viernes, julio 1HOLA LA PAMPA

«Vivo creyendo que voy a sanar»


El ex senador Esteban Bullrich brindó una entrevista cruzada por las emociones con Viviana Canosa, en la que habló de su presente, luego de que en diciembre renunciara a su banca ante el avanzado estado de la enfermedad que padece, ELA (esclerosis lateral amiotrófica). Ayudado por un dispositivo tecnológico que emite su voz, el dirigente del PRO sostuvo que “resignarse es perder la oportunidad de vivir” y reveló: «Vivo creyendo que voy a sanar».

«Como dicen en inglés, si la vida te da limones hacé limonada. Lo importante es aprovechar al máximo las oportunidades que se te presentan y siempre con actitud positiva y sabiendo que Dios no te pone pruebas que no puedas superar con los talentos que te dio”, sostuvo durante el reportaje que brindó desde su casa.

Sobre su actualidad, dijo: “todavía estoy trabajando para ser una mejor persona, una mejor versión”. “Aprendí a ser más paciente”, agregó.

Bullrich sufre de ELA (esclerosis lateral amiotrófica), que también es conocida como la enfermedad de Lou Gehrig (así se llamaba el jugador de béisbol al que se le diagnosticó la enfermedad en 1939). La patología es progresiva y no tiene cura.

El ex senador recordó cómo fue que se enteró que padecía una enfermedad. “Nos lo dijo a María Eugenia (su esposa) y a mi una doctora de Estados Unidos. La primera reacción es sorpresa e incomprensión, enseguida aparece el enojo de por qué a mi. Si tenes suerte la superas encontrando un sentido, un para qué la enfrentas”, recordó. “Hoy estoy disfrutando mucho más de la vida y del amor que recibo”, añadió.

Reveló también que el primer síntoma de la enfermedad apareció durante un encuentro por Zoom que mantenía con ex integrantes del Gabinete de Mauricio Macri. “En un momento me patinó la voz como si estuviera borracho, pero no siguió. Después, poco a poco, fue haciéndose más constante. Cuando fui a los médicos me dijeron que era estrés”, explicó.

Estaban Bullrich brindó una entrevista a Viviana Canosa. Captura de TV

Estaban Bullrich brindó una entrevista a Viviana Canosa. Captura de TV

“Cuando después de unas buenas vacaciones siguieron y se agravaron decidí ir a Estados Unidos”, agregó. Allí le dieron el diagnóstico final.

Bullrich dejó en claro cuáles son los pilares de su vida hoy: “Son el amor de María Eugenia, mis hijos, familia y amigos y mi fe en Dios. Sin ellos sería imposible superar las pruebas que enfrenté y enfrento”.

Sobre cuál es el sentimiento que hoy lo contiene, respondió: “Sin dudas, el amor de mis relaciones más profundas de las que te hablaba en la respuesta anterior, pero también de las personas que no conozco que me escriben y me saludan en todos lados deseándome suerte y fuerza”. “Amor es la emoción más presente en mi vida hoy”, reflexionó.

En el único pasaje de la nota donde habló de política, el ex ministro de Educación hizo un llamado a la dirigencia política a superar la grieta y advirtió acerca de cómo la pelea de dirigentes tiene consecuencias sobre el clima social.

“Dejemos de jugar a no ponernos de acuerdo, superemos la grieta que esta destruyéndonos como sociedad y país. ¿Por qué no gritamos cuando podemos hablarnos? ¿Por qué nos agredimos cuando podemos convivir en paz?”, analizó.

Bullrich sostuvo, sobre los dirigentes políticos: “No somos conscientes de la responsabilidad que tenemos en el clima social si nos odiamos”. “¿Cómo pretendemos vivir en una sociedad feliz, si la política fracasa, si los políticos nos insultamos y agredimos? ¿Como pretendemos vivir en una sociedad en paz? No es por ahí», afirmó.

“Si pudiéramos medir la energía que perdemos por la grieta, hacemos cien Vaca Muerta”, planteó.

Esteban Bullrich brindó una entrevista a Viviana Canosa. Captura de TV

Esteban Bullrich brindó una entrevista a Viviana Canosa. Captura de TV

En el momento más emotivo de la entrevista, Canosa le preguntó qué es la felicidad. Profundamente emocionado, Bullrich respondió: “Los pequeños gestos, una caricia de la persona que amas, un beso de tus hijos, un abrazo de un amigo. Entender que la vida es hoy y podes hacer feliz a otro acariciando a las personas que amamos, dando un beso a nuestros pares o abrazando a nuestros amigos. Los pequeños gestos de amor”.

Tras afirmar que todavía le queda mucho por hacer, Bullrich sostuvo que “resignarse es perder la oportunidad de vivir”. El ex senador sostuvo que vive creyendo que va a sanar.

“Hay que enfrentar lo que toca con optimismo, pasión, amar lo que hacés, escuchar a tu corazón. Nunca resignarse. Resignarse es perder la oportunidad de vivir. Yo vivo creyendo que voy a sanar. Si no lo hiciera, nunca lo voy a lograr. Es abrazar a tu cruz sabiendo que hay vida después de ella”, afirmó.

“Soy un bendecido de la vida y todo lo que voy a vivir todavía, pero paciencia, hoy disfruto de hoy”, evaluó.

Por qué Esteban Bullrich no pudo abrir su fundación

Por último, se refirió a la fundación que inició para colaborar con las investigaciones sobre ELA. “En su momento algunos cuestionaron nuestra decisión de abrir una fundación en Estados Unidos. Allá el trámite fue rápidamente finalizado, abrimos una cuenta bancaria, recibimos donaciones y apoyamos investigaciones”, reveló.

“Mientras, acá no terminamos el trámite inicial”, indicó y explicó la realidad actual de la Inspección General de Justicia (IGJ).

“No es menor que el responsable del IGJ dijo, al eliminar la posibilidad de manejar la documentación en forma electrónica que implementamos en nuestro gobierno, que a él le gustaba leer los libros en papel. Claro que es también el abogado que avaló corregir documentación con liquid paper. Obviamente un registro electrónico no se puede adulterar tan fácil”, planteó.

Por último, Bullrich dejó una reflexión política: “En fin, Argentina y la posibilidad de que tenemos los que queremos hacer, contra los que quieren impedir y abusar del poder. Esa debería ser la única división entre argentinos, la que separa entre los que quieren laburar de los que quieren rapiñar el Estado”.

DB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.