mayo 22, 2024

Senado: El oficialismo busca avanzar con el Compre sin IVA | Apunta a obtener dictamen la próxima semana



El oficialismo no quiere detener la iniciativa política que logró tomar en el Congreso en plena campaña y mucho menos si las propuestas tienen impacto electoral. Tras la maratónica sesión de Diputados de esta semana, en la que el Frente de Todos logró avanzar con los proyectos que el ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, envió al Parlamento, en el Senado piensan en darle continuidad y buscarán en la corta semana previa a la elección presidencial aprobar el dictamen del programa Compre Sin IVA.

En Diputados, el Frente de Todos logró avanzar, no sin dificultades, con una serie de proyectos que son prioridad para el oficialismo: entre ellos, el que transforma en ley el Programa Compre Sin IVA, que extiende a partir del año próximo el descuento del tributo a los productos de la canasta familiar, para trabajadores, jubilados, monotributistas y beneficiarios de los planes sociales. Hasta fin de año, se aplica como una medida transitoria del Ministerio de Economía. 

Los senadores oficialistas planifican reunir a la Comisión de Presupuesto la próxima semana -corta por el feriado del lunes-, en la previa de las elección del 22 de octubre, para darle dictamen al proyecto que llegó con media sanción de la Cámara baja. Aunque para transformarla en ley, deberán esperar el resultado electoral, ya que el reglamento exige el paso de siete días entre la obtención del dictamen y el debate del proyecto en el recinto. De todos modos, quedará allanado el camino para su aprobación.

Tampoco se descarta que se pueda avanzar con otros proyectos de impacto económico y social, como el de promoción de la industria del Gas Natural Licuado (GNL) para exportación tras la producción que genera Vaca Muerta y su transporte a través del Gasoducto Néstor Kirchner, lo mismo que la propuesta para la industria nacional del calzado, y hasta la creación de otras tres universidades nacionales.

Los años electorales suelen conspirar contra la actividad del Congreso y este año no fue la excepción, con un disperso calendario electoral en 18 provincias que despegaron la suerte de su gobernadores de la elección presidencial. También pesó el boqueo que –en medio de la paridad de fuerzas parlamentarias— impuso Juntos por el Cambio tras la decisión del oficialismo de avanzar en el juicio político a los cuatro miembros de la Corte Suprema de Justicia. Así, Diputados logró sesionar solo seis veces y el Senado apenas tres para tratar proyectos. Recién en el último tramo del año legislativo el oficialismo logró revertir la inactividad. “Había una costumbre que cuando venían los tiempos electorales se ponía llave al Congreso”, dijo el jefe de la bancada del FdT en la Cámara baja, Germán Martínez, y recordó que hubo “autoridades prestigiosas de la Cámara que cerraban el Congreso, no se podía sesionar” en tiempos electorales. A cambiar esa tendencia apunta ahora el oficialismo en el Senado.       



Source link