta el nivel del equipo, sino de toda la liga nacional.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.