viernes, julio 1HOLA LA PAMPA

Ricardo López Murphy se anotó como candidato, criticó a Cristina Kirchner y fue duro con la política económica



«Casi soy presidente» dijo, sin pestañar, el diputado nacional y economista Ricardo López Murphy cuando se lo consultó sobre su frustrada experiencia de seis días como ministro de Economía y la crisis de 2001, que provocó la caída del gobierno de Fernando de la Rúa.

La frase parecía descontextualizada, pero López Murphy fundamentó su afirmación y recordó que en marzo de 2001 cuando «había dudas» sobre el rumbo de la economía argentina, el gritaba y decía que «chocamos y nadie lo veía». «Cuando chocamos todo el mundo dijo que era el presidente», se jactó el economista, quien aseguró que si hubiese llegado a la Casa Rosada «la Argentina hoy no tenía ninguno de los problemas que tiene».

En declaraciones a A24, el diputado nacional de Juntos por el Cambio sugirió su intención de ser candidato presidencial. «Siempre estuve dispuesto y las he asumido en un momento que era más que dificil. Temor a hacerme cargo no tengo», agregó el legislador ante la insistencia de los periodistas para que defina si tiene alguna aspiración presidencialista.

Incluso le habló a los audiencia en forma directa luego de destrozar a la política económica del Gobierno. «Televidente: ¿usted cree que emitiendo papel pintado la gente se puede hacer rica? Seríamos todos super ricos si eso fuera posible», sintetizó.

La caída de los bonos y la crítica a la política económica

López Murphy analizó el desplome que los bonos en pesos y dólares sufrieron en sus cotizaciones esta semana y advirtió que «la Argentina no tiene espacio para colocar mucha deuda interna porque no tiene inversores institucionales considerables». «Por eso tiene sometidos sus bancos, sus compañías de seguros, sus fondos comunes a regulaciones que los obligan a comprar deuda pública y eso es lo que genera tanta vulnerabilidad y este problema».

«Al revés de lo que dice el Gobierno, lo más peligroso son las deudas en pesos porque van a un mercado muy chiquito», argumentó el diputado nacional, quien evaluó que será «crucial» que el Gobierno cumpla con las metas que acordó con el Fondo Monetario Internacional para el la refinanciación del crédito otorgado en 2018.

Para el economista, la situación se podría aclarar «si hubiera una disposición a poner el déficit en 2,5 % y a hacer medidas que sean congruentes con una estabilización de las cuentas fiscales».

Incluso explicó que en una situación de liquidación de divisas que es «espectacular» se esperaría que el sector público «normalice su déficit primario». «Pero no lo hacen porque gastan a lo pavote e inventan impuestos disparatados. Son impuestos que si uno piensa un poco no lo puede hacer. Esa combinación es la que hace daño», puntualizó.

Así calificó como «un tsunami impositivo» a la suba de impuestos que ha realizado el Gobierno al tiempo que avisó que «no va a pasar» el impuesto a la renta inesperada que acaba de enviar al Congreso esta semana el ministro Martín Guzmán. «El camino de los impuestos está cerrado. La Argentina necesita mucha inversión y quién va a venir acá con esa orgía de impuestos«.

En ese contexto, López Murphy también cuestionó el acuerdo con el FMI y dijo que «si algo tenía de malo era que era muy light, muy liviano»

Luego cargó contra «el mal diseño de la política económica». «Si el Gobierno propiciará que la Argentina elimina el déficit los próximos 20 años sería una iniciativa brutal que daría margen porque el que capitalizaría sería el Gobierno. ¿Y quién diría que no a eso? Yo sería un abanderado. Nunca han planteado eso y van al revés, están desesperados por los planes platita, son los abanderados de emitir a lo más que se pueda», agregó.

Consultado sobre la posibilidad de ir hacia una nueva devaluación, López Murphy indicó que «hay una fragilidad inmensa» porque la Argentina tiene «una deuda inmensa metida en los bancos, en las compañías de seguros, fondos comunes». «Esta gente ha aumentado la deuda interna de una manera loca, un poco más de 50.000 millones de dólares», precisó.

La crítica a Cristina Kirchner

López Murphy también dedicó una importante crítica a la expresidenta Cristina Kirchner y cuestionó la decisión de haber estatizado las jubilaciones privadas.

«Si el Estado en vez de sacarnos los ahorros, los hubiera dejado lo habríamos volcado al mercado, invertido y creado trabajo, pero estatizaron el ahorro para la vejez», arrancó el economista, quien señaló que cuando «a la gente le preguntaron si querían quedarse en la AFJP o pasar al Estado, el 95 % votó por quedarse en la AFJP, no porque creían que eran perfectas sino porque no querían caer en las manos de Cristina».

Pero López Murphy no se detuvo ahí y añadió: «Era como caer en las manos de un ladrón estacionario, te afana todo el tiempo«.

Para el diputado, el traspaso de las jubilaciones del sistema privado al estatal «fue el robo más grande que hubo en la Argentina». «Cristina te saquea siempre, es un problema psicológico, porque te saquearon los fondos de pensión y a los que aportaron los saquearon porque le pusieron gente que no aportó en las mismas condiciones», resaltó.

Por último, el diputado opinó sobre la gestión de Martín Guzmán y al respecto indicó que el problema no es el ministro de Economía «sino quien da las órdenes» y apuntó contra Alberto Fernández y Cristina Kirchner. «Guzmán se queda porque no tienen otro, esa es la verdad de la situación», concluyó.

GRB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.