sábado, julio 2HOLA LA PAMPA

«Me voy a defender porque ustedes no me defienden»


Sergio Berni y Fabio Cuggini protagonizaron este miércoles un intenso cruce en televisión, en el marco de un debate sobre inseguridad y control de armas del que también participó Marcelo D’Alessandro.

El estilista integró el panel, compuesto también por Christian Castillo, por ser víctima de hechos delictivos en varias oportunidades. En esa dirección, se mostró crítico con la dirigencia política argentina en su totalidad y discutió abiertamente con el ministro de Seguridad bonaerense.

“Nunca solucionaron los problemas. Son todo chamuyo los distintos gobiernos, y la gente se muere. En democracia hay más muertos que en la época de la Dictadura. Eso es asesinato de Estado. Después todo es chamuyo”, acusó Cuggini en los estudios de TN.

El peluquero recordó además uno de los hechos por el que “tendría que estar en un cajón” y que graficó, según su visión, que “este es el mundo al revés”.

Yo la viví en carne propia. Cuando llegué a la comisaría de Haedo, todo meado, el comisario (estaba) con un ventilador de techo. Salí porque sentía un ruido y los presos, dos colombianos, (contaban) con aire acondicionado. Yo nací en un país con educación de mis padres y valores, y se fue todo a la ‘miércole’”, expresó indignado.

Y el peluquero siguió con su queja ante la mirada de Berni y le recordó su participación en los incendios forestales en Corrientes cuando apareció en un helicóptero. «Lo veo con un helicóptero, pero qué le dice a la gente que se le murió un familiar o un hijo. Usted habla de desaparecidos, 8.000 o 30 mil, pero en democracia los distintos gobiernos han cometido más delitos», protestó.

Berni le dijo a Cuggini que si quiere, se arme. "Nadie se lo impide”, dijo el ministro bonaerense.

Berni le dijo a Cuggini que si quiere, se arme. «Nadie se lo impide”, dijo el ministro bonaerense.

Berni intentó reducir el impacto de la acusación de Cuggini y afirmó: “No entendí lo que dijo”. Luego, explicó que su gestión cuenta con personas “profesionales” que cuentan con “métodos”.

“Cuando discutimos, discutimos con evidencia científica, sino entramos en lo que dice el señor que es el chamuyo”, remarcó.  El peluquero lo detuvo en seco. “Yo vivo la realidad, soy cortoplacista. ¿Sabe por qué me quiero armar?”, preguntó. Berni le respondió que lo haga, que “nadie se lo impide”.

El ministro de Seguridad porteño, Marcelo D'Alessand participó del programa, pero no de la discusión. Foto Captura.

El ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessand participó del programa, pero no de la discusión. Foto Captura.

Yo me voy a defender porque ustedes no me defienden. Un policía no puede tocar un arma porque le arman un sumario. Quiero a la policía que cuiden al ciudadano y las fuerzas armadas que cuiden a nuestro país. Déjense de hinchar las pelotas todos los políticos”, exigió Cuggini.

Y completó: “¿Sabe quiénes generaron los pobres? Todos los políticos de democracia, porque lo acrecentaron y usted dice que bajó el delito”.

Luego el coiffeur, ante la intervención de Castillo descargó su bronca contra los movimientos sociales. «Quiero que metan presos a todos los dirigentes sociales porque a mi no me dejan trabajar», reclamó Cuggini mientras el dirigente del PTS lo miraba con asombro.

«Cuggini se hace pasar como un ciudadano más, cuando ha dicho que iba a ser candidato de Espert o Milei. Representa a un sector político que piensa que hay que tirar primero y preguntar después. Lo que está intimando a que la práctica del gatillo fácil se multiplique», respondió Castillo ante las acusaciones del peluquero.

Berni insistió: «Los policías actuaron correctamente»

En otro orden, el ministro bonaerense mantuvo su postura de que los policías que le dispararon a un rugbier en el ingreso a un country de Moreno, “actuaron correctamente”.

“Con el gobernador somos muy claros: dentro de la ley, todo, fuera de la ley, nada. Hasta el momento, y hasta que se pruebe lo contrario, no hay ningún elemento de prueba que indique que los policías actuaron por fuera del marco de la ley”, enfatizó.

Tomás Krüger fue baleado en las piernas y en el brazo derecho, y luego esposado. Según la versión de los policías, el joven de 19 años, que volvía de ver un partido de su equipo del club Mariano Moreno, habría pasado un semáforo en rojo sobre la camioneta que le había prestado su padre.

Sin embargo, en las cámaras de seguridad que fueron entregadas a la Justicia, se observa que el patrullero no tenía las luces encendidas y que la persecución duró varias cuadras.

La pesadilla de Krüger continuó cuando intentó ingresar al barrio cerrado, pero estaba cerrado el portón. En esa secuencia, el patrullero lo choca del lado derecho para encerrarlo. Ahí bajaron los dos oficiales y le dispararon.

GRB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.