julio 23, 2024

Senadores de UxP exigieron a Villarruel que convoque a sesionar para tratar el mega DNU  | «Nuestra postura será de insistir e insistir hasta que la Vicepresidenta cumpla con la ley»



El interbloque de senadores de Unión por la Patria brindó una conferencia de prensa para exigirle a la vicepresidenta Victoria Villarruel que convoque a una sesión en la Cámara alta para tratar el decreto de necesidad y urgencia 70/23. “Le reclamamos a la vicepresidenta que no cierre el Senado, ella tiene que llamar de forma inmediata al tratamiento del DNU”, afirmó el titular de la bancada, José Mayans.

Y añadió: “Queremos dar la discusión de cada uno de los temas de cara al pueblo argentino. Necesitamos tratar cada uno de los puntos que pide el Gobierno, no tengan miedo a la discusión. No creemos que el método sea cerrar el Parlamento, eso hacen las dictaduras”.

Mayans remarcó la urgencia en tratar el DNU, ya que “está vigente y sus consecuencias son de vital importancia”, además de que “ya hay un fallo en la justicia” que declaró la inconstitucionalidad del capítulo laboral del decreto y que existe preocupación por la propuesta de privatizaciones.

Anabel Fernández Sagasti, vicepresidenta de la bancada, dijo que «la Vicepresidenta está incumpliendo los deberes de funcionario público» y adelantó que su bloque va a «insistir todas las semanas hasta que haya sesión y darle tratamiento al DNU que tiene en vilo a todos los argentinos».

Por su parte, la senadora Juliana Di Tulio aseguró que “vamos a insistir toda la semana para que haya sesión”. “Por primera vez en 40 años ha habido un DNU que modifica de facto la Constitución, esa es la gravedad en la que estamos los argentinos y argentinas”, sostuvo.

El pedido de Unión por la Patria

Los senadores del interbloque de UxP habían enviado el 24 de enero una carta dirigida a Villarruel en la que solicitaban «tenga a bien convocar a una sesión especial, a celebrarse el 1º de febrero del corriente año, a las 14, con el objeto de considerar el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 70 del 20 de diciembre de 2023 (conf. Ley 26.122)». La misiva llevaba las firmas del presidente del interbloque y del bloque Frente Nacional y Popular, José Mayans (Formosa), de la presidenta del bloque Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio (Buenos Aires), Juan Manzur (Tucumán), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y Sergio Leavy (Salta).

«Reafirmamos que el DNU de Javier Milei atenta contra nuestra soberanía, nuestros derechos y nuestra cultura. Afecta directamente a la Patagonia, a Río Negro y a nuestra vida tal como la conocemos y directamente a nuestro futuro», agregó el rionegrino Martín Doñate, que difundió el pedido de sesión a través de las redes sociales.

Pero la Vicepresidenta aprovechó la discusión en Diputados sobre la Ley Ómnibus para hacer oídos sordos y dilatar el debate en el Senado. 

Números y boicot

UxP tiene 33 senadores propios, 4 menos que los necesarios para alcanzar el quórum (37). Para llegar a ese número será necesario sumar voluntades entre un puñado de potenciales aliados contra el DNU. Una lista que se resume a algunos senadores peronistas “disidentes” que abandonaron el bloque y representantes de partidos provinciales cuyos distritos están afectados por el mega decreto presidencial. Aunque muchos de ellos, por lo bajo, admiten que prefieren dejar en manos de la Corte Suprema la suerte del DNU.

En tanto, Villarruel –tras conocer el pedido de UxP– se dedicó a reforzar el acuerdo que pactó con los bloques anti k del Senado (UCR, PRO, Cambio Federal, Unidad Federal y bloques provinciales) para formar una nueva mayoría junto a La Libertad Avanza para relegar a UxP (la primera minoría en la Cámara) a una representación minoritaria en todas las comisiones legislativas. Como lo hizo en el reparto de la Bicameral de Trámite Legislativo (que debió tratar el DNU), donde le adjudicó tres asientos a UxP (que reclamaba 4) entre los ocho senadores que integran la Bicameral y que le oficialismo se negó a integrar.

Con los bloques colaboracionistas –a pesar de los golpes y amenazas que reciben desde la Casa Rosada–, la Vicepresidenta quiere garantizar que UxP no consiga quórum si convoca a la sesión. Como reaseguro, Villarruel sabe que para que el DNU caiga necesita del rechazo de ambas Cámaras del Congreso.





Source link