julio 24, 2024

Comienza en España un debate de investidura con pocas expectativas para Núñez Feijóo


El Gobierno no aclar si Pedro Snchez intervendr en el debate Foto AFP
El Gobierno no aclaró si Pedro Sánchez intervendrá en el debate / Foto: AFP

Los partidos políticos de España velan sus armas para iniciar el martes el debate de investidura del líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, que todo indica está destinado al fracaso, aunque es un paso necesario para que luego el encargo real de armar Gobierno recaiga en el socialista Pedro Sánchez, quien ajusta las negociaciones con los partidos independentistas para asegurarse esos respaldos cuando sea su turno.

«Pasaré o no por la presidencia del Gobierno, ahora o pronto, pero en lo que a mí respecta, lo que quedará para España será libertad, igualdad y dignidad», dijo el domingo Núñez Feijóo en una multitudinaria concentración conservadora en Madrid, con lo que dejó entrever sus propias dudas de que consiga los votos necesarios para gobernar España.

El acto sobre la avenida de Federico II fue en sí mismo una admisión de derrota, porque fue convocado para rechazar la ley de amnistía que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) negocia con los independentistas catalanes de Junts por el Catalunya (JvC) y de Esquerra Republicana (ERC), un compromiso que sólo podría cumplir si el PP y sus aliados son derrotados en el debate de investidura que comienza el martes.

Como para alentar los rechazos del bloque que integran el PP y la formación ultraderechista Vox, el ERC reveló este lunes que las negociaciones por la amnistía a los alrededor de 1.400 condenados por el proceso independentista de 2017 está en la fase técnica, porque “la parte política ya está resuelta”.

La portavoz de ERC, Raquel Sans, afirmó en una rueda de prensa en Barcelona que «corren documentos» entre los agentes que plantean la amnistía, pero no ha concretado entre qué partidos circulan ni qué especifican.

«Existen diferentes propuestas y las estamos intentando abordar con la máxima coordinación posible, porque si todos reclamamos lo mismo no tiene sentido que cada uno vaya por libre», afirmó.

De todos modos, como es una negociación en curso, Sans le recordó al presidente en funciones, Pedro Sánchez, que «no tiene los votos garantizados y tendrá que trabajar en este sentido si quiere ser presidente del Gobierno español», y destacó que las condiciones del ERC son amnistía, autodeterminación y bienestar de la ciudadanía.

Pero estas negociaciones no tendrán lugar antes de que sea el turno de Sánchez y para eso tiene que concretarse el fracaso de la investidura de Núñez Feijóo y el rey Felipe VI tendrá que volver a convocar a los líderes políticos y encargarle formar Gobierno a Sánchez, que fue el segundo más votado en las elecciones del 23 de julio.

La participación de Pedro Sánchez

El Gobierno no aclaró si Sánchez intervendrá en el debate y minimizó la concentración del PP, a la vez que eludió pronunciarse sobre si el expresidente catalán Carles Puigdemont, que continúa autoexiliado en Bélgica, debe ser juzgado.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, declinó confirmar si Sánchez intervendrá en representación del PSOE durante el debate de investidura del líder del PP porque, dijo, el «protagonismo» le corresponde a Núñez Feijóo, y destacó que el Gobierno «se ha mostrado en todo momento respetuoso con el procedimiento de investidura».

Agregó que en el Ejecutivo están «deseando escuchar» la propuesta de Feijóo aunque seguramente al líder del PP «le gustaría cerrar los ojos y que amaneciera siendo 30 de septiembre», pero tiene que acudir y «cumplir con el mandato del Rey y certificar que no tiene mayoría suficiente para gobernar el país».

La vocera dijo que no importa si el PP reunió 30, 40 o 60.000 personas en su acto sino los 176 votos que necesita para ser investido presidente, y a día de hoy, subrayó, Feijóo «cuenta solo con 172 (votos), es decir, está en el lugar en el que comenzó».

Frente a este panorama, Rodríguez añadió que lo que desea el Gobierno es que «España deje de perder el tiempo» y que «cuanto antes tengamos un Gobierno, no solamente en funciones que funciona, sino un Gobierno en plenas funciones».





Source link