sábado, febrero 4

El Gobierno se sumó al reclamo de Estados Unidos para que se investiguen abusos a los DD.HH en Rusia



Fue en la ONU y se aprobó en el marco de la presión a Moscú por la invasión a Ucrania.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó este viernes crear la figura de un especialista independiente que investigue y haga un seguimiento de la situación de los derechos humanos en Rusia.

La promovieron países de la Unión Europea junto a Estados Unidos en el marco de la invasión de las fuerzas de Vladimir Putin a Ucrania del pasado 24 de febrero,  y Argentina votó a favor. El voto del Gobierno fue distinto al de Brasil y México, que se abstuvieron. Y fue después de que el gobierno argentino se abstuviera el jueves en otra resolución promovida para que se investiguen denuncias de abusos a los derechos humanos contra la minoría musulmana en la provincia china de Xinjiang.

Se espera que este viernes, como anticipó este diario, también se abstenga de una resolución para mantener una misión en Venezuela de la ONU que siga investigando los crímenes del régimen de Nicolás Maduro. Una posición que cambia su mismo posicionamiento de 2020 sobre una misión que había apoyado el gobierno de Mauricio Macri. 

En general todas estas iniciativas son promovidas por Estados Unidos en el marco de una hiperactiva presencia que adoptó en las Naciones Unidas en el contexto de la guerra en Ucrania, sus tensiones con China, y su presión a las dictaduras.  Argentina preside este año el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el embajador Federico Villegas Beltran al frente. 

Tratada en el mismo día del cumpleaños número 70 de Vladimir Putin, la iniciativa busca establecer un relator especial en Rusia para que investigue abusos a los derechos humanos a nivel interno -es la primera en su tipo- y fue justificada por la presunta ausencia total de mecanismos internos de defensa de los derechos humanos independientes del poder.  Y habla denuncias de una presunta represión generalizada y la violación de varias libertades ciudadanas.

Fue aprobada por gran parte de los países miembros de la Unión Europea, y Argentina, entre otros. Tuvo 7 votos a favor, 24 abstenciones y 6 votos en contra. Entre estos los de China, Cuba y Venezuela.

Los promotores de la resolución dijeron que la reciente salida de Rusia de la jurisdicción de la Corte Europea de Derechos Humanos deja a los ciudadanos que viven en Rusia sin posibilidad de acudir a alguna instancia internacional o regional de justicia para defender sus derechos humanos, cuando estos le sean rechazados en los tribunales nacionales.

Entre tanto, el embajador ruso ante organismos internacionales que tienen sede en Ginebra, Gennady Gatilov, consideró que la resolución buscaba «crear una palanca suplementaria de presión sobre Rusia» y acusó a sus iniciadores de no haberle consultado posible cambios en el texto. Claramente, el gobierno de Putin está molesto con Argentina, su aliada.

Gatilov acusó al Consejo de haber dejado de ser un espacio de diálogo y de estar politizado, y sostuvo que el relator será «un canal para la obtención de información de oenegés financiadas por Occidente».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *