viernes, enero 27

«Lucianito» aseguró que ni él ni la joven detenida participaron del homicidio del empresario Blaquier | El muchacho aseguró que no estaba en el lugar del crimen a la hora en que se cometió



Luciano Jesús González, el joven de 18 años apodado «Lucianito», quien fue detenido el domingo pasado acusado de haber asesinado de un balazo al empresario agropecuario Andrés Blaquier (62), en el partido bonaerense de Pilar, aseguró este viernes que «ni él ni Villarreal participaron del crimen».

Durante la indagatoria, el acusado sostuvo que el día del crimen estuvo en la casa de su cuñada cuidando a sus sobrinos, ya que la mujer había ido a visitar a su esposo, detenido en el penal de Baradero. El joven –según precisó– había llegado a esa casa a las 8 del sábado y por la tarde, a las 16.53, uno de sus sobrinos llamó a una remisería para pedirle un auto que lo llevara de regreso a su domicilio.

El detenido además manifestó que ya no tenía un vínculo sentimental con la otra joven detenida por el asesinato de Blaquier, Brisa Villarreal (18); sino que tiene una nueva novia con quien se vio ese mismo sábado y pasó la noche en un hotel alojamiento de la ruta 26, en Manuel Alberti, Pilar.

Su abogada, Silvina Fernández Rosarno, dijo a Télam que la ampliación indagatoria de González se realizó a pedido de la fiscalía, luego de que la defensa presentara pruebas que indican que el acusado no estuvo el sábado 29 último, a las 19, en el kilómetro 50 de la autopista Panamericana, donde asaltaron y dispararon a Blaquier, ya que de un peritaje realizado sobre su teléfono celular surgió que fue captado por una celda a unos 15 kilómetros de ahí a esa misma hora.

Entre las pruebas aportadas por la defensa, se halla el informe de la aplicación de viajes DiDi, en el que consta que un pedido de vehículo, supuestamente para el joven, y un traslado desde ese domicilio hasta el del ahora acusado, situado en la calle Las Hortensias al 1.500, de Manuel Alberti, Pilar, que se concretó en unos 10 minutos, lo que lo dejaría fuera de la escena del crimen.

«Luciano nunca pudo cometer semejante delito a las 19 en Panamericana, dado que se encontraba en su hogar a las 19.07. Asimismo, tampoco pudo cometer el ilícito en dicho horario, demorar 17 minutos en llegar y ser trasladado a las 19.07 en un remise de DiDi, con destino casa de su hermano», señaló la letrada al ofrecer las pruebas en la fiscalía.

La defensa requirió que se produzcan diversas pruebas, entre ellas que se tomen varias testimoniales, con el fin de «demostrar que en el momento del hecho el acusado se encontraba en otro lugar».

El titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 4 de Pilar, Gonzalo Agüero, citó a González para que amplíe sus dichos y ratifique la hipótesis presentada por su abogada.

«No hay pruebas que avalen»

«A criterio del fiscal, no hay pruebas que avalen la versión del acusado. Luciano Jesús González no tenía un teléfono celular, sino que usaba los que le iban prestando sus sobrinos, por lo que la ubicación de ese aparato no es prueba de que se haya encontrado en un sitio distinto al que mataron a Blaquier», indicaron fuentes de la investigación.

Los voceros detallaron que la casa del joven queda a solo 13 minutos de distancia del lugar donde se cometió el crimen, circuntancia que –según ellos– lo incriminaría.

La fiscalía tiene previsto realizar peritajes en las cámaras de seguridad para comparar las imágenes captadas del rostro del asesino del empresario con el del joven imputado.

Respecto a la otra detenida, Brisa Villarreal, las fuentes afirmaron que una testigo que la habría identificado en la filmación obtenida del momento del hecho.

Convocatoria

Este sábado a las 11, en la Facultad de Derecho de la Univesidad de Buenos Aires, la agrupación «Motociclistas Autoconvocados» está organizando una marcha para exigir «prevención, seguridad, justicia y condenas ejemplares» para quienes cometan delitos a bordo de motos.

En tanto, casi 42 mil personas adhirieron y firmaron una petición, lanzada unas horas después del crimen del empresario Blaquier en la plataforma Change.org. «Es increíble que no podamos circular tranquilos. Necesitamos y exigimos seguridad», reza la iniciativa.

El crimen

Andrés Blaquier (62), director de Negocio Agropecuario de la firma Ledesma, fue asesinado el sábado pasado, cerca de las 20, cuando circulaba por el kilómetro 50 de la Panamericana, en sentido a provincia, junto a su esposa en una moto BMW 1200 de color negro.

Según las fuentes, el empresario habría sido abordado con fines de robo por dos personas que iban en otra moto. El hombre se habría resistido e intentado escapar y, en ese momento, uno de los asaltantes le efectuó varios disparos.

Uno de los tiros le dio en el pecho a Blaquier, mientras que su esposa resultó ilesa. El empresario fue trasladado al Hospital de Pilar, donde murió poco después debido a la herida de bala.

Acto seguido, uno de los agresores tomó la moto del empresario y escapó junto a su cómplice. No obstante, perdieron el control del vehículo a la altura del kilómetro 39 de la Panamericana, donde lo dejaron abandonado.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *