martes, febrero 7

Consejo de la Magistratura: Pulgar abajo para las pretensiones de Luis Juez | Rechazan un recurso de amparo del senador del PRO



En la extendida discusión sobre el futuro del Consejo de la Magistratura, la jueza María Alejandra Biotti rechazó un recurso de amparo presentado por el senador del PRO Luis Juez, quien se adjudica el lugar en el que fue designado su par del oficialismo Martín Doñate, representante del bloque Unidad Ciudadana por la segunda minoría de la Cámara alta. Juez intentó aferrarse al fallo de la Corte Suprema que le adjudicó el cargo cuando estaban por vencer los mandatos previos. Pero la magistrada sostuvo que esa y otras decisiones de los supremos invocadas solo eran aplicables al período concluido (2018-2022), pero no para el nuevo (2022-2026). Por esta disputa judicial, la Corte todavía no les tomó juramento a senadores y senadoras nombrados para integrar el organismo que elige y sanciona a jueces y juezas. Sin embargo, sí habilitó la asunción de los diputados y diputadas, que también es un asunto en plena disputa judicial. Lo concreto es que al Consejo le faltan cuatro integrantes y está paralizado, lo que busca la oposición: en especial, que no se nombren jueces/zas en Comodoro Py y que no avancen procesos disciplinarios.  

Desde el punto de vista judicial esta causa sobre la pelea Juez versus Doñate seguirá su rumbo, todo indica, en la Cámara en lo Contencioso Administrativo. Juez puede apelar hasta este jueves. Pero a la vez él mismo se había presentado con un per saltum en la Corte Suprema, que aún no fue resuelto. Ya está de licencia Horacio Rosatti y desde este miércoles Carlos Rosenkrantz. Siempre tienen la opción de retirarla. Por ahora no hay señales y pareciera que todos los grandes temas pasan para febrero. Las y los senadores que se quedaron sin asumir, además de Doñate son María Inés Pilatti de Vergara, Mariano Recalde (Frente de Todos) y Eduardo Vischi (UCR). 

Los mandatos de integrantes del Consejo terminaron el mes pasado. Algunos habían sido designados transitoriamente para que el cuerpo tuviera los 20 miembros que dispuso la Corte un año atrás, cuando declaró la inconstitucionalidad de la conformación anterior y puso a su propio presidente, Horacio Rosatti, al frente del organismo. La nueva elección de diputados/as y senadores/as para el período de cuatro años que se inauguró está judicializada. Los cortesanos, de todos modos, decidieron tomarles juramento, por Diputados, a Rodolfo Tailhade y Vanesa Siley (FdT), Alvaro González (PRO) y Roxana Reyes (UCR). La presidenta de esa Cámara, Cecilia Moreau, había dejado sin efecto los nombramientos, por orden del  juez Martín Cormick, en una causa donde se cuestionaba el de Reyes. Usó el mismo argumento que había invocado la Corte al declarar nula la designación de Doñate y meterse con el modo en que las cámaras conforman sus bloques. Pero esta vez a los cortesanos no les importó. 

Cuando resolvieron el capítulo sobre el mandato anterior de Doñate, quien estuvo unos meses en el Consejo ya que la propia Corte le había tomado juramento pese a la judicialización, el tribunal alegó que el FdT había llevado adelante un «ardid» al dividir el bloque para quedarse con tres lugares en el organismo. La sentencia fue cuestionada por meterse con decisiones propias del Congreso, como lo que atañe a sus bloques  y reglamentos (la demanda había sido rechazada en primera y segunda instancia por esa razón). De todos modos, Juez se aferró al fallo para pedir que sea aplicado al nuevo mandato. También invocó el fallo de diciembre del año pasado que había modificado la conformación del organismo para decir que esa es la fecha que se debería tener como referencia sobre la conformación de los bloques, de modo que no valdría la división actual. 

Pero para la jueza Biotti esa «postura se presenta como problemática» ya que la conformación de bloques que tuvo en cuenta la Corte en su fallo favorable a Juez contemplaba el período 2018-2022. Según ese criterio, «no podía permitirse que, luego de tomar conocimiento del fallo y antes de vencer el plazo de 120 días» para aplicarlo «se altere la integración de los bloques de forma tal de ampliar la representación de uno de ellos en perjuicio del otro». Sin embargo, dice, no se puede «extender tal solución» al caso en discusión actual porque esa sentencia fue notificada hace más de un año y alude a un período de representaciones que ya terminó. Y «tampoco parecería evidente, como pretenden los coactores (Juez y Humberto Schiavoni) que deba tomarse a los fines de determinar las mayorías y minorías de cada Cámara la integración de los bloques a la fecha de notificación de la causa Colegio (la que determinó la inconstitucionalidad de la integración del Consejo a pedido del Colegio de Abogados de la Calle Montevideo) hasta tanto se produzcan nuevas elecciones legislativas». 

Además, la jueza dijo que «la interpretación propuesta por los coactores  implicaría ignorar que, justamente a los efectos de evitar una politización excesiva del Consejo de la Magistratura, su integración se efectúa en años no coincidentes con las elecciones legislativas». Para ella debe regir el «derecho parlamentario» vigente al momento de la elección de consejeros, en este caso para el período hasta 2026. «Tratándose de una cuestión al menos opinable, no se encontraría configurada, con un grado de certeza suficiente, la ilegitimidad manifiesta alegada». Además Biotti señaló que la Corte está analizando el caso, planteado en un per saltum.

Un detalle importante, que genera el hecho de que no asuman los senadores y senadoras es la paralización «garantizada» de la comisión de disciplina, ya que los cuatro la integran. Es la instancia donde se analizan las conductas de jueces y juezas. Por ejemplo, las denuncias contra los que viajaron a Lago Escondido con funcionarios y empresarios, que habrían sido invitados por el Grupo Clarín. De todos modos, ya es sabido que todo el Consejo está paralizado.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *