domingo, septiembre 25

Fernando «Chino» Navarro «cambia de aire» y deja la Secretaría de Relaciones Parlamentarias | Se hará cargo de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario



Los cambios en el gabinete de Alberto Fernández continúan. Esta vez no a nivel de ministerios sino que se expresa en el desplazamiento de Fernando «Chino» Navarro de la Secretaría de Relaciones Parlamentarias. Pero el referente del Movimiento Evita no regresa al llano sino que se hará cargo de la Secretaría de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario que controla del nuevo vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos. Desde la Rosada sostienen que se trata de una supuesta «decisión de corte administrativo». Navarro le comentó a dirigentes de su confianza que era conveniente «cambiar de aire» y al momento de justificar su salida dijo que no pudo avanzar en su tarea en el Congreso por las disputas internas en el FdT.

El nuevo destino de Navarro incluye al INAES y el programa el Estado en tu Barrio. Este cambio de aire no aleja al dirigente del Presidente. Según trascendió, valoró su nuevo destino porque la secretaría sigue bajo la órbita de Jefatura de Gabinete, esto es al lado de Presidencia. Incluso Navarro deslizó que este cambio estaba conversado con Alberto Fernández. Lo cierto es que no habrá un nuevo secretario de Relaciones Parlamentarias y por ahora esa tarea quedará a cargo de Olmos.

Ahora bien, la relación político institucional de Navarro con el Congreso no era la mejor. Tenía problemas con Cristina Fernández de Kirchner, pero también con el entonces jefe de Diputados, Sergio Massa. Le recriminaban «falta de presencia», entre otras cosas. Cerca de Navarro reconocen que esas ausencias estaban justificadas en la imposibilidad de llevar adelante su trabajo cuando lo que proliferaba era la discusión interna del Frente de Todos. Si bien dicen que las discusiones se hacían en un marco de respeto, el hecho de que se hiciera a la luz pública no facilitaba su tarea de vinculación con el Senado y Diputados.

Navarro, dicen, se siente más que capacitado para el puesto que ya no ocupa pero que por el recrudecimiento de la interna «no podía ayudar» al Presidente. 

El nuevo destino parece entusiasmar al dirigente del Evita y se lo escuchó decir que  había conversado con Alberto Fernández la necesidad de revalorizar el rol de la economía popular y su articulación con el Estado. Tarea que, en principio, podrá realizar desde la Secretaría de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario. Un espacio que, como el mismo Navarro reconoce, no será el Ministerio o la Agencia que habían soñado implementar para trabajar con las organizaciones sociales, pero es lo que permite la actual coyuntura.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.