viernes, enero 27

Las activistas que arrojaron sopa al cuadro de Van Gogh declararon ante la Justicia | Cómo continúa el caso



Dos jóvenes activistas declararon este sábado ante un tribunal británico, luego de que este viernes arrojaron sopa de tomate sobre el cuadro Los girasoles de Vincent Van Gogh, en la National Gallery de Londres, en protesta por los proyectos de explotación de petróleo y gas anunciados por el Gobierno británico.

Anna Holland, de 20 años, y Phoebe Plummer, de 21, se declararon inocentes al comparecer ante el juez de distrito Tan Irkam, que las dejó libres bajo fianza a la espera de su juicio el 13 de diciembre en Londres.

Las activistas, del grupo de desobediencia civil «Just Stop Oil», entraron en la National Gallery y arrojaron dos latas de sopa Heinz sobre el lienzo, pintado en 1888 por el pintor impresionista neerlandés y valorado en 84,2 millones de dólares.

El cuadro en sí no resultó dañado, ya que estaba protegido por un vidrio, pero sí el marco, que sufrió «daños menores», según anunció la galería, consignó la agencia de noticias AFP.

Luego de lanzar la sopa sobre el cuadro del pintor, exponente del posimpresionismo, los manifestantes se pegaron con cola a la pared de la pinacoteca. Por ese hecho las activistas fueron acusadas de «daños criminales», según anunció Scotland Yard.

Con esta acción, «Just Stop Oil» buscaba exigir que el gobierno británico detenga todos los nuevos proyectos de explotación de hidrocarburos en el país, según precisó la organización ecologista en un comunicado. Esta última acción del grupo se realizó en el marco de un mes de protestas y movilizaciones por toda la capital británica. «La crisis del costo de vida proviene de los combustibles fósiles, la vida diaria se ha vuelto inasequible para millones de familias que pasan frío y hambre, no pueden permitirse ni siquiera una lata de sopa», dijo Phoebe Plummer, una activista de 21 años citada en un comunicado del grupo.

«La gente está muriendo» a causa de «los incendios y las sequías provocadas por el cambio climático», agregó la activista y afirmó: «no podemos permitirnos nuevos proyectos de petróleo y gas».

Los girasoles es la segunda obra más famosa de Van Gogh atacada por «Just Stop Oil», dos de cuyos activistas se pegaron a finales de junio al cuadro «Melocotoneros en flor», de 1889, expuesto en la Courtauld Gallery de Londres.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *