junio 16, 2024

Para la ONU, ‘Siria es un polvorín que ya estaba a punto de explotar’


Damasco la capital de Siria sufri bombardeos israeles en las ltimas semanas Foto Xinhua
Damasco, la capital de Siria, sufrió bombardeos israelíes en las últimas semanas. (Foto: Xinhua)

La ONU manifestó este lunes su alarma por la «escalada» de las hostilidades en Siria, donde la situación es «la más peligrosa en mucho tiempo» debido a la guerra entre Israel y Hamas y, lamentó, «la emergencia humanitaria ha empeorado en las últimas semanas».

«Desde marzo de 2020, el conflicto sirio se encuentra en una especie de punto muerto estratégico. Llