julio 23, 2024

Horacio Marin, el hombre de Javier Milei para YPF | De las filas de Techint al gobierno



Horacio Marín, presidente de Exploración y Producción de la empresa Tecpetrol, será el nuevo titular de YPF durante el gobierno de Javier Milei. Su designación fue confirmada este viernes por la oficina de prensa del presidente electo. Se trata de un hombre de confianza del CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, quien fue de los pocos industriales que se inclinaron públicamente -con aporte de campaña incluído– por el ultraderechista. La intención de Milei es  privatizar es privatizar la compañía.

Quién es Horacio Marín

Marín, quien viene colaborando desde hace tiempo con los equipos técnicos de La Libertad Avanza que coordina Nicolás Posse, es un ingeniero químico recibido en la Universidad de La Plata, con un posgrado en Petróleo en la Universidad de Texas y otro en Stanford. 

Realizó casi toda su carrera profesional en Tecpetrol, a donde ingresó en 1988, hace más de 35 años, como reservorista. 

Actualmente, según el medio especializado en energía y mirnería Econo Journal, es la persona de confianza de Paolo Rocca, líder de Techint, cuando hay que discutir cuestiones vinculadas a la explotación técnica de un yacimiento y a todo lo que sucede en el subsuelo hidrocarburífero.

Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint, de donde Marín es presidente de Exploración y Producción, produce unos 20 millones de metros cúbicos día (MMm3/día) de shale gas en Fortín de Piedra, y aporta un 16% de la oferta total de gas de la Argentina.

Privatizar YPF, una de las primeras medidas que confirmó Milei

Una de las primeras definiciones que dejó Milei tras la victoria que obtuvo el domingo frente a Sergio Massa fue que tanto los medios públicos como YPF serán privatizados. “Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado va a estar en las manos del sector privado”, aseguró el presidente electo, casi citando textualmente al menemista Roberto José Dromi.

“A YPF primero hay que recomponerla. El deterioro que han hecho de la empresa en términos de resultados, para que valga muchísimo menos del momento en el que se la expropió, requiere que primero haya que recomponerla”, señaló el ultraderechista.

“En la transición que nosotros estamos pensando para la cuestión energética, tanto Enarsa como YPF tienen un rol que cumplir mientras se racionalizan esas estructuras y se las pone a crear valor para que de esa manera se puedan vender a un precio muy beneficioso para los argentinos. En síntesis, el objetivo es vender ambas compañías, pero no ahora», agregó.

Este lunes, el precio de la acción de la compañía en el mercado de Nueva York (en Buenos Aires no cotizó por el feriado) llegó a subir hasta un 40% en respuesta al triunfo de Milei. El incremento estuvo incluso por encima del resto de los ADR de las compañías argentinas que cotizan en Estados Unidos.

Sin formación de precios

A mediados de septiembre, Eduardo Rodríguez Chirillo, referente energético de Javier Milei y futuro secretario de Energía de su próximo gobierno, brindó una charla en el Club del Petróleo, un espacio selecto que reúne a los principales empresarios del sector hidrocarburífero. Allí fue consultado sobre el futuro de YPF y dejó algunas definiciones clave en línea con lo que ahora expuso Milei.

“Queremos ordenar las unidades de negocio de YPF. Está YPF Luz, YPF Agro, hay muchas unidades de negocio”, planteo Chirillo y luego agregó: “Hay que reorganizar YPF antes de diseñar su forma de privatización. Idénticas medidas también con Enarsa”.

Chirillo remarcó esa vez que “es importante en el corto plazo abstenerse de utilizar a YPF como herramienta de intervención en la política de formación de precios”

Ese punto marca un giro respecto a lo que vino haciendo la empresa durante los últimos años, cuando pese al incremento de costos frenaba los aumentos por directiva del gobierno. Ese freno servía además para disciplinar al resto del mercado porque YPF tiene una participación de mercado que supera el 50% y si congela sus precios el resto de las compañías se ve forzada a seguir el mismo camino, pues si vende muy por encima de la empresa líder su participación de mercado se puede reducir de manera acelerada.



Source link