julio 23, 2024

Milei sigue amenazando con la dolarización y aseguró que no está dispuesto «a ceder nada» por la Ley Ómnibus | El mandatario fue entrevistado la periodista de CNN Patricia Janiot



«Si van por este tipo de soluciones nosotros vamos a arreciar muchísimo más el ajuste fiscal.» El presidente Javier Milei dejó esa advertencia sobre el futuro de la aprobación o no de la Ley Ómnibus en una entrevista con la periodista de CNN Patricia Janiot. La declaración, de una entrevistada grabada en la previa del cierre del dictamen y la marcha de la CGT, es la marca de lo que ocurrió en las últimas horas con la filtración de su descargo contra los gobernadores, que terminó en el despido del ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro

Además, Milei calificó al paro de la CGT como algo que «nada tiene que ver con reclamos legítimos» y volvió a reflotar la dolarización mientras al tiempo que confesó que no es posible precisar cuándo se va a reactivar la economía: «estaría mintiendo». También volvió sobre el tema Malvina al que calificó como un «diferendo geográfico» y confió en avanzar en una «convivencia pacífica». 

«Estamos comprometidos con el déficit cero, con la baja de la inflación, con el saneamiento del Banco Central y, a la postre, liberar las restricciones del mercado cambiario», marcó Milei el camino que considera atado a la suerte de la Ley Ómnibus en el Congreso. Pero ante las consultas de la periodista –en una videoconferencia Miami-Casa Rosada– por las públicas negociaciones con la oposición, Milei se mostró cerrado. «¿Algo en lo que esté dispuesto a ceder?, preguntó Janot. «En nada. La libertad no se negocia», le respondió.    

A pesar de eso, la propia periodista de CNN le había marcado al presidente que «ya hay 100 artículos menos», tras la negociación con la oposición amigable. «En relidad, lo que hay son mejoras, puede ser que algunas reformas se hagan más tarde, pero no las negociamos», sostuvo el presidente, quien volvió a cargar la responsabilidad sobre «la política», como si no fuera el propio juego democrática que ocurre en el Congreso. 

«Los desaguisados y la corrupción de la política lo que genera es que lo paga la sociedad en términos de vivir peor porque ellos se resisten en mantener sus privilegios», insistió en su eslogan de campaña, sin decir qué privilegios políticos atacan las mil modificaciones propuestas entre el proyecto de ley y el DNU. 

En cuanto a la continuidad de las políticas de desregulación, Milei anticipó que «más allá de lo que pase con la fórmula de ajuste jubilatorio en esta ley, creemos que es necesario una reforma previsional integral acompañada de una reforma en el mercado laboral», sostuvo. 

Milei contra la CGT

En su cruzada contra «la casta», el presidente no solo apuntó contra diputados y gobernadores sino que mencionó a «periodistas ensobrados» y a los gremios como parte de los «parásitos que han arruinando a la Argentina en los últimos 100 años».  

En la entrevista grabada horas antes de la marcha del miércoles, el mandatario evitó responder sobre el derecho a la protesta, y que ocurran de forma pacífica durante su gobierno, pero sí atacó los motivos de la movilización al entender que se trataba de «un paro con características políticas» y que «nada tiene que ver con reclamos legítimos que pudieran tener los trabajadores», a pesar del capítulo laboral del DNU 70/2023, que modificaba la Ley de Contrato de Trabajo y el derecho a huelga. 

«Los impulsores del paro lo han partidizado de manera abierta», señaló Milei y dijo que los dirigentes «juegan un rol para el que no fueron elegidos, el rol de jugar donde juegan los partidos políticos». Tras señalar la falta de movilización durante el gobierno de Alberto Fernández, el mandatario insistió con la idea de que «los únicos que se están oponiendo» a la desregulación económica «son los que tienen privilegios por estar relacionados a la política» y los calificó como «sindicalistas que entregan a trabajadores».

En ese tono, el vocero presidencial y la ministra de Seguridad llegaron a decir que la movilización de más de 350 mil trabajadores en la Ciudad de Buenos Aires y de más de un millón en todo el país no estaba relacionado con trabajadores y trabajadores en defensa de los derechos tocados en el decreto presidencial y el proyecto de ley. 

Milei insiste con el paraíso de la dolarización 

En cuanto al impacto que las medidas de ajuste económico ya están teniendo sobre la población más vulnerable, Milei justifico su plan y dijo que hacerlo de otra manera era caer en «la falacia del paraíso», como si el sufrimiento de los que tienen menos recursos fuera el único camino posible.  

«Si seguía haciendo lo mismo me iba a una hiperinflación. La caída de ingresos hubiese sido tan brutal con hubiese dejado al 90 por ciento de la gente en la pobreza», se justificó el presidente y volvió a celebrar las cifras de inflación en el 25 por ciento. «Estamos siendo exitosos en combatir la hiperinflación», aseguró sobre el relato construido de la inflación del 15 mil por ciento, que sostiene desde el día de su asunción. 

En paralelo, el presidente no quiso responder cuándo el país volvería a reactiva su economía: «Se tiene que manejar en términos de hitos económicos, si le dijera un periodo de tiempo le estaría mintiendo», confesó. Los hitos económicos marcados por Milei fueron alcanzar el equilibrio fiscal, una baja de la tasa de inflación, el saneamiento del Banco Central y la posterior apertura del mercado de cambiario.

En ese momento, Janot consultó si seguía en carpeta la dolarización del país. Milei volvió a su discurso de campaña preguntándole: «¿Para usted robar está bien o está mal?», antes de repetir los argumentos por los cuales señala al Banco Central como parte de una estafa. «La discusión del Banco central sigue estando vigente, pero por cómo recibimos la economía, tuvimos que empezar a hacer un saneamiento», indicó. 

El mandatario destacó la política de contracción económica y señaló que está permitiendo que la base monetaria crezca por debajo de las reservas en dólares. «Compramos 5 mil millones de dólares y en Argentina la base monetaria es de 7.500 millones de dólares. Estamos a muy poco de poder dolarizar. Si pudieramos limpiar todos los pasivos remunerados, Argentina con muy poquita plata estaría en condiciones de dolarizar», sostuvo.  

Relaciones internacionales

En cuanto a la relación comercial con China y Brasil, la periodista de CNN le marcó las diferencias entre su discurso y sus acciones de gobierno, pero Milei elucubró más acusaciones no probadas: «Habrá visto un video editado. Los políticos hacen videos en campaña y se los giran a periodistas cómplices que cobran dinero de ellos». 

Sin embargo, al ser consultado nuevamente por sus palabras en el propio debate presidencial reconoció su posición: «Lo que hablé fue en materia de geopolítica, no voy a estar aliado con comunistas, no voy a estar aliado con el Brics, mis modelos son Occidente, Israel y Estados Unidos». Y volvió a negar la necesaria intermediación del Estado en las relaciones de comercio exterior: «En el debate dije que las personas pueden negociar con quién quiera, yo soy liberal».

En tanto, Milei eligió destacar de su viaja a Davos «las únicas dos bilaterales que acepté», no se sabe si existieron reuniones con mandatarios de otros países que haya rechazado. Se trató de la reunión con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, que calificó como «maravillosa» y de «diálogos muy profundos», que «quedó documentado en las selfies que hicimos en la previa». 

La otra reunión fue con el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, David Cameron, sobre la que reconoció que «nadie niega que tenemos un diferendo en temas geográficos» y se esperanzó con «trabajar el resto de la agenda y sentar las bases de una convivencia pacífica para dar una solución de largo plazo al tema Malvinas». 



Source link