viernes, enero 27

Abuelos de la Nada, Los Twist, Andrés Calamaro y un futuro en el cine


Encuentro Maximalista: esa es la manera con la que Daniel Melingo eligió nombrar su recital del próximo 21 de diciembre en Niceto.

Un show “único e irrepetible”, en donde recorrerá toda su carrera: desde Vasos y besos de Los Abuelos de la Nada y La dicha en movimiento de Los Twist hasta este Oasis tanguero que fue parte central de la Ópera Linyera que presentó durante mediados de septiembre y principios de octubre en el Teatro 25 de Mayo, pasando por su etapa española al comando de los Lions In Love.

Y todo eso con amigos invitados: Andrés Calamaro, Hilda Lizarazu, Richard Coleman, Hugo Lobo (Dancing Mood), Maxi Prietto (Los Espíritus), Fernando Noy y algún otro que falta que dé el okey definitivo.

Personaje. Además de la música, Daniel Melingo incursiona en el cine. Foto: Federico Imas


Personaje. Además de la música, Daniel Melingo incursiona en el cine. Foto: Federico Imas

Recreo y la aparición de Samalea

Sentado en su bar preferido de Villa Ortúzar, mientras apura un agua con gas en un caluroso atardecer porteño, Daniel Melingo cuenta la génesis de este concierto.

“Tras el cansancio físico y mental de la ópera, que llevó dos años de preparación por la pandemia, quise tomarme una especie de recreo antes de fin de año. Y coincidía con que Gómez Casa, el baterista de mi banda, se tenía que operar de la espalda, que era algo que venía postergando”, dice.

“Entonces… ¡Zas! Apareció Sama, y todo me cerró”, sigue, mientras introduce la figura de Fernando Samalea, quien se hará cargo de la batería en el grupo que completan Muhammad Habbibi Guerra en guitarra y Ahmed Isa Ravioli en bajo, “mi mano derecha y mi mano izquierda”, respectivamente.

Ópera linyera. Fue el último proyecto hasta hoy de Daniel Melingo, compuesto durante la pandemia. Foto: Federico Imas


Ópera linyera. Fue el último proyecto hasta hoy de Daniel Melingo, compuesto durante la pandemia. Foto: Federico Imas

“Con Sama tocamos juntos en Las Ligas, la banda que tuvo Charly (García) a mediados de los 80, y él fue el impulsor de que grabara Tangos bajos. Se copó con esas canciones tangueras que tenía, me consiguió el estudio para grabarlas y tocó el fueye en ese disco. Es una persona que estuvo involucrado siempre conmigo, de modo directo y también lateral”, afirma Melingo.

Lista de temas y tributo a Pepe Biondi

La máquina del tiempo es un disco que casi no tocamos en vivo, porque apenas salió yo me fui a vivir a España, más allá de que tuvo buena recepción entre el público y buenas críticas. Y ahí se suma primero Hilda, con quien haremos Viéndolo, y luego Hilda y Maxi Prietto para El grito divino”, adelanta Melingo.

Cabe pensar este Encuentro Maximalista, entonces, como un Grandes éxitos de Melingo. Entonces, se impone la pregunta: ¿cómo armar la lista de temas?

“Al principio pensé en hacer varios bloques temáticos: uno de tangos bajos, otro de música más rebétika (un género griego), otro más psicodélico… ¡Pero iba a ser interminable! (risas).

La máquina del tiempo es un disco que casi no tocamos en vivo, porque apenas salió yo me fui a vivir a España, más allá de que tuvo buena recepción entre el público y buenas críticas. Y ahí se suma primero Hilda, con quien haremos Viéndolo, y luego Hilda y Maxi Prietto para El grito divino”, adelanta Melingo.

Daniel Melingo arrancará su show con "La máquina del tiempo", una vieja canción de Los Twist. Foto: Federico Imas


Daniel Melingo arrancará su show con «La máquina del tiempo», una vieja canción de Los Twist. Foto: Federico Imas

-¿Es verdad qué «Viéndolo» en realidad se llamaba «Viendo a Biondi», y qué era un tributo al humorista Pepe Biondi?

¡Claro que sí! Tuvimos que cambiarle el título y la letra, porque no podíamos usar Viendo a Biondi, que era el nombre del programa. Entonces quedó esa letra medio difusa, que habla de la presencia de esa “luz en la oscuridad”.

“Maxi me sugirió hacer La guitarra de Tangos bajos, con Hugo Lobo haremos Pulseras de Lions in Love y con Andrés (Calamaro) Anda. Richard cantará Are You a Fish?, también de los Lions. Y todo cierra con Ayer, donde Sama va a tocar el fueye, sin batería. Con este staff tenemos para divertirnos”, continua Daniel, entusiasmado.

