viernes, enero 27

Harry Styles encendió a sus fans con su primer River y pidió aplausos para Messi


El furor por el pop de Harry Styles invadió anoche el barrio de Nuñez, donde el sábado 3 de diciembre se realizó el primero de los dos conciertos de la estrella de 28 años que volverá a presentarse hoy, domingo, en el estadio de River.

En total serán 120 mil espectadores, dado que ambas funciones tienen las entradas agotadas.

Harry Styles iba a presentarse originalmente en octubre de 2020, pero la pandemia obligó a reprogramar su visita, la segunda como solista, ya que vino en 2018 y cantó en el DirecTV Arena. Antes había venido como integrante del grupo One Direction, que llenó dos canchas de Vélez en 2014, también en marco de un gran fervor adolescente.

Pop de estadios. Harry Styles, en River. Es una de las figuras de la música del momento. Foto Martín Bonetto


Pop de estadios. Harry Styles, en River. Es una de las figuras de la música del momento. Foto Martín Bonetto

Una gira mundial

Esta nueva visita al país es en el marco de una gira mundial para presentar su último disco, el tercero como solista, llamado Harry’s House, que se lanzó en mayo de este año y arrojó los hits As It Was, Late Night Talking y Music for a Sushi Restaurant. Debutó en la cima de los charts de Inglaterra y Estados Unidos.

El fanatismo de sus seguidores quedó en evidencia hace meses, cuando los fans comenzaron a acampar cerca de River para ser los primeros en ingresar al estadio. Ayer las puertas se abrieron a las 14 horas y a las 19 arrancó la primera de las dos teloneras: la DJ coreana Anita B Queen y la jamaiquina Koffee.

Harry Styles en su primer River. Foto: Martin Bonetto


Harry Styles en su primer River. Foto: Martin Bonetto

Harry subió al escenario a las 21.15 horas y arrancó con una seguidilla de éxitos que deslumbraron al público: Music for a Sushi Restaurant, Golden, Adore you, Daylight y Cinema.

Un detalle especial es que primero sonó Rapsodia bohemia de Queen, cuando se apagaron las luces y se escuchó a todo el estadio coreando el clásico hit de los años ’70, además el primer aullido sostenido de la gente («¡Ha-rry, Ha-rry!») que entendió de inmediato que el concierto estaba por comenzar.

La fiebre por Harry. Los fanáticos de Styles se fueron muy contentos de River. Foto Martín Bonetto


La fiebre por Harry. Los fanáticos de Styles se fueron muy contentos de River. Foto Martín Bonetto

Aún antes de la aparición del protagonista del show, el fervor era tan grande que el público se puso a gritar el cantito «El que no salta es un inglés», sin detenerse en el detalle que Harry Styles nació en Redditch, pleno Reino Unido.

Cuando apareció, lució (al igual que todo el concierto, donde no hubo cambios de vestuario) un enterito azul con una musculosa blanca debajo y zapatillas. Agarró la guitarra, contó «Uno dos tres cuatro» y empezó a cantar, siempre con un micrófono con larguísimo cable (y no un inalámbrico).

«Mi nombre es Harry Styles -se presentó al terminar la primera canción- y es un placer absoluto, gracias. Han pasado cuatro años y esa última visita fue el show favorito de aquella gira. Esta noche mi tarea es entretenerlos, y la de ustedes es pasarla bien. Estoy muy feliz de estar aquí en Buenos Aires con ustedes».

Incansable, caminó y corrió de una punta a otra del enorme escenario, caminó la pasarela que se metía entre la gente, hizo un bailecito en Satellite y agitó una bandera multicolor en Lights up.

Antes de Canyon moon confesó que era el cumpleaños de su hermana y pidió que cantaran el Feliz cumpleaños para que ella lo pudiera escuchar en Londres, «aunque creo que no va a llegar hasta allá».

En cuanto al guiño a su ilustre pasado con One Direction, hizo What Makes You Beautiful, el primer single de su álbum debut de 2011, apenas una temporada después de su aparición en el programa televisivo inglés The X Factor, junto a sus compañeros Niall Horan, Liam Payne, Louis Tomlinson y Zayn Malik.

Ahí terminó la lista oficial, pero aún faltaba más. Presentó a la banda, hubo aplausos generalizados para cada integrante, y completó la lista pidiendo: «¡Y ahora hagan ruido para Lionel Messi!«. El estadio estalló. También se preocupó por una fan que parecía desmayada y detuvo todo hasta que vio que estaba todo bien.

Enseguida cantó Late night talking (con una inesperada introducción de Libertango de Piazzolla y unos acordes de Persiana americana de Soda Stereo), Watermelon sugar y Love of my life. Sonriente y evidentemente feliz y satisfecho, se despidió con unas palabras en castellano: «Muchas gracias Buenos Aires, los amo con todo mi corazón»,

Los bises finales fueron tres de sus éxitos más grandes Sign of the times, el poderoso rock de Medicine, As it was y Kiwi.

La gira continúa

Harry Styles volverá a presentarse en River esta noche a las 21 horas, y luego seguirá con su gira hacia Brasil, con fechas en San Pablo, Río de Janeiro y Curitiba.

Un dato insólito es que la nota color la había dado por la tarde, apenas después de las 18, cuando irrumpió en el escenario para festejar el triunfo argentino ante Australia en el Mundial de Qatar 2022.

El cantante -y su euforia- sorprendió a los fans que estaban desde temprano en el estadio de River y su celebración se hizo viral.

Ficha

Harry Styles en River, sábado 3 de diciembre. Repite domingo 4.

Músicos: Ny Oh (guitarra, teclados, coros), Mitch Rowland (guitarra), Niji Adeleye (teclados), Elin Sandberg (bajo), Sarah Jones (batería), Pauli Lovejoy (percusión)

Calificación: muy bueno.

MFB

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *