junio 15, 2024

Un llamado de atención de la Justicia a Javier Milei | Una posible estrategia para desconocer los resultados del domingo



El fiscal federal con competencia electoral Ramiro González abrió una investigación preliminar por las declaraciones del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, quien en su última entrevista ante de las elecciones señaló la «posibilidad» de que ocurriera un «fraude» o robo de boletas. Se trata de las mismas denuncias que Milei hizo por redes sociales el día de las elecciones PASO, cuando resultó el candidato más votado. El Poder Judicial abrió la investigación ante una posible estrategia libertaria de desconocer los resultados del domingo.

«Se advierten manifestaciones de un candidato presidencial de una agrupación política que estaría denunciando hechos de gravedad institucional«, marcó el fiscal en el expediente abierto, en el que ya le tomó declaración testimonial al apoderado de la agrupación de ultraderecha, el abogado Santiago Viola. 

Viola se presentó en los tribunales de Comodoro Py y manifestó ante el fiscal las mismas dudas que ventiló Milei en la entrevista con el canal Crónica TV y en sus redes sociales desde las PASO, cuando los libertarios argumentan «les robaron entre 2 y 5 puntos». 

Ante el fiscal Ramírez, el abogado de Milei presentó los mismos supuestos y casos de videos en redes que denunció su jefe político sobre «intención» de distribuir boletas falsas para impugnar votos y posibles robos de boletas en las escuelas. 

Sobre las boletas falsas, Viola dijo que podrían tener «diferencias mínimas y posiblemente imperceptibles para el elector con las boletas», por lo que pidió que la Junta Nacional Electoral apruebe todas las boletas que «de forma clara y precisa».

Además, el abogado de Milei presentó como argumento de la sospecha las declaraciones públicas que habla de «quién ‘le cuida’ el voto a Milei» como prueba de que «alguien nos lo quiere sacar o robar». Sin embargo, La Libertad Avanza duplicó los fiscales partidarios para estas elecciones de 70 mil a 130 mil, según fuentes del partido de ultraderecha. Y se presume que la alianza con el sindicalista Luis Barrionuevo –recordado por quemar urnas en Catamarca– le proveerá parte de esos fiscales. 

Otros de los dichos de los libertarios se refiere a denuncias de falta de boletas, algo que se reitera en cada elección, sin que se traduzcan en denuncias judiciales luego. Viola también aludió a una preocupación por la eventual «manipulación de datos al momento de llevarse a cabo el escrutinio provisorio». 

El titular de la Dirección Nacional Electoral, Marcos Schiavi, descartó esta mañana cualquier posibilidad de fraude al sostener que “el sistema electoral es seguro” y que “la Cámara Nacional Electoral (CNE), los juzgados, las principales fuerzas políticas, sus apoderados y sus respectivos asesores tecnológicos están satisfechos con el proceso y tranquilos con la transparencia”. O sea, las dudas presentadas por Milei públicamente y por su apoderado ante el llamado del fiscal González no se reflejan en el proceso que sigue la CNE. 

«Están las tensiones propias de la política, pero venimos trabajando muy bien con los partidos», aseguró Schiavi esta mañana, en diálogo con Futurock, y agregó: «Por eso no creo que sea verosímil ni justificado plantear algunas dudas sobre algunos puntos del proceso».

¿Quién es Santiago Viola? 

El apoderado de La Libertad Avanza fue procesado, por decisión de la Cámara Federal, en 2019 –con votos de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi–, por haber presentado testigos falsos en una causa en la que se investigaba a la familia de Lázaro Baéz, cuando él era representante de uno de sus hijos, Leandro. Viola fue beneficiado luego, en 2021, por la Cámara de Casación Penal que confirmó su sobreseimiento. 

La causa armada por Viola fue la presentación de los testigos Gabriel Corizzo y Carlos Scozzino, quienes dijeron que el juez Sebastián Casanello se había reunido en Olivos con la entonces presidenta Cristina Kirchner, a finales de 2015. Testimonios que le permitieron recusarlo en la causa en la que investigaba a los Baez. Corrizo y Scozzino reconocieron la falsedad de su testimonio y fueron condenados a tres años de prisión por el Tribunal Oral 3. 

Los condenados señalaron como responsables a Viola y a un ex agente de la AFI, Eduardo Miragaya, quien también quedó libre de culpa; y casualmente trabajó luego en la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente (UFIMA), con el fiscal Ramiro González, que ahora tiene en sus manos la investigación preliminar por el posible fraude denunciado por Milei. 

Viola también fue interventor del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), cuando se investigaba a Omar el “Caballo” Suárez. En tanto, la madre de Viola, Claudia Balbín, con quien comparte oficina, supo representa a Lázaro Báez, quien denunció presiones para declarar como arrepentido contra Cristina Kirchner.



Source link