sábado, agosto 13

pidió diálogo ante el avance de causas judiciales y alertó por la situación social



El mismo día en que las organizaciones sociales oficialistas y opositoras coparon la Plaza de Mayo y el microcentro porteño para reclamar por más planes sociales y la implementación del salario universal, la Conferencia Episcopal Argentina mantuvo una reunión con la comisión directiva de la UTEP, que nuclea a las primeras y se solidarizó con los referentes de los movimientos que son investigados por la Justicia.

El titular de la CEA, Monseñor Oscar Ojea -un hombre del papa Francisco- recibió a los dirigentes de los movimientos mientras la conflictividad social va en aumento y las causas judiciales en contra de las organizaciones toman velocidad en juzgados federales y provinciales.

“El Obispo instó a que se dialogue con los funcionarios y organismos correspondientes para que se garantice el libre ejercicio de los derechos constitucionales. En el contexto social sumamente complejo y preocupante que vivimos, la Iglesia comparte la preocupación por la situación de indigencia de una parte importante de la población, que se suma a la gravedad de la crisis económica que hace imposible llegar a fin de mes para una gran mayoría”, señaló la CEA a través de un comunicado.

En el texto en el que convocó al diálogo, la Iglesia realzó el el rol “ordenador” de las organizaciones, la Conferencia Episcopal evitó condenar los dichos de Juan Grabois, que días atrás pronosticó posibles saqueos. “Estamos dispuestos a dejar nuestra sangre en la calle”, había dicho el dirigente social, que integra el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano. En el encuentro con Ojea, estuvo Laura Cibelli, que integra el MTE, que conduce Grabois. “Los movimientos sociales históricamente han sabido trabajar para la construcción de la paz social”, expresó el comunicado de la CEA.

El obispo Ojea recibió al secretario general de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro, dirigente del Evita, habitual interlocutor de Alberto Fernández, que hace dos semanas fue recibido por el Presidente -para escuchar la preocupación por la situación judicial de varios dirigentes sociales- y a las pocas horas se solidarizó con el Polo Obrero, que marchó a la Plaza de Mayo.

En ese encuentro, el jefe de Estado se había comprometido a recibir a los dirigentes que habían sido demorados y allanados, pero el nuevo encuentro nunca se produjo.

Castro destacó que el titular de la CEA les pidió un listado con todas causas penales en contra de los dirigentes sociales. «El poder político y judicial nos persigue por estar organizados y defender a los más pobres. Hoy por ejemplo quisieron quemar un local en el Chaco, a Juan Grabois le iniciaron nueve causas penales, en Jujuy la CCC tiene 16 causas en su contra, Milagro Sala que sigue detenida», expuso el líder de la UTEP.

Los dirigentes sociales que participaron del encuentro en la calle Suipacha, sede de la CEA, señalaron que la audiencia había sido pedida dos semanas atrás, antes de que fuera convocada la manifestación de este jueves a la Plaza de Mayo. 

Los movimientos sociales de todo el espectro político denuncian una persecución judicial orquestada desde la política con ramificaciones en Jujuy, Chubut, La Pampa, Santa Fe y la Provincia y la Ciudad. Las organizaciones del oficialismo cargan contra el macrismo; las agrupaciones de izquierda responsabilizan también a Cristina Kirchner.

Desde ambos extremos señalan que la máxima expresión de esa supuesta conspiración fueron los allanamientos ordenados por la jueza federal en lo Criminal y Correccional de San Martín, Alicia Vence, en los que se secuestraron 50 mil dólares y 7 millones de pesos en diferentes domicilios de la Corriente Clasista y Combativa. Del encuentro con Ojea participó el diputado Juan Carlos Alderete, máximo lider de esa organización.

Los movimientos ya habían recibido la solidaridad de la Pastoral Social Evangélica que integran varios pastores que militan dentro de las organizaciones. Ahora volvieron a sumar el respaldo de la Iglesia católica.

En el encuentro donde también estuvieron el secretario gremial de la UTEP, Gildo Onorato, del Evita; y Norma Morales, de Somos Barrios de Pie, entre otros, las organizaciones adelantaron a Ojea cómo será la multitudinaria marcha que preparan para San Cayetano el 7 de agosto, en la que promueven la agenda de leyes del programa Tierra-Techo y Trabajo, que incluye la implementación del salario universal, entre otras medidas. «Como todos los años habrá una bendición al inicio de la jornada», expresó uno de los participantes del encuentro. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.