jueves, octubre 6

El vicepresidente de Paraguay renuncia porque EE.UU. dice que es corrupto | Lo sancionaron porque lo acusan de mal manejo de fondos en Yaciretá



El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, anunció este viernes que renunciará a su cargo y a la precandidatura a la presidencia del país, después de que el Departamento de Estado de EE.UU. lo señalara de participar en actos de corrupción significativos y prohibiera su ingreso a ese país.

«Yo, Hugo Velázquez, voy a tomar la decisión que creo más conveniente para el país», declaró el funcionario a la radio ABC Cardinal, al anticipar su dimisión, que haría efectiva en los próximos días. Velázquez y el asesor jurídico de la entidad binacional Yacyretá (EBY), Juan Carlos Duarte, fueron incluidos por EE.UU. en su lista de personas corruptas, según informó este viernes el secretario de Estado, Antony Blinken.

“Desconozco de lo que estuvo hablando el embajador Marc Ostfield. En mi carácter de precandidato a presidente de la República, teniendo como discurso la lucha contra el crimen organizado, eso me deja mal y tengo que ser consecuente», agregó el aún vicepresidente, al justificar su anuncio de renuncia a la postulación. El vicepresidente paraguayo había inscrito el pasado 22 de enero la facción política Fuerza Republicana para las elecciones internas del Partido Colorado, convocadas para el próximo 18 de diciembre.

La nominación, que fue informada en la mañana de este viernes en conferencia de prensa por el embajador de EEUU en Paraguay, Marc Ostfield, conlleva sanciones de por vida para Velázquez y Duarte, como la prohibición de entrada a ese país y no poder utilizar su dinero allí, tanto para ellos como para sus familias.

En declaraciones a periodistas desde el departamento de Itapúa, el presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez, agradeció que su segundo a bordo haya decidido renunciar, al admitir que era ya inaceptable su continuidad. Además, anunció la destitución de Duarte. El presidente paraguayo aseguró que el anuncio de los Estados Unidos sorprendió a todos y halagó al país norteamericano llamándolo un país aliado y un socio estratégico para Paraguay.

«Este es un gesto —agregó sobre la renuncia de su vicepresidente— donde él demuestra la importancia de la cooperación internacional, de los procesos de integración que requiere el mundo. No podemos darle la espalda a todo el mundo» aseguró Benítez e indico que Velázquez se va a poner a disposición del gobierno estadounidense.

Poco antes, Velázquez había anticipado que el lunes o martes de la próxima semana oficializará su dimisión a la Vicepresidencia. También confirmó que se apartará de la carrera por la candidatura a la Presidencia por el oficialista Partido Colorado. Además, el todavía vicepresidente, se mostró a favor de que su esposa y fiscal general adjunta en el Ministerio Público, Lourdes Samaniego González, a quien EE.UU. también prohibió el ingreso a su territorio a raíz de la designación del vicepresidente, deje su puesto.

La acusación de Estados Unidos

En una conferencia de prensa en Asunción, el embajador de EE.UU. en Paraguay, Marc Ostfield, afirmó que Duarte, a pedido de Velázquez, ofreció un soborno de más de un millón de dólares a un funcionario público, con la presunta intención de obstruir una investigación que amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros.

«El día de hoy el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció la designación del vicepresidente Hugo Adalberto Velázquez Moreno debido a su participación en actos de corrupción incluido el soborno a un funcionario público y la injerencia en los procesos públicos», informó la embajada.

Sin embargo, el funcionario dijo no tener «la más pálida idea» sobre esa acusación, y negó estar siendo investigado. Además, tachó de una gran mentira el señalamiento de que haya ofrecido un posible soborno. Velázquez, quien fue diputado y agente fiscal, dijo que siempre se consideró aliado de los estadounidenses e incluso recordó que trabajó con distintas agencias de ese país.

«Actos corruptos como estos también contribuyen a la disminución de la confianza en el Gobierno y la percepción pública de corrupción e impunidad dentro de la oficina del vicepresidente de Paraguay», señaló el comunicado.

Ostfield no solo informo la prohibición de entrada a Estados Unidos para los protagonistas sino también para sus familiares más cercanos. «Tanto Velázquez como Duarte junto a sus familiares inmediatos; Lourdes María Andrea Samaniego González, Dionicio Adalberto Velázquez Giménez, Sonya Rebeca Velázquez Escauriza, Hugo José Velázquez Escauriza; Ninfa Concepción Vera Moreira y Tamara Duarte Martínez no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos», agregó la embajada.

«Estas designaciones reafirman el compromiso de Estados Unidos de combatir la corrupción, que perjudica el interés público, obstaculiza la prosperidad económica de los países y reduce la capacidad de los gobiernos para responder de manera efectiva a las necesidades de su gente», añadió el comunicado.

La designación contra Velázquez se produce después de que Estados Unidos incluyera el pasado 22 de julio en su lista de corruptos al expresidente paraguayo Horacio Cartes. Anteriormente, Estados Unidos había declarado significativamente corruptos al fallecido exsenador colorado Óscar González Daher, al exfiscal general del Estado Javier Díaz Verón y al diputado colorado Ulises Quintana.

La misma suerte que Cartes

Hace tres semanas, el embajador de Estados Unidos en Paraguay, informó que el expresidente paraguayo Horacio Cartes fue agregado a la Lista Engel de políticos y empresarios significativamente corruptos por obstrucción en una investigación transnacional.

«Cartes utilizó la Presidencia de Paraguay para obstruir una investigación que involucraba a su socio», señaló Ostfield en referencia al cambista Darío Messer, quien era investigado por casos de corrupción en Brasil, estuvo prófugo de la justicia y fue detenido posteriormente en Paraguay. Se sospecha que ambos eran socios y que el expresidente lo ayudó a ocultarse. “Esa asociación le permitió a Cartes participar en actividades corruptas, terroristas y otras actividades consideradas ilícitas por Estados Unidos» especifico el diplomático.

Según Estados Unidos, la obstrucción de Cartes fue diseñada para mitigar el riesgo político y legal para sí mismo, lo que le permitió seguir participando en actividades corruptas, incluyendo sus lazos con organizaciones terroristas.

La foto que compromete

En noviembre del 2016, Velázquez, quien entonces era diputado, estuvo en el ojo de la tormenta luego de la publicación de una foto en la que se lo veía con varias personas a bordo de un yate, en un tour por el Líbano, junto a uno de los señalados por como supuesto financista del movimiento libanés Hezbollah. En la foto también aparecían el entonces diputado Atilio Penayo y Duarte.

Hugo Velázquez (centro), Wallid Amine Sweid (detrás de el) y Juan Carlos Duarte (a la derecha de Velázquez con remera roja)

La foto había cobrado estado público tras la publicación de una investigación presentada ante el Congreso de los Estados Unidos, donde señalaba al árabe Walid Amine Sweid, sentado al lado de Velázquez, como uno de los presuntos financistas de Hezbollah, que supuestamente remesaban dinero desde la Triple Frontera.

Velázquez fue uno de los fiscales que colaboró en la investigación a Hassem Mohamad Hijazi (extraditado a Estados Unidos) cuando era fiscal en Alto Paraná, aunque él se deslindó de todo lo que pasó durante y después del proceso investigativo. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.