sábado, julio 2HOLA LA PAMPA

Desde el avión que lo lleva a la Cumbre de las Américas, Alberto Fernández dio por «terminado» el tema Kulfas: «No se habla más»


Alberto Fernández debe haber sentido el alivio de despegar. Al menos en las fotos que trascendieron de la intimidad del vuelo que lo lleva a Los Ángeles para participar de la Cumbre de las Américas -donde le intentan adjudicar el rol de la voz de los no invitados al convite-, al Presidente se lo vio sonriente, distendido y, a la vez, rodeado de un núcleo cada vez menor en órbitas.

Es con la eyección fulminante de Matías Kulfas por el affaire del off the record y a pedido por Twitter de Cristina Kirchner, Fernández perdió un alfil clave de su equipo económico con color propio. Encima de ello, debió mandar a que lo desmientan -vía posteo de la portavoz Gabriela Cerruti– en un destierro albertista final, por la sorpresa amarga que le generó la argumentación de la carta de renuncia que le enviara, con el tono no esperado por el Presidente.

«El tema Kulfas está terminado«, retumbó en los últimos minutos de este martes dentro del avión rumbo a Estados Unidos. «No se habla más de Kulfas», se reiteró.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas que hace las veces de presidencial partió a las 23.34 de este martes desde el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza, con destino a Los Ángeles para la cumbre de mandatarios americanos que convoca Joe Biden.

La delegación oficial va en primera clase y el resto de la comitiva, periodistas acreditados incluidos, en Economy. Pero en el avión el clima dio para ir y venir. La noche será larga. El arribo se prevé a las 9.30 de la mañana en la costa este de los Estados Unidos, las 13.30 locales.

Alberto Fernández en el avión a Los Ángeles, sonriente junto a Sergio Massa, Vilma Ibarra y Carla Vizzotti.

Alberto Fernández en el avión a Los Ángeles, sonriente junto a Sergio Massa, Vilma Ibarra y Carla Vizzotti.

Y dónde está Francisco: Fabiola Yañez en la comitiva presidencial

Entre sonrisas se lo vio a Alberto Fernández en sendas fotos. En una con su canciller Santiago Cafiero. En otra, con su ministra de Salud, Carla Vizzotti. En ambas con la secretaria Legal y Técnica y funcionaria de confianza ciega Vilma Ibarra y con el aliado Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, tal vez el de riñón más lejano y de gesticulación de buen ánimo más exuberante.

También allí, sin foto, iba Fabiola Yañez, pero con una sorpresa: la primera dama viajó sin su primogénito Francisco, fruto de su relación con Fernández. El bebé quedó en Buenos Aires al cuidado de su mamá, Miriam, la suegra presidencial.

Hubo saludos protocolares para los acreditados de prensa por el Día del Periodista que llegaba a su fin. El canciller tomó el protocolo de avanzada para esa galantería y se le sumó Vizzotti. El Presidente ya había posteado un tuit, aún más de formas, en días en que no comulga demasiado con las coberturas periodísticas.

Hubo también lugar para bromas. Con un Massa de buen ánimo y el aporte del diputado Eduardo Valdés -regresado a las comitivas internacionales tras su ostracismo por el vacunatorio vip– se escuchó a la tropa presidencial hablar de «La Albertoneta», figura metafórica y futbolera que apuntaría a la Selección nacional, apodada La Scaloneta, y su horizonte mundialista como en un paralelo aún sostenido en el imaginario político para una pretendida reelección albertista.

En las fotos, no obstante, a Cafiero y Alberto Fernández se los ve con papeles en las manos, seguramente el repaso que le espera en la agenda internacional.

DS





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.