viernes, enero 27

Este año se alcanzó un récord en emisiones de bonos sustentables


Foto Nacho Corbaln
Foto: Nacho Corbalán

La emisión de bonos sustentables alcanzó este año las 17 colocaciones por casi $ 6.000 millones y US$ 333 millones, lo que ubicó al total por encima de las 16 del año pasado y marcó un nuevo récord para este instrumento que comenzó a operar en 2019 y hasta la fecha ya superó los US$ 1.100 millones de financiamiento.

Desde la generación de energía hasta la producción frutícola, pasando por los servicios de logística, microemprendimientos apadrinados por organizaciones del tercer sector y hasta políticas públicas, los bonos sustentables fueron un instrumento para acceder al mercado de capitales para pymes, ONG y gobiernos locales.

«La emisión de Bonos Verdes, Sociales y Sustentables (SVS) tuvo un alcance récord en el mercado local durante este último año. El monto total de la deuda etiquetada en el Panel desde su lanzamiento en 2019 a la fecha ya supera los US$ 1.100 millones», precisó a Télam Julieta Artal, responsable de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA).

Destacó que «la evolución de estas emisiones es el reflejo de un contexto de cambios, de mayor conciencia social», y señaló que «el mundo está en constante transformación, con medios de transporte más ecológicos, así como el desarrollo de infraestructuras verdes o la transición hacia un mayor uso de energías renovables».

«Para potenciar esto, los mercados pueden jugar un rol fundamental para brindar oportunidades», afirmó Artal.

Desde que se lanzó el Panel de Bonos SVS en setiembre de 2019, hasta hoy lo integran 38 valores negociables, de los cuales 17 se emitieron este año.

A su vez, en febrero se introdujo un nuevo Panel de Bonos Vinculados a la Sostenibilidad (VS), que ya cuenta con tres valores negociables, dos de Red Surcos y uno de la frutícola San Miguel.

Así, 2022 finaliza con 20 nuevas emisiones con impacto positivo, un récord para el ecosistema financiero argentino.

Cuando se inició la operatoria de estos bonos, en 2019, se emitió un único valor negociable; en 2020 fueron cuatro y en 2021 alcanzaron a 16.

El año pasado se registraron las primeras emisiones SVS de asociaciones civiles, como Techo y Sumatoria, que constituyeron un punto de partida para lo que sucedió en 2022.

Durante este año, Sumatoria realizó tres emisiones adicionales, que fueron bonos sustentables.

Desde el lanzamiento del Panel de Bonos SVS, 21 emisoras emitieron 38 valores negociables. En una gran cantidad de casos, una misma emisora realizó varias emisiones, como la generadora de energía Genneia, con seis emisiones; la empresa de telecomunicaciones Sion, la distribuidora eléctrica Luz de Tres Picos y Sumatoria, con cuatro cada una; Plaza Logística, y las energéticas CP Manque y CP Los Olivos, con dos cada una.

Otro hito de este año es que, por primera vez en la Argentina, se negociaron pagarés atados a la cotización del dólar mediante la condición social, verde y sustentable (SVS), a través del Mercado Abierto de Valores (MAV).

La bodega Domaine Jean Bousquet fue la mipyme que negoció por primera vez instrumentos con etiqueta verde en el MAV.

El director ejecutivo del MAV, Fernando Luciani, destacó que «esta innovación permite captar el financiamiento de micro, pequeñas y medianas empresas que tienen prácticas sociales, verdes y sustentables, debidamente certificadas, y a la vez potenciar el apoyo con financiamiento al sector económico más representativo del país con productos como el cheque de pago diferido, pagarés y factura de crédito electrónica».

Por otra parte, el banco HSBC destinó este año $ 8.000 millones para financiar proyectos verdes en Argentina, en la transición hacia modelos de negocios más sustentables.

Entre los casos más destacados está el acuerdo con Pampa Energía por US$ 20 millones para financiar nuevas inversiones en energía eólica en la provincia de Buenos Aires, y el crédito verde a Maniagro, en Córdoba, por $ 750 millones para una nueva planta de bioenergía a partir de la reutilización de la cáscara de maní.

También Banco Comafi participó en este segmento, acompañando a Sumatoria en su tercera salida al mercado de capitales mediante la emisión de obligaciones negociables (ON) por $ 120 millones bajo el régimen Pyme CNV garantizada y la incorporación de las mismas al Panel de Bonos SVS.

«Vemos vital que existan organizaciones como Sumatoria que apoyen proyectos con impacto positivo y de calidad», indicó el director ejecutivo del Comafi, Francisco Cerviño, quien subrayó que «si además utilizan herramientas de financiamiento como las ON para otorgar más préstamos y ampliar el alcance nos da la posibilidad, a las entidades financieras como Comafi, de tener un rol protagonista a la hora de alcanzar estos objetivos».

Por su parte, el fundador y director de Sumatoria, Matías Kelly, remarcó que «la articulación entre el sector público y privado es clave para traer soluciones y transformar la realidad de muchos actores de la economía real con impacto local».

En la misma línea, la directora de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Mónica Erpen, destacó que «la respuesta de los inversores a la emisión de Sumatoria demuestra cómo la articulación entre el sector público-privado puede traer soluciones, cómo puede transformar la realidad de muchos pequeños actores de la economía real con impacto social».

«Lo más importante es que permite ser optimistas respecto de un proyecto de mayor escala que estamos trabajando con Sumatoria en el marco del acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para financiar el acceso a viviendas sostenibles de sectores vulnerables», anticipó Erpen, quien sostuvo: «Estamos dando pasos rápidos y sólidos hacia la consolidación de un mercado de bonos sociales».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *