julio 25, 2024

el Partido Demócrata celebró triunfos electorales vinculados al aborto


Foto AFP
Foto: AFP

El Partido Demócrata estadounidense triunfó en elecciones en varios estados vinculadas al derecho al aborto, en una señal, de cara a las generales de 2024, de que puede ganar carreras en estados clave vinculadas a la interrupción del embarazo.

En uno de los comicios seguidos con mayor atención, los electores de Ohio aprobaron consagrar el aborto en la Constitución del estado, que es considerado un microcosmos del país y una campo de batalla crucial en cualquier elección presidencial.

Señal de la importancia de esta cuestión para la campaña de 2024, en el estado conservador vecino de Kentucky, el gobernador demócrata Andy Beshear consiguió en paralelo su reelección tras hacer del derecho al aborto uno de sus caballos de batalla.

Además, un demócrata obtuvo un asiento vacante en la Corte Suprema del estado de Pensilvania luego de hacer campaña con defender los derechos abortivos.

En el estado de Virginia, en tanto, los demócratas tomaron control total de la Legislatura estatal, lo que impedirá al gobernador republicano, Glenn Youngkin, aprobar nuevas restricciones al aborto.

El estado del electorado

Las victorias no serán suficientes para que los demócratas se sientan seguros de cara a las elecciones presidenciales de 2024, según analistas, pero dan una imagen del estado del electorado a un año de las decisivas generales.

Aunque tienen implicaciones importantes en todos esos estados y brindan una instantánea de la política estadounidense de cara a 2024, ni el presidente Joe Biden ni su probable retador, el expresidente Donald Trump, estaban en la boleta esta vez.

En Ohio, el «Sí» a incorporar una enmienda a la Constitución estatal que afirma el derecho a «tomar y llevar a cabo sus propias decisiones reproductivas» se impuso con un 55% de los votos, dijeron las autoridades electorales, informó la agencia de noticias AFP.

La noticia se acogió con una explosión de alegría en una concentración de la coalición favorable al derecho del aborto en Columbus, la capital de este estado del Medio Oeste controlado por los republicanos y que Trump ganó en 2020 por ocho puntos.

A favor del derecho a la interrupción del embarazo

Ohio se une así al grupo de estados, tanto progresistas como conservadores, que el año pasado votaron sistemáticamente a favor del derecho a la interrupción del embarazo, para sorpresa de los republicanos.

Biden, relegado en los sondeos frente a su antecesor Trump, se apresuró en celebrar los resultados y aprovechó la oportunidad para instar a hacer donaciones a su campaña.

«A través del país esta noche, la democracia ha ganado y los trumpistas han perdido. Los electores eligen. Los sondeos no. Ahora, todos juntos para ganar el próximo año», escribió en la red X.

Desde que la Corte Suprema anulara en el verano boreal de 2022 la sentencia Roe vs. Wade, que garantizaba el derecho federal a la interrupción del embarazo, la cuestión del derecho al aborto recayó en los estados.

Muchos lo han restringido o prohibido, otros lo reforzaron.

La cuestión moviliza con fuerza entre los estadounidense. Incluso algunos que no se identifican como progresistas consideran demasiado radicales las prohibiciones decretadas por algunos estados.

En Ohio, una iniciativa de la derecha para complicar la organización y la adopción de referendos (con el aborto en la mira) fracasó en agosto.

Los defensores del derecho al aborto lograron reunir el pasado verano cientos de miles de firmas para presentar a votación la enmienda constitucional que consagre ese derecho.

Ambos bandos hicieron una feroz campaña en este estado, con millones de dólares en costos y anuncios omnipresentes en la televisión.

Después de la decisión de la Corte Suprema, Ohio adoptó una ley para impedir cualquier aborto -incluso en caso de violación o incesto- una vez detectado el latido del corazón en el útero, en torno a las seis semanas de gestación, cuando muchas personas aún no saben de su embarazo.

Dicha ley esta suspendida en medio de una batalla legal. Por ahora, el aborto sigue siendo legal en ese estado hasta las 22 semanas.

La enmienda aprobada el miércoles procurará a cualquier persona «el derecho de tomar y llevar a cabo sus propias decisiones» sobre el aborto, la contracepción, tratamientos de fertilidad y de atención de abortos espontáneos.

Legalización del cannabis

Los electores de Ohio también aprobaron una legalización del cannabis, según proyecciones estadísticas de los medios estadounidenses.

En Kentucky, el demócrata Beshear fue reelegido en un estado en el que Trump había ganado por 26 puntos porcentuales.

Beshear había criticado las opiniones sobre el aborto de su rival republicano, el fiscal general Daniel Cameron, en debates y anuncios televisivos.

En Pansilvania, el demócrata Dan McCaffery ganó un escaño vacante en la Corte Suprema estatal después de posicionarse como defensor del derecho al aborto.

Y en Virginia, los demócratas mantuvieron el control del Senado estatal y arrebataron a los republicanos el de la Cámara de Delegados, la Cámara Baja de la Legislatura.

No todos fueron triunfos demócratas.

En el sureño y muy conservador estado de Mississippi, el gobernador republicano Tate Reeves venció a su retador Brandon Presley, conocido por ser primo segundo de la legendaria estrella del rock Elvis Presley.





Source link