julio 23, 2024

Los gobernadores ofrecen un alto al fuego, pero advierten que pelearán por sus recursos | Reuniones en la Rosada: entre pedidos de diálogo y el reclamo de fondos



Después de la conferencia que los gobernadores patagónicos dieron el martes en el Senado por la situación en Chubut, este miércoles el ministro del Interior Guillermo Francos recibió en Casa Rosada al gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. El patagónico fue el encargado de llevarle al presidente Javier Milei la invitación formal al encuentro de legisladores y gobernadores de su región, que se llevará a cabo el 7 de marzo en Puerto Madryn. Más allá de los intentos de Francos y de los mandatarios provinciales por acercar posturas y buscar el diálogo, Milei no parece tener ninguna intención de reflexionar y sigue con las agresiones por redes sociales. El conflicto no es solo con la patagonia. Milei perjudicó a la provincia de Buenos Aires con la eliminación del Fondo de Fortalecimiento Fiscal y también le recortó fondos a Entre Ríos y Santa Fe, cuyos gobernadores dijeron que le reclamarán al Gobierno nacional los fondos correspondientes «ya sea por el diálogo o por la justicia».

Según explicaron cerca de Torres, el gobernador no tuvo durante la jornada ningún tipo de conversación con el gobierno nacional y el conflicto seguiría por los carriles judiciales. Desde presidencia, en tanto, dijeron que «el fallo de la Justicia de Chubut habilita a las provincias a no pagar sus deudas, violar contratos y que no se puedan ejecutar garantías», y lo calificaron como «una aberración jurídica». En Balcarce 50 repetían que se trató de «un fallo político», y que la idea del gobierno es terminar con ese asunto en la Corte Suprema de Justicia. Si bien desde el ministerio del Interior Francos recibió la invitación de Weretilneck para que Milei asista al encuentro en Puerto Madryn el jueves de la semana que viene, el vocero presidencial Manuel Adorni explicó que el Presidente todavía no decidió si irá. 

Milei, durante el día, compartió en sus redes diversos tweets del diputado José Luis Espert criticando a los gobernadores. Por ejemplo, reposteó uno en el que decía que «es en las provincias donde está el problema del gasto público. Los gobernadores se resisten a perder privilegios al cortar gastos para no enemistarse con su clientela». También otros tweets con críticas al gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof y al de la Rioja Ricardo Quintela. Otra de las que sumó leña al fuego fue la ministra de Seguridad Patricia Bullrich que en declaraciones televisivas dijo que lo importante de Chubut eran sus recursos naturales y que allí «no vive nadie, solo guanacos». 

Si bien Francos intenta mostrar que los vínculos institucionales siguen existiendo –el martes recibió al gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, el miércoles a Weretilneck y el sábado viajará junto a Daniel Scioli a Mendoza para reunirse con Alfredo Cornejo— lo cierto es que los puentes están cada vez más rotos y su palabra devaluada por los desplantes que en reiteradas ocasiones le hizo Milei. Francos estaría conversando con los gobernadores sobre un apartado de la ley bases que habla de grandes inversiones y que permitiría «desregular» para, en teoría, «generar más condiciones para que vengan inversores». El gobierno insistiría con que esa ley –que ya fracasó en extraordinarias– pueda ser tratada en el período de sesiones ordinarias que comenzará el viernes.  

El conflicto no es solo patagónico

En Casa Rosada también dispararon contra la administración de Axel Kicillof a la que arrebataron el fondo de Fortalecimiento Fiscal esta semana. Dijeron que «en 2023 la provincia de Buenos Aires recibió más de $824.000 millones en transferencias discrecionales. Es el 44% del total. Todo eso lo pagaron los argentinos con 200% de inflación». A eso se sumaron las declaraciones del vocero presidencial Manuel Adorni que indicó que «en enero la Provincia de Buenos Aires recibió por coparticipación medio billón de pesos», y dijo que «cada gobierno tiene que ver en qué lo está gastando». «En Buenos Aires gastan dinero en áreas como la de negociación colectiva del empleo público o en programas como el ESI con amigues», ninguneó tratando de justificar el brutal ajuste y el recorte que están haciendo desde nación a las provincias. Ese fragmento de la conferencia de prensa fue retwiteado por el Presidente. 

La senadora del FDT Juliana Di Tullio expresó este miércoles que el Presidente pudo eliminar el Fondo de Fortalecimiento Fiscal porque el DNU 70/23 sigue vigente. «El DNU 70/23 le da tantas atribuciones al Presidente y tantas facultades que puede eliminar un Fondo que estaba en el Presupuesto Nacional y con el que la Provincia contaba para sus cuentas generales», dijo y explicó que por esa medida «los bonaerenses nos quedamos con menos educación, menos salud, menos seguridad, menos rutas, menos calidad de vida». Para Di Tullio «la respuesta política tiene que ser contundente, y eso tiene que ser derogar el DNU 70/23 que le da las facultades al Presidente de la República de cerrar el congreso y gobernar por decreto”.

Los gobernadores de Entre Ríos Rogelio Frigerio y de Santa Fe Maximiliano Pullaro, en tanto, dieron una conferencia de prensa tras una reunión de Gabinete Productivo de la Mesa Ejecutiva de la Región Centro, que integran las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Allí ambos coincidieron en reclamar al Gobierno nacional los fondos correspondientes a la coparticipación que fueron recortados y anunciaron que intentarán recuperarlos «ya sea por el diálogo o la Justicia». «Hemos perdido muchos recursos. En la Argentina tenemos una enorme tergiversación y desorden sobre cómo se distribuyen los fondos, totalmente en contra de lo que se plantea en la Constitución Nacional«, subrayó Frigerio.

Pullaro añadió que «somos profundamente federales, pero no un federalismo con un Gobierno nacional con mayor concentración de recursos y con nuevos tributos no coparticipables mientras las provincias tienen cada vez más responsabilidades de gestión». Por último, opinó que «está surgiendo muy fuerte una nueva corriente desde el interior del país que plantea un modelo productivo a disposición de todos los argentinos».



Source link