viernes, enero 27

Alberto Fernández se fue a mitad de la ceremonia de egreso de oficiales


Se adujeron «motivos de agenda laboral». Recibieron sus espadas 313 subtenientes, guardiamarinas y alféreces de las Fuerzas Armadas.

En forma sorpresiva y sin que mediaran más explicaciones que «motivos de agenda laboral», Alberto Fernández abandonó antes de término la ceremonia de egreso conjunto de los nuevos oficiales de las Fuerzas Armadas, que se realizó este lunes en el Colegio Militar de la Nación, en El Palomar.

“Señoras y señores por motivos de agenda laboral, el Presidente de la Nación procederá a retirarse del recinto; a todos muchísimas gracias”, dijo la locución del acto en el solemne Patio de Honor del Colegio Militar, fundado por Domingo Faustino Sarmiento en 1869.

Fernández dejó la ceremonia luego de entregar sables a un grupo de becarios de fuerzas armadas extranjeras y a los primeros promedios del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Argentina.

Había ingresado a un Patio de Honor engalanado para la ocasión y con una enorme bandera argentina detrás del palco de autoridades, flanqueado por el ministro de Defensa, Jorge Taiana, y por el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Martín Paleo.

Alberto Fernández en la ceremonia de egreso conjunto de las Fuerzas Armadas en el Colegio Militar, el 26 de diciembre de 2022.


Alberto Fernández en la ceremonia de egreso conjunto de las Fuerzas Armadas en el Colegio Militar, el 26 de diciembre de 2022.

Fernández estuvo menos de 25 minutos en el acto. Hizo un discurso de 9 minutos, le tomó juramento de fidelidad y respeto a la Constitución Nacional a los flamantes oficiales, y luego le entregó personalmente los sables a los extranjeros y primeros promedios. Y partió del lugar.

Recibían sus espadas 313 subtenientes, guardiamarinas y alféreces de las Fuerzas Armadas.

Aunque en la ceremonia hubo un clima apropiado, según indicaron fuentes castrenses, en las Fuerzas Armadas hay malestar por el incumplimiento de la promesa de equiparación salarial con las fuerzas policiales y de seguridad. Esta suba de los salarios castrenses anunciada varias veces desde mayo pasado -ganan entre 70 y 90% menos que las policías- se pateó para el año que viene, aunque en el Presupuesto 2023 tampoco está contemplada y dependerá de asignaciones específicas.

Por otra parte, más de 200 oficiales que deberían haber ascendido a fines de 2021 aguardan la firma del decreto presidencial que les otorgue la jerarquía.

«Los mandos no tienen los cargos con las jerarquías que corresponden», indicó una fuente castrense, que atribuyó la falta de firma de los decretos de rigor a «las peleas internas» en el oficialismo.

Por ejemplo, este lunes una de las autoridades fue el director del Colegio Militar, Guillermo Hipólito Martínez. Con grado de coronel, cuando es un cargo de prestigio que se ocupa con grado de general.

El discurso presidencial

En la ceremonia, Fernández llamó a los efectivos de las Fuerzas Armadas a «trabajar juntos» para «consolidar la soberanía territorial y proteger los intereses y los recursos naturales» de la Argentina, cuyo ejercicio y disposición, dijo, se ven afectadas por «la ocupación ilegal e ilegítima del Reino Unido » en las Malvinas e islas del Atlántico Sur.

El Presidente destacó además que el comienzo del nuevo ciclo de planeamiento estratégico militar, aprobado a través del decreto 457 del año 2021, «permitirá en un horizonte temporal de 20 años, contar con las capacidades necesarias para garantizar la defensa de nuestros intereses vitales y estratégicos, basado en una estrategia defensiva y disuasiva, autónoma y cooperativa, fundamentalmente con la región sudamericana».

Anticipó, además, que enviará al Congreso el proyecto de una nueva Ley de Personal Militar, la cual «garantizará a todo el personal militar los mismos derechos de los que gozan los ciudadanos», limitados sólo «por las necesidades de la profesión, acorde a los cambios socios culturales de la Nación y la normativa vigente».

Entre otras acciones, comentó la instalación de un radar militar de vigilancia y control en Río Grande y las obras de la nueva base naval de Ushuaia que será parte de la Guarnición Militar conjunta en la zona, y la «reconstrucción de la Base Petrel (en la Antártida) que ha vuelto a ser una base permanente después de 45 años».

Durante el acto, egresaron 173 subtenientes del Ejército (39 mujeres y 134 varones), 90 guardiamarinas de la Armada (18 mujeres y 72 varones), y 50 alféreces de la Fuerza Aérea (9 mujeres y 41 varones).

Asistieron los jefes de la Fuerza Aérea, brigadier general Xavier Julián Isaac; de la Armada, almirante Julio Horacio Guardia; y del Ejército, general de división Guillermo Olegario Pereda.

Mirá también

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *