febrero 21, 2024

La Corte Suprema de India se negó a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo


Miembros de la comunidad LGBTIQ salieron de los tribunales llorando y consternados por el veredicto en contra Foto AFP
Miembros de la comunidad LGBTIQ+ salieron de los tribunales llorando y consternados por el veredicto en contra. / Foto: AFP.

La Corte Suprema de la India rechazó  conceder reconocimiento legal a los matrimonios entre personas del mismo sexo, por considerar que está fuera de su competencia y que debe decidirlo el Parlamento, pero subrayó que el Estado no debe discriminar las relaciones homosexuales.

Como muestra de lo controvertida que sigue siendo la cuestión en India, los cinco magistrados de la Corte Suprema declararon que habían estado divididos sobre el asunto, y redactaron cuatro sentencias distintas.

Dos de los jueces habían apoyado las uniones civiles entre personas del mismo sexo, pero el veredicto mayoritario fue en contra.

«Hoy la Corte ha reafirmado que los ciudadanos queer quedarán relegados a un Poder Legislativo indiferente y un Poder Ejecutivo apático. Somos ciudadanos de segunda clase, sin importar que las perogrulladas judiciales digan lo contrario. Nos levantaremos con rabia y protestaremos», dijo Rohin Bhatt, uno de los abogados litigantes.

«Hoy la Corte ha reafirmado que los ciudadanos queer quedarán relegados a un Poder Legislativo indiferente y un Poder Ejecutivo apáticoRohin Bhatt

La sentencia señala que el derecho al matrimonio para todos no está garantizado por la Constitución.

El presidente del tribunal, D.Y. Chandrachud, dijo que correspondía al Parlamento y a los órganos legislativos estatales decidir sobre una Ley de matrimonio igualitario.

El presidente del tribunal, D.Y. Chandrachud, dijo que correspondía al Parlamento y a los órganos legislativos estatales decidir sobre una Ley de matrimonio igualitario

Sin embargo, el magistrado subrayó que India tenía el deber de reconocer las relaciones entre personas del mismo sexo y de protegerlas contra toda forma de discriminación, informó la agencia de noticias AFP.

(S)Una larga historia(S)En 2018, una sentencia eliminó la prohibición de las relaciones homosexuales y afirmó los derechos constitucionales de la comunidad LGBTIQ+, por lo que activistas queer dijeron era injusto que siguieran careciendo de respaldo legal para las uniones, un derecho básico del que disfrutan las parejas casadas heterosexuales.

Unas 20 personas y sus abogados lograron en abril que la cuestión del matrimonio igualitario fuera examinada por la Corte Suprema, con el argumento de que India debe ser ecuánime en el trato a la comunidad LGBTIQ+ en virtud de su Constitución.

Una legalización del matrimonio igualitario habría permitido a la comunidad LGBTIQ+ un mejor acceso a la adopción, a los seguros y a la herencia, destacaron los firmantes de la solicitud.

Una legalización del matrimonio igualitario habría permitido a la comunidad LGBTIQ+ un mejor acceso a la adopción, a los seguros y a la herencia, destacaron los firmantes de la solicitud

Sin embargo, el Gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi se opuso fuertemente y declaró que cualquier cambio de la ley dependía del Parlamento y no de los tribunales.
La argumentación fue seguida por la Corte Suprema, que dictaminó que el matrimonio igualitario «no es comparable con el concepto indio de familia, de un marido, una esposa y los hijos».

«El matrimonio es una institución social, no lo otorga el Estado, y la idea del matrimonio no es un derecho básico», afirmó uno de los jueces que se opuso.

También, la Corte Suprema autorizó el reconocimiento del matrimonio para las parejas cuyos miembros son transexuales, siempre que se identifiquen respectivamente como «hombres» y «mujeres».

Miembros de la comunidad LGBTIQ+ salieron de los tribunales llorando y consternados por el veredicto en contra.

«No esperaba que fuera una sentencia muy buena, pero me parece mucho peor de lo esperado», dijo Uday Raj Anand, quien junto con su pareja del mismo sexo era uno de los demandantes.

«Lo que pensaba es que al menos el tribunal dejaría clara su postura, diría que no está en posición de hacer o cambiar la ley, pero sin duda daría instrucciones al Gobierno para que lo haga», dijo al diario británico The Guardian, y agregó: «Es un poco chocante no haber logrado ni siquiera eso».

Asia va muy a la zaga de Occidente a la hora de aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo: solo Taiwán y Nepal lo permiten en un continente donde los valores mayoritariamente conservadores siguen dominando la sociedad.





Source link