“Esto no es algo que yo haga a menudo. Por suerte pude lograr que coincidan todos estos artistas y tener la infraestructura para lograrlo. Es algo conmemorativo, que celebra la amistad de modo exagerado. Las canciones van a respetar las versiones originales, la estructura exacta, cantadas por sus dueños (risas). Y en los ensayos suenan de modo superlativo”, subraya.

2023, dedicado al cine

Daniel Melingo viajará a París para rodar un filme sobre la vida de Antoine de Saint-Exupéry en la Argentina. Foto: Federico Imas


Daniel Melingo viajará a París para rodar un filme sobre la vida de Antoine de Saint-Exupéry en la Argentina. Foto: Federico Imas

El año 2023 encontrará, en un principio, a un Melingo abocado a su faceta cinematográfica.

“Acabamos de presentar en el Festival de Cine de Mar del Plata un filme que se llama Reparo, que es la ópera prima de Lucía van Gelderen. Es una película que se filmó en Península Valdés donde actúo con Flor Torrente y Luciano Cáceres«.

Y sigue: «Estoy terminando la música de dos películas de Luis Ortega, y en febrero viajo a París a filmar una película francesa sobre la etapa en la que Antoine de Saint-Exupéry vivió en la Argentina”.

“En el verano europeo, tras una breve escala porteña, tocaré con la Típica Melingo, comandada por el Maestro Juan Pablo Gallardo. Es una orquesta grande, toda de mujeres francesas, que ya tocaron conmigo. Hubo una performance en el Festival Banlieues Bleues, que se hace todos los años en los suburbios parisinos, que apareció en la televisión de Francia. Y en los huecos que tendré entre giras y películas terminaré Oasis 2, del que adelanté alguna canción en la ópera”.

Pero antes, el autodenominado linyera tendrá “un cierre de año a toda orquesta”. “Era un gusto que me quería dar: tocar con todos estos músicos tan grandiosos. Y que todo quede resumido en un encuentro de amigos. De eso se trata”. El sol cae, la lluvia se aproxima y la despedida es tan cálida como la charla. Puro corazón y hueso, como Daniel Melingo.

Un Top Five de Melingo

Los Twist, la banda fundacional de Daniel Melingo.


Los Twist, la banda fundacional de Daniel Melingo.

En el bowling, Los Twist, La dicha en movimiento (1983)

Los catorce temas del debut de Los Twist son hits comprobados y/o potenciales. En el bowling es la canción que combina todos los elementos que los llevaron a la cima: la guitarra surfera de Pipo Cipolatti, el irresistible riff del saxo del Gonzo Palacios, la claridad de la base de Rolo Rossini y Cano, y las voces de Fabiana Cantilo y Melingo en un dúo que mezcla sensualidad, doble sentido y urbanismo: “Flaca, para un poco, tenés a todos los muchachos moqueando la nariz…”

Chalaman, Los Abuelos de la Nada, Vasos y besos (1983)

Del mismo año es el otro disco en el que participó Melingo, que es clave a la hora de la reseña de la primavera alfonsinista. Chalaman, junto a Mil horas de Andrés Calamaro, narran en clave para iniciados los vericuetos de transitar con sustancias prohibidas un país en el que aún los edictos policiales de la dictadura no habían sido derogados.

Los Abuelos de la nada. Daniel Melingo, Andrés Calamaro, Polo Corbella, Cachorro López, Miguel Abuelo y Gustavo Bazterrica.


Los Abuelos de la nada. Daniel Melingo, Andrés Calamaro, Polo Corbella, Cachorro López, Miguel Abuelo y Gustavo Bazterrica.

Pulseras, Lions in Love, Lions in Love (1992)

El debut de Lions in Love, o como sonar trip hop desde Madrid antes que la prensa anglosajona popularizara la etiqueta. La belga Stephanie Ringes (pareja de Melingo por aquel entonces), Pablo Guadalupe, Willy Crook y Guillermo Piccolini, entre otros, completaban la formación de un grupo adelantado a su tiempo y que aún hoy suena contemporáneo.

Ayer, Daniel Melingo, Tangos bajos (1998)

“Del barrio me voy, del barrio me fui, triste melodía que oigo al partir…”. La reinvención tanguera de Melingo, de la mano de este hit subterráneo que, hoy, es uno de los favoritos de sus fans. Un 2 x 4 orillero y reo, deudor tanto de la gola del Feo Edmundo Rivero como de la de Tom Waits.

Linyera, Daniel Melingo, Linyera (2014)

El penúltimo alter ego de Melingo es la figura del linyera, que es el motivo que se repite en este disco, en Anda (2016) y en Oasis (2020). En vivo, entre medio de la canción, el cantante suele colar estrofas de De nada sirve, el clásico de Moris, y el maridaje entre ambas tonadas es perfecto

WD

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *