viernes, enero 27

Diputados convocó a sesión para aprobar la Ley de alcohol cero al volante | Lobby de las vitivinícolas y cronograma activo pese a la fiebre mundialista



«Yo voy a seguir sesionando», respondía, invariablemente, el presidente del bloque oficialista de la Cámara de Diputados, Germán Martínez, cuando le consultaban por el futuro de la actividad legislativa cuando comenzara la fiebre mundialista. Durante mucho tiempo se especuló con que, una vez que empezara el Mundial, el Congreso entraría en un estado de hibernación, ya que el principal objetivo del gobierno nacional –el Presupuesto 2023– habría sido sancionado y lo que restaba del año tendría a toda la población centrada en Qatar. Sin embargo, el Mundial comenzó y la Cámara de Diputados respondió convocando a una sesión para el jueves, en la cual buscará aprobar el Alcohol Cero al volante. Quedaron, además, varios proyectos en el tintero que continuarán su derrotero parlamentario en estos días, como la Ley de Envases o la Moratoria Previsional. 

El Senado, mientras tanto, tiene un panorama menos auspicioso. Allí los números del Frente de Todos no están asegurados –ya que a la enfermedad de José Mayans se le sumó un senador oficialista que pidió licencia para viajar a Qatar–, por lo que la relación de fuerzas no juega a favor del oficialismo. Si bien hay expectativa de repetir la experiencia de Diputados con los temarios «de consenso», el FdT tendrá por delante el desafío de retomar el diálogo con Juntos por el Cambio luego de la debacle en torno a los candidatos para el Consejo de la Magistratura.

Tres sesiones en Diputados

Cuando Alberto Fernández prorrogó las sesiones ordinarias, un sector de Juntos por el Cambio encendió las alarmas: el gobierno iba por la suspensión de las PASO. La iniciativa había sido presentada por el rionegrino Luis Di Giácomo y, por lo bajo, varios diputados del FdT venían presionando por su tratamiento. Finalmente, aquel proyecto cayó en saco roto –principalmente debido a la resistencia del propio Presidente– y, en cambio, el bloque oficialista abrió la puerta para dar tratamiento a varias leyes que habían quedado freezadas. 

Ese fue el caso de, por ejemplo, la Ley de Envases, un proyecto que busca hacer responsables a los productores por la gestión de los envases que introducen en el mercado. Empujada por las cooperativas de cartoneros, la Ley había comenzado su tratamiento a fines del año pasado, pero cayó debido al fuerte lobby empresario en su contra. Para evitar el mismo desenlace, el FdT está analizando introducirle algunas modificaciones –como darle la posibilidad a las empresas que desarrollen su propio sistema de reciclaje si quieren evitar la tasa ambiental– que permitan acercar posiciones con algunos sectores de la oposición. El objetivo de quienes impulsan la ley es volver a reunir a la comisión de Recursos Naturales, que preside Leonardo Grosso, la semana que viene y dictaminar. 

Otro caso es el de Alcohol Cero al volante, una iniciativa que viene siendo impulsada hace dos años y que será aprobada este jueves. El proyecto prohíbe conducir cualquier vehículo con más de cero gramos de alcohol por litro de sangre (hoy es de 0,5 el límite) y cuenta con el respaldo de todas las fuerzas políticas (a excepción de la resistencia de algunas industrias vitivinícolas). En la sesión del jueves, que comenzará a las 11, se tratarán otros temas de consenso, como la Ley Johanna -que busca atender a las mujeres gestantes frente a casos de muerte perinatal– o el programa nacional de cardiopatías genéticas. 

El objetivo de Germán Martínez es, además, poder sesionar dos veces más. El ojo del FdT está puesto en iniciativas que, como el Compre Argentino o la Moratoria Previsional, todavía no cuentan con el número para ser aprobadas en el recinto -fundamentalmente debido al rechazo de JxC- pero que el bloque todavía «no da por perdidas». El caso de la Moratoria es especial porque arrastra una cuenta regresiva, ya que el 31 de diciembre se vence el decreto que firmó Alberto Fernández y, de no sancionarse la ley para entonces (ya tiene media sanción del Senado), cerca de 800 mil personas podrían quedar desprotegidas.

La minoría ajustada del Senado

En el Senado, mientras tanto, hacen números. En la sesión de la semana pasada, el FdT había conseguido refrendar en el pleno de la Cámara alta el decreto que designaba los candidatos para el Consejo de la Magistratura. El objetivo era fortalecer políticamente la postulación de Martín Doñate (FdT) por sobre la de Luis Juez (PRO) y se logró hacer con una votación unánime pero muy ajustada de 37 votos: 34 propios y 3 aliados. El problema, ahora, es que el FdT –que ya contaba con la baja del jefe de su interbloque, José Mayans, por cuestiones de Salud– tendrá una nueva ausencia: el salteño Sergio «Oso» Leavy, que pidió una licencia sin goce de sueldo para viajar a Qatar. Con esta nueva baja, el FdT no podrá alcanzar el quórum por su cuenta –contando a los aliados -, por lo que estará obligado a tener el apoyo de JxC si quiere sesionar. Un JxC que, vale decir, aún rumia bronca por la maniobra del oficialismo.

«No es tan grave la situación», asegura, mientras tanto, una senadora del FdT, quien se muestra confiada en que se logrará coordinar con JxC una última sesión antes de que termine el año. El ojo, fundamentalmente, estará puesto en algunas iniciativas de consenso que fueron recientemente aprobadas en Diputados, como el Registro Nacional de Deudores Alimentarios y el Certificado Único de Discapacidad.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *