domingo, septiembre 25

Lula sigue adelante por quince puntos | El líder del PT se reunió con pequeñas y medianas empresas



El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se mantiene como favorito a ganar las elecciones presidenciales del 2 de octubre, con una ventaja de 15 puntos sobre Jair Bolsonaro. El candidato se juntó con las pequeñas y medianas empresas y criticó al Banco de Brasil. Además, Bolsonaro puso en cuestionamiento a líderes latinoamericanos llamándolos mentirosos. 

De acuerdo con el sondeo realizado por el Instituto Datafolha, divulgado este jueves, el líder del progresista Partido de los Trabajadores (PT) obtuvo en la encuesta el 47 por ciento de la intención de voto, sin cambios con respecto a un sondeo similar realizado por la misma firma a fines de julio.

En cambio, el líder de la ultraderecha brasileña y actual presidente, aumentó ligeramente su intención de voto desde el 29 por ciento de julio hasta el 32 de ahora, con lo que redujo la ventaja de Lula desde 18 hasta 15 puntos porcentuales, dentro del margen de error.

En tercer lugar, aparece, el exministro y exgobernador del estado de Ceará, Ciro Gomes, que se ofrece como la tercera vía por del Partido Democrático Laborista (PDT), con siete puntos de intención de voto. Seguido, se encuentra la senadora Simone Tebet, del Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB) del expresidente Michel Temer, con el dos por ciento por delante de Vera Lúcia, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU), que tiene el uno por ciento.

Por otro lado, los que pretenden votar en blanco o anular el voto suman el seis por ciento mientras que hay un dos por ciento que no sabe a quién votar. Sin embargo, considerando únicamente los votos válidos, Lula ganaría en la primera vuelta con el 51 por ciento de los votos. Bolsonaro quedaría segundo con 35 puntos; Gomes le sigue con ocho; Tebet en cuarto lugar con dos; y en último lugar Vera con el uno por ciento. Los demás candidatos no llegaron ni siquiera al uno por ciento.

En una potencial segunda vuelta entre los dos candidatos, añadió el sondeo, Lula vencería con 54 puntos frente a 37 de Bolsonaro. Datafolha también preguntó sobre el rechazo de los candidatos y el 51 por ciento dijo que no votaría en absoluto por Bolsonaro. En el caso de Lula, se reduce con el rechazo es del 37 por ciento.

En la votación espontánea, cuando no se mencionan los nombres de los candidatos, Lula tiene el 40 por ciento de los votos; Bolsonaro tiene el 28; Gomes tiene el dos por ciento; Tebet tiene el uno por ciento; y los demás nombres sumaban un punto.

Escenarios de voto

La encuesta de Datafolha también mostró que a Lula le va mejor entre los votantes que ganan hasta dos salarios mínimos, con un 55 por ciento de los votos y entre los que reciben o viven con lo que ganan con el programa de beneficio social Auxilio Brasil, un 56 por ciento.

En el Nordeste del país, el líder del PT tiene el 57 por ciento de las intenciones de voto. Mientras que las personas que se perciben como negras representan una intención de voto del 60 por ciento.

A Bolsonaro, en cambio, le va mejor entre los más ricos, que ganan más de 10 salarios mínimos, con el 43 por ciento de los votos y entre los residentes del norte del país con el 43 por ciento. La ventaja también se da entre evangélicos con el 49 y entre blancos con el 38.

El nuevo sondeo fue realizado pocos días después del lanzamiento de la campaña política de cara a los comicios. Según Datafolha, que escuchó entre martes y jueves a 5.744 electores en 281 ciudades del país, el sondeo tiene un margen de error de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Lula se reúne con chicas y medianas empresas

El ex presidente brasileño, que aspira a un tercer mandato, mantuvo dialogo con las pequeñas y medianas empresas brasileñas, quienes fueron las más golpeadas durante la pandemia en el 2020 y 2021. Lula se reunió con los representantes en un hotel céntrico de Sao Pablo y dio su opinión sobre el papel de los bancos públicos respecto al escenario crediticio de las pequeñas empresas. “Los bancos públicos tienen que prestar una función social en este país” dijo el líder del PT. “No podemos dejar que micro y pequeños empresarios cierren sus negocios por deudas que contrajeron durante la pandemia”, agregó.

Además, remarcó el papel del Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) respecto a los créditos a las grandes empresas. “El Banco Nacional de Desarrollo tendrá que dejar de prestar a las grandes compañías para dar crédito a los pequeños y medianas, y a los emprendedores. El resto puede tomar préstamos en dólar en cualquier lugar”, remarcó Lula.

Lula cuestionó las altas tasas de interés impuestas por el gobierno bolsonarista recientemente, estableciendo que es casi imposible la financiación financiera empresarial. Además, critico el papel del Banco de Brasil. “Parece buenito, pero ni no tiene una orientación del gobierno, su burocracia piensa como si se tratara de un banco privado. Hay que encuadrar la institución con el objetivo de que sea un banco realmente público” dijo el ex presidente.

Por su parte, Lula hizo una comparación de la situación actual del país frente a la de su primer mandato en 2003. “Si ganamos las elecciones, el país de 2023 es infinitamente peor que el de hace 20 años” explicó. Lula estuvo acompañado por su compañero de fórmula electoral, Geraldo Alckmin. “Nuestro casamiento es para hacer lo que precisa este país: volver a crecer y generar empleo”, dijo el candidato a presidente.

Bolsonaro trató de mentirosos a presidentes latinoamericanos

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este jueves que en las elecciones del 2 de octubre el pueblo tendrá que escoger si el próximo presidente de Brasil es él o un amigo de presidentes de América Latina que calificó como mentirosos: el argentino Alberto Fernández, el colombiano, Gustavo Petro, el cubano, Miguel Díaz-Canel, el chileno, Gabriel Boric, el nicaragüense, Daniel Ortega, y el venezolano, Nicolás Maduro.

Bolsonaro hizo estas declaraciones en su habitual transmisión semanal en redes sociales, la primera desde que comenzó oficialmente la campaña. “La izquierda viene creciendo mucho en el mundo”, dijo el brasileño, antes de referirse a algunos de estos países. El presidente, además dio su opinión sobre la situación cubana. “Las personas vienen siendo presas porque en julio de 2021, un año atrás, hubo manifestaciones del pueblo que fue a la calle pidiendo libertad» dijo el lider de la ultraderecha. Luego tiró dardos a los presidentes de izquierda de Colombia y Chile. «Colombia que, como Chile, era un país correcto en sus derechos, ahora tiene a Petro, que va a acabar con la política antidrogas y va a liberar la droga”, expresó Bolsonaro.

El ultraderechista también critico al presidente de Nicaragua por cerrar iglesias y censurar radios católicas. También a Maduro por hacer que su país sea más pobre que Haití y a Alberto Fernández porque la economía de Argentina está ladera abajo. «Tienen que mirar quién va a hacer un mejor país, pero hagan las comparaciones», exigió el presidente brasileño al electorado.

AMLO y Fernández brindaron públicamente su respaldo a Lula

En un evento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (Celac), el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) mostró su apoyo al dirigente del PT. “Lula va a ser como una bendición para el pueblo de Brasil”, dijo el presidente mexicano.

Además, le deseó lo mejor en la próxima contienda y, tras una pausa, agregó: “Somos respetuosos del principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, pero no podemos ocultar nuestro cariño, nuestra simpatía por el pueblo de Brasil y por su dirigente, Lula”.

“Agradezco al presidente de Brasil, Bolsonaro, que nunca ha declarado en contra mía, ni yo lo he hecho en contra suya, lo respeto” añadió López Obrador. Luego, se justificó por intervenir en las elecciones de otro país, algo que no es habitual en las relaciones internacionales, diciendo que no pudo contenerse. “La política es razón, pero también es pasión, es el equilibrio entre la razón y la pasión. Yo soy del estado más tropical de México, y ahí se desbordan las pasiones”, concluyó. En el cierre del mismo evento, Fernández se hizo eco de las palabras de AMLO: “Lo que dijo de Lula es exactamente el mismo deseo que tengo yo: que le vaya muy bien”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.