sábado, julio 2HOLA LA PAMPA

Unidad Piquetera vuelve a la calle con movilización y «permanencia» | Prepara una vigilia frente al ministerio de Desarrollo Social 



En un plenario con 1200 delegados de todo el país reunidos alrededor del Obelisco y la Plaza de la República, en pleno centro porteño, la Unidad Piquetera aprobó un nuevo plan de lucha en reclamo de “trabajo genuino o la reapertura de los planes Potenciar Trabajo”. La continuidad de los reclamos de las organizaciones sociales arrancará este jueves en una movilización “con permanencia” frente al Ministerio de Desarrollo Social; se prolongará el 25 de junio con una vigilia hasta el 26 en un acto que recordará los 20 años de la Masacre del Puente Pueyrredón, cuando fueron asesinados los jóvenes piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán –habrá actos similares en distintas provincias. El plan culminará en la segunda semana de julio con “una acción de lucha nacional”, cuyas características se definirán en los próximos días.

Desde un precario escenario montado de espaldas al Obelisco, los principales referentes de las organizaciones que integran Unidad Piquetera (Polo Obrero, MTR 12 Abril, FOL, Barrios de Pie, MAR, MST Teresa Vive, entre otros) abrieron la asamblea para definir la continuidad de un plan de lucha con las mismas demandas con que empezaron los reclamos al Gobierno nacional.

Entre ellas la actualización de los ingresos de las personas que perciben el plan Potenciar Trabajo, “ante el deterioro de los ingresos populares” que habían sido incrementados “por debajo de la inflación actual y proyectada”. Así como la propuesta de crear un seguro universal a los desocupados que cubra la canasta básica de alimentos para quienes no acceden a un empleo. Además de reclamar por las demoras y la calidad de la entrega de alimentos que la Nación, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires entregan a cientos de comedores y merenderos populares.

La referente nacional de Barrios de Pie fue una de las encargadas de describir el pliego de reclamos ante los delegados. “Nosotros estamos planteando a este gobierno que queremos que se creen puestos de trabajo genuinos, que nuestro país produzca alimentos, que es esencial que toda la población pueda acceder a esos alimentos”, sostuvo Silvia Saravia antes de referirse a que “el acuerdo con el FMI determina la imposibilidad que tengamos un país más justo” y a advertir que “seguiremos pelando para que las situaciones de injusticia se reviertan”. Detrás suyo, el cartel que presidía el Plenario Piquetero nacional tenía dos consignas: “Abajo el ajuste” y “Fuera el FMI”. Un segundo cartel proclamaba “Ningún trabajador por debajo de la línea de la pobreza”.

“Si este gobierno se niega a construir puestos de trabajo genuinos le vamos a estar insistiendo que al menos la asistencia, el paliativo llegue eficazmente a nuestros barrios”, dijo Saravia y agregó: “No queremos planes, queremos trabajo genuino. Pero si no hay trabajo genuino tienen que abrir Potenciar Trabajo. No queremos comedores, queremos llevar un plato de comida a nuestras mesas pero si eso no sucede queremos que el Ministerio asista a nuestros comedores y merenderos y que no nos den migajas”.

En su discurso de apertura, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, contrastó el debate y el funcionamiento del plenario piquetero con lo que ocurre en el resto del movimiento obrero. Billiboni responsabilizó a las direcciones de las centrales obreras, la CGT y las CTA´s, que “no quieren saber nada con un paro nacional y un plan de lucha”. “No hablan de ningún reclamo popular. No hablan nunca del salario en el país (…) nueve de cada diez trabajadores en la Argentina es pobre”, agregó el dirigente social.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.