abril 21, 2024

Las mil y una teorías conspirativas de Lilia Lemoine, la candidata y asesora de Javier Milei | Encargada de la imagen del candidato de La Libertad Avanza



La galería de personajes que rodean a Javier Milei es variopinta en el espectro de la derecha extrema. Hay negacionistas (Victoria Villarruel), dolarizadores (Emilio Ocampo), cultores del ultraindividualismo (Alberto Benegas Lynch), punitivistas (Carolina Píparo), magos de las finanzas (Ramiro Marra). También hay terraplanistas, afectos a las teorías conspirativas en el coronavirus y hasta sostenedores de que el hombre no llegó a la Luna. En estas categorías destaca Lilia Lemoine.

Candidata a diputada, Lemoine saltó del mundo del cosplay y las redes a la arena política. En el medio, fue le encargada de maquillar a Milei en sus intervenciones televisivas. O sea, la responsable de la imagen pública del candidato. “A mí me subestiman y me presentan como la maquilladora y la peluquera, pero soy una de las mejores cosplayers del mundo, trabajé en informática y estuve en la batalla cultural contra el feminismo y la cuarentena”, declaró hace unos días al diario El País. El medio español trató de descifrar a la fauna que podría gobernar la Argentina.

Hija de un comisario y criada en el Conurbano, Lemoine hoy es asesora del bloque de La Libertad Avanza en la Legislatura porteña. Al comenzar la cuarentena, perdió a su madre, víctima de cáncer. Hizo catarsis en redes, se viralizó y al poco tiempo recaló en el proyecto político de Milei, de quien sostiene que fue víctima de fraude en las PASO de agosto.

El paso de Lemoine por las redes, ya de antes de pasar a la política, dejó algunas perlas que, en rigor, no desentonan con la retórica de Milei y sus acólitos.

Por ejemplo, se refirió así al coronaviurs: «Digo yo, tenemos la Organización Mundial de la Salud, cada país tiene su Conicet, sus científicos. ¿Es tan difícil agarrar a un enfermo de coronavius, hacerlo toser arriba de una mesa y que después vaya otra persona, por supuesto sin factor de riesgo, a chupar la mesa y ver si se contagia o no se contagia?” Consideró que “es un test muy simple que lo podés hacer en tu casa”. 

A esto se suma que adhiere a la teoría conspirativa según la cual la llegada a la Luna fue un montaje. Lo consideró algo «turbio» en base a que desde 1972 no ha habido misiones tripuladas y a que, según ella, la NASA admitió haber perdido «la tecnología para volver» (sic).

Decir que el hombre no puso un pie en el satélite de la Tierra el 20 de julio de 1969 coloca a quien dice eso a nada de sostener la máxima patraña de quienes desconocen principios básicos de la ciencia y pretenden contradecir lo irrefutable: el terraplanismo

Otro video en las redes sociales la muestra en contradicción flagrante con algo que los navegantes de la antigüedad tenían asumido muchísimo antes de que Juan Sebastián Elcano completara el primer viaje alrededor del mundo en 1522. La supuesta prueba empírica de Lemoine es que no hay vuelos comerciales a través del Océano Pacífico (!) y que considerar plana a la Tierra permite comprender mucho mejor las rutas aéreas que si fuera esférica.

Más adelante sostuvo que los gobierno del mundo se complotaron para hacer creer a la Humanidad sobre la esfericidad del planeta, negando «que hay una gran pared de hielo que la circunda». Graficó con la imagen de un animal encerrado que, garantizado su alimento, no se preocupa por ver que hay más allá. 

El ser humano, en cambio, querría saber la verdad sobre quién hizo la pared. «Vas a pasarte toda la vida tratando de encontrar la respuesta y la angustia general sería tan grande que el ser humano no podría vivir sabiendo que ha sido engañado», manifestó en una extraña reformulación de la alegoría de la caverna de Platón antes de preguntarse qué pasaría si la Ciencia admitiera que se equivocó en «algo tan fundamental como la forma de la Tierra»

Solamente le faltó decir que Julio Verne se sumó a la conspiración con La vuelta al mundo en 80 días.

Desde la redes sociales salieron al cruce de las afirmaciones de Lemoine. Uno de los que cuestionó fue Juan José Campanella y ambos intercambiaron tuits al respecto. Entonces la candidata de Milei le reprochó al cineasta tildarla de terraplanista. En su defensa dijo que en su momento había hecho «un piloto para televisión hablando de conspiraciones» y sostuvo que Campanella es incapaz de «reconocer una ficción». Aún tratándose de una performance, no pierde verosimilitud respecto de lo que expresan quienes acompañan al líder de La Libertad Avanza. 





Source link