martes, febrero 7

El Frente de Todos, en bloque contra las versiones que ponen en duda el atentado contra Cristina Kirchner | «Una canallada»



Referentes del Frente de Todos repudiaron públicamente el editorial de hoy del diario La Nación que pone en duda la existencia del atentado contra Cristina Kirchner el 1 de septiembre pasado y habla de las “condiciones políticas favorables” que se habrían querido generar con ese hecho.

Uno de los funcionarios de la primera línea de Gobierno que salió a cuestionar esa hipótesis que intenta plantar la prensa opositora fue el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien se expresó asombrado por “la irracionalidad de decir que (el atentado) fue un hecho inventado para victimizarla” a CFK.

A través de Twitter, el funcionario convocó a generar un escenario de “conversación serena y pacífica” sobre ese hecho que conmocionó la agenda política y recordó que el peronismo siempre fue “defensor de la democracia y la igualdad para nuestro pueblo”.

Quien también salió al cruce del artículo periodístico que expresa la voz de ese matutino porteño fue el titular del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Germán Martínez. El legislador nacional calificó de “vergonzosa” a la columna editorial.

“No sólo busca instalar dudas y sospechas sobre el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sino que plantea como hipótesis que pudo ser para generar ‘consecuencias políticas favorables’. Lamentable«, publicó en las redes sociales.

Qué dice el editorial en cuestión

En su edición de hoy, La Nación publicó una columna titulara «¿Atentado?: demasiados interrogantes y sospechas», mediante la cual que pone en duda el ataque sufrido por la vicepresidenta. Siembra sospechas sobre supuestas «irregularidades” en ese hecho al que comparó con el suicidio del fiscal Alberto Nisman.

“No es difícil entender por qué alrededor de seis de cada diez personas creen que estamos ante un montaje inventado por el kirchnerismo para victimizarse, según lo atestiguan distintas encuestas de opinión pública», dice la nota.

Luego habla de las dudas generadas por la desaparición de datos del teléfono de Sabag Montiel, el hombre que gatilló un arma automática a centímetros de la cara de Cristina Kirchner, y teje sospechas sobre algunos hechos: “Nos preguntamos si esta banda de vendedores ambulantes tenía conexiones subterráneas con la Policía Federal o con agentes de inteligencia”, dice la publicación.

El punto más notable es la explicitación del diario sobre cuál es su interpretación de los hechos: se trata de “locos sueltos” o de “fanáticos desquiciados o frente a un grupo delictivo escasamente profesional al servicio de sectores interesados en generar un particular clima o determinadas consecuencias políticas favorables a una líder política a quien la Justicia ha puesto contra las cuerdas. Nos inclinamos por esta última hipótesis”.

Otros repudios

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, también cuestionó el artículo: «¿Quieren saber lo que es el odio?», escribió en Twitter y adjuntó el texto completo de La Nación.

También el ministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, puso en tela de juicio la opinión del diario conservador y lo acusó de “culpabilizar a las víctimas y seguir fomentando violencia”. “Que quede claro vamos a defender a la democracia porque Nunca Más es Nunca Más”.

El canciller Santiago Cafiero se sumó a los repudios y dijo que «poner en tela de juicio el atentado que sufrió Cristina Kirchner es una canallada».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *