julio 25, 2024

Victoria Villarruel: «¿Cómo pensás resolver un país devastado si no es con una tiranía?» | El tenebroso diagnóstico de la candidata negacionista



A días del balotaje, la candidata a vicepresidenta de La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, lanzó un tenebroso diagnóstico al hablar respecto del futuro económico y no disimuló el deseo de autoritarismo en caso de llegar al poder. La abogada, que en las últimas horas adquirió más protagonismo que el propio Javier Milei, disparó: «¿Cómo pensás resolver un país devastado si no es con una tiranía?»

Los dichos de Villarruel, en una cómoda entrevista en La Nación + sin repreguntas, se suman a sus estrechos vínculos – admitidos incluso por ella misma, que ha participado en marchas a favor de la liberación de genocidas – con represores condenados por delitos de lesa humanidad, como el expresidente de facto Jorge Rafael Videla. 

Consultada respecto a cómo sería el día posterior a las elecciones de este domingo, Villarruel lanzó que le «preocupa» el país que dejará el gobierno. “Me preocupa lo que va a ser recuperar la destrucción de este gobierno”, introdujo. “Sí te voy a decir que como ciudadana y como argentina veo que lo que nos toque a nosotros como Gobierno en caso de ser electos va a ser realmente una proeza por tratar de rescatar a la Argentina del barro”, dijo sin datos.

Y, en una verborragia sin cifras ni repreguntas, añadió: “Me sorprende que Massa está incendiando todo y pretende asumir el poder el 10 de diciembre. Entonces, ¿qué país querés asumir? Un país devastado. ¿Cómo pensás resolverlo si no es con una tiranía?”.

Las declaraciones de la abogada que defiende en público a represores y torturadores se sumaron a otros de sus dichos de esta semana que generaron un gran rechazo en buena parte de la sociedad, cuando propuso un nuevo rumbo para la exESMA y dijo que el ex centro clandestino de detención y tortura debe ser un sitio para que «los argentinos puedan disfrutar”.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció que Villarruel busca no dejar rastros de lo sucedido –de los crímenes perpetrados y de las resistencias.“La historia no se va a borrar porque para eso estamos los organismos y el pueblo argentino”, contestó la referente del movimiento de derechos humanos.

Villarruel tiene una vieja obsesión con la ESMA. Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en su afán provocador, pidió que el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv) que ella preside tenga una oficina en el predio de la Avenida del Libertador. En enero de 2016, con Mauricio Macri en el poder, logró poner un pie en el espacio: fue recibida por el entonces secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, en lo que la misma Villarruel promocionó como un “cambio de paradigma” en materia de derechos humanos.

La Libertad Avanza con ajuste y represión

El hijo del represor Domingo Antonio Bussi y uno de los referentes de Javier Milei, Ricardo Bussi, admitió que la represión está en el menú de respuestas con el que actuará un eventual gobierno del libertario, en caso de que el ajuste que proponen no caiga bien en la sociedad y haya movilizaciones.

“Seguro que va a haber problemas cualquiera sea el que gane. Porque la cuestión hoy pasa por el ajuste. Si no tenemos ajuste, no podemos ni empezar. Porque este país gasta más de lo que se necesita. Y estamos raspando la olla”, comentó.

Ante esta afirmación, la repregunta, se hizo evidente: “¿La represión está dentro de ese menú de repuestas?”. Bussi admitió: “Sí, porque el Estado tiene el monopolio de la fuerza y tiene que actuar en beneficio de la comunidad. Claro que sí”. “Espero que esto no empiece a titular, que yo estoy por la represión. No. Digo que el Estado tiene a la policía, las fuerza s de seguridad, las Fuerzas Armadas, y tendrá que usar esas herramientas para imponer el orden”, finalizó. 

Seguí leyendo



Source link