viernes, enero 27

El Gobierno confirmó que Alberto Fernández no participará en los actos del 17 de octubre



El Presidente buscó evitar más divisiones en el Frente de Todos. Hay tres actos masivos organizados por sectores oficialistas.

En medio de la feroz interna en el Frente de Todos, Alberto Fernández decidió no participar en ninguno de los actos por el 17 de octubre, fecha en la que el peronismo conmemora el Día de la Lealtad.

Así lo confirmaron a Clarín desde Casa Rosada, en una semana en la que se exacerbaron las tensiones luego del recambio de Gabinete, en el que el Presidente avanzó con tres nombramientos sin consultarle a Cristina Kirchner, la accionista mayoritaria de la coalición.

«El Presidente es peronista y a la vez el presidente del Partido Justicialista con lo cual alienta la participación en todos los diferentes actos y eventos que se hagan con respecto al 17 de octubre», fue la respuesta protocolar que dio este jueves la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en la conferencia de prensa. Pero evitó hacer referencia a la presencia ó no del mandatario. 

En efecto, hasta este miércoles, el jefe de Estado mantuvo en reserva qué haría. Sin embargo, el desde el Gobierno indicaron que se mantendrá al margen. «No va a participar«, sostuvieron. Esto a partir de que desde el FdT se trazaron tres actos masivos. 

Se trata de una estrategia del Presidente de no tomar posición en medio de la fuerte dispersión que se advierte en el oficialismo. «No quiere ser motivo de divisiones«, explicó un colaborador presidencial a Clarín.

Hasta el momento sigue en pie la posibilidad de que Fernández intentará mostrarse activo recorriendo obras (¿en Cañuelas?) junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. 

En Plaza de Mayo, habrá un masivo acto convocado por el PJ bonaerense de Máximo Kirchner, que estará rodeado de La Cámpora, intendentes, de la CTA, Camioneros y los gremios referenciados en el moyanismo.

La cúpula de la CGT, en tanto, tendrá su acto en el club Obras Sanitarias, donde se lanzará oficialmente la «Corriente Político-Sindical Peronista», el frente con el que amenazan con presentarán listas propias en las PASO, en todos los cargos electivos. 

El Presidente tampoco estará junto al Movimiento Evita, la agrupación que más lo apuntaló desde que asumió y prepara un acto en en el estadio del club Deportivo Laferrere en La Matanza.

El Evita es uno de los sectores del FdT que más puja para resistir el intento K de derogar las primarias, una herramienta considerada clave por el Presidente para mantener cierta centralidad. La eliminación de las PASO implicaría un renunciamiento a su aspiración de ir por la reelección lo que, a más de un año de dejar el poder, redundaría en un debilitamiento aún mayor de su figura.

En las últimas horas, Fernández volvió a ser eje de duras críticas del entorno cristinista. El referente camporista Andrés «Cuervo» Larroque le cuestionó la metodología que utilizó para definir y anunciar los cambios ministeriales. «No es bueno que haya trascendido que no todo el Frente haya sido consultado a la hora de tomar esas determinaciones, pero bueno…», lanzó con el Presidente como claro destinatario. En Balcarce 50 relativizaron sus dichos, pero acusaron el impacto.

Más allá de no consultarle por las ministras Victoria Tolosa Paz (Desarrollo Social), Kelly Olmos (Trabajo), y Ayelén Mazzina (Mujeres), Alberto sigue sin hablar con Cristina. El vínculo entre ambos, tras ese breve impasse luego del intento de magnicidio, volvió a enfriarse y los trascendidos del fin de semana largo tampoco ayudaron: en el kirchnerismo le reprochan por lo que -entienden- fueron «operaciones» de prensa con las que pretendió mostrarse prescindente de la opinión de la vicepresidenta. 

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *