domingo, septiembre 25

El fundador de Revolución Federal se despegó del atentado a Cristina Kirchner, pero dejó una alarmante advertencia


Uno de los fundadores de la agrupación Revolución Federal, Jonathan Morel, se distanció este viernes del atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, al cual calificó como «una completa locura», pero advirtió que desde la dirigencia política «no entienden» que en su caso puede estar «muy enojado».

«Hace tres meses sentí la necesidad de empezar a quejarme de verdad. Mi situación económica no daba para más y, como no me quiero ir del país, salí a la calle para manifestarme y ver si somos muchos los que queremos que esto cambie o no. Los políticos no entienden que yo puedo estar muy enojado, miran desde arriba a sus votantes», apuntó Morel.

En diálogo con radio AM550, consideró necesario que la población «vuelva a dialogar» para «pensar en un modelo de país», dado que «los políticos no lo estarían haciendo». En ese sentido, afirmó que a los dirigentes políticos «no les interesa resolver sus diferencias para que la gente salga adelante» porque «necesitan a la gente dividida».

Respecto del atentado contra la Vicepresidenta cometido por Fernando Sabag Montiel, uno de los integrantes de Revolución Federal, subrayó: «Me parece una completa locura. Que una persona en vez de estar trabajando, estudiando y pensando en el futuro esté planeando un atentado contra un político me parece una locura. Llegamos a un nivel extremo».

«Los políticos en este país me robaron todo tipo de esperanza, pero ahora no voy a dejar que me roben el futuro. Ni en pedo me haría algo en contra de no sé quién. No voy a pasar mi futuro en ‘cana’, no voy a cometer una locura, no soy boludo», argumentó

Así fue el escrache que integrantes de Revolución Federal realizaron frente a la Casa Rosada el pasado 18 agosto.
Fotos: Emmanuel Fernández

Así fue el escrache que integrantes de Revolución Federal realizaron frente a la Casa Rosada el pasado 18 agosto.
Fotos: Emmanuel Fernández

En cuanto al escrache que realizaron el pasado 18 de agosto frente a la Casa de Gobierno, resaltó: «Yo no tiré ninguna antorcha, pero sí es verdad que cuando yo organizaba las convocatorias se manifestaban un grupo de personas muy enojadas. Cuando me conocen y si miran todo el contexto, si ponen otros audios, soy una persona bastante pacifista. Muchas veces dije ‘bueno, no es el camino'».

Ante la pregunta puntual acerca de si creía que la solución a los problemas de la Argentina estaba en tirar antorchas hacia el interior de la Casa Rosada, destacó: «Para ser escuchado a veces tenés que gritar. Yo grité y hoy estoy diciendo lo que quería decir».

Consultado acerca de los audios que dio a conocer la AFI, donde referentes de Revolución Federal participaban de una reunión virtual en la que profirieron amenazas e incitaciones a cometer delitos contra funcionarios públicos, Morel se justificó afirmando que «son recortes de charlas muy largas».

«Soy una persona que está muy enojada con el Gobierno, eso no hace falta que lo aclare, pero falta el contexto. Tengo un humor bastante ácido, hablo con mucho sarcasmo. Estoy muy tranquilo de que cuando dije eso había todo un contexto. Claro que cuando vos ponés eso se entiende quizás de una forma o medio mal, pero cuando escuchás todo el contexto te das cuenta de que muchas veces es con humor», explicó.

En ese punto, reconoció que se equivocó con algunas de las declaraciones que realizó durante aquella charla virtual, pero aclaró: «Una cosa es tirar un comentario, un pensamiento, y otra cosa es estar de acuerdo con la violencia, avalarla y promoverla. Es algo muy distinto».

"Para ser escuchado a veces tenés que gritar. Yo grité, hoy estoy diciendo lo que quería decir", señaló Jonathan Morel. Foto: Captura

«Para ser escuchado a veces tenés que gritar. Yo grité, hoy estoy diciendo lo que quería decir», señaló Jonathan Morel. Foto: Captura

«Los políticos tienen que pensar más en la gente. A los argentinos los convencen con muy poco, porque se ve que la dignidad acá es bastante barata. Toda su vida le dieron nada a la gente y ellos se hicieron millonarios. Yo nada más quiero que todos hagamos algo decente en la vida», manifestó.

Por último, cuestionó duramente la gestión del presidente Alberto Fernández y negó la posibilidad de atentar contra la vida del jefe de Estado: «Nunca le voy a perdonar nada nunca, porque él tiene la culpa de todo esto. Es el detonante. No gastaría ni dos pesos en Alberto Fernández y una bazuca me sale plata».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.