sábado, febrero 4

Líderes del mundo expresaron su solidaridad con Lula y condenaron la violencia | Rechazo unánime a la toma de los edificios de los tres poderes públicos en Brasilia



Mandatarios y líderes de todo el mundo condenaron las manifestaciones golpistas en Brasilia, donde seguidores del expresidente Jair Bolsonaro ingresaron de forma violenta en los edificios de los tres poderes públicos. Voces de todo el arco político, desde los presidentes de Chile, Gabriel Boric, y de Colombia, Gustavo Petro, pasando por los mandatarios de Uruguay, Luis Lacalle Pou, de Francia, Emmanuel Macron, y de Estados Unidos, Joe Biden, se solidarizaron con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva frente a este nuevo intento de golpe de la derecha.

Llamados a la OEA

El presidente de Chile, Gabriel Boric, calificó de «impresentable» el ataque contra los edificios de los tres poderes en el distrito federal de Brasil. «El gobierno de Brasil cuenta con todo nuestro respaldo frente a este cobarde y vil ataque a la democracia», sostuvo Boric. Más tarde la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, aseguró que se está impulsando junto a otros países la convocatoria a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA (Organización de Estados Americanos).

En la misma línea el presidente de Colombia, Gustavo Petro, convocó a una reunión urgente de la OEA «si quiere seguir viva como institución» y le dio toda su «solidaridad a Lula y al pueblo de Brasil». Petro compartió un video de los seguidores de Bolsonaro destruyendo el patrimonio de las oficinas publicas brasileñas y comentó: «El fascismo rompe y violenta el arte. ¡Muera la inteligencia! gritaban en España, ahora lo hacen en la Latinoamérica que vota por el progresismo».

El mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó el ataque y expresó su respaldo al gobierno de Lula. «Reprobable y antidemocrático el intento golpista de los conservadores de Brasil azuzados por la cúpula del poder oligárquico», señaló el mandatario en Twitter y agregó: «Lula no está solo, cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo».

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, también se solidarizó con el líder del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT). «Condenamos y repudiamos las acciones golpistas de bolsonaristas que asaltaron el Congreso y otras instituciones democráticas de Brasil. La derecha bolsonarista sigue el ejemplo de Trump y no admite su derrota«, tuiteó Morales. En el mismo sentido se expresó el presidente Luis Arce, quien recordó que «los fascistas siempre buscarán tomar por la fuerza lo que no lograron en las urnas».

En tanto el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, le envió su «respaldo» a su par brasileño y condenó «enérgicamente los actos violentos y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula«. En la misma línea el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó la violencia generada por «grupos neofascistas de Jair Bolsonaro que han asaltado las instituciones democráticas de Brasil».

«Escandaloso»

El gobierno de la presidenta peruana, Dina Boluarte, también condenó «enérgicamente el asalto» a las sedes del Congreso, del Ejecutivo y del Tribunal Supremo en Brasilia, así como «cualquier intento de desconocer» la legitimidad de las elecciones presidenciales de octubre pasado en Brasil, en las que ganó Lula. Del mismo modo el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, manifestó este domingo la «preocupación» de su país y expresó: «El camino siempre debe ser el respeto a las instituciones, a la democracia, a la libertad y la no violencia».

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, expresó en Twitter su repudio a «las acciones llevadas a cabo en Brasil que atentan contra la democracia y las instituciones«, mientras que el titular del Ejecutivo ecuatoriano, Guillermo Lasso, condenó «las acciones de irrespeto y vandalismo perpetradas a las instituciones democráticas en Brasilia» que «atentan contra el orden democrático y la seguridad ciudadana».

De viaje por El Paso, estado de Texas, en la frontera con México, el presidente estadounidense Joe Biden resumió ante la prensa lo acontecido en Brasil con una palabra: «Escandaloso». Más tarde, Biden utilizó sus redes sociales para condenar «el asalto a la democracia y a la transferencia pacífica del poder en Brasil, y asegurar que «las instituciones democráticas de Brasil cuentan con todo nuestro apoyo».

Las voces de Europa

El primer líder europeo en expresar su rechazo a las violentas escenas de Brasilia fue el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. «Todo mi apoyo al presidente Lula y a las instituciones libre y democráticamente elegidas por el pueblo. Condenamos rotundamente el asalto al Congreso de Brasil y hacemos un llamamiento al inmediato retorno a la normalidad democrática», dijo Sánchez en su cuenta de Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió este domingo «respetar las instituciones» de Brasil y expresó el «apoyo indefectible de Francia» a Lula. «¡La voluntad del pueblo brasileño y las instituciones democráticas deben ser respetadas! El presidente Lula puede contar con el apoyo indefectible de Francia», aseguró Macron en sus redes sociales.

Por último el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, manifestó su «condena absoluta» del asalto al Congreso, el Tribunal Supremo y el palacio presidencial de Planalto en Brasilia, mientras que en la misma sintonía se expresó el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, el español Josep Borrell, quien dijo estar «consternado por la violencia extremista».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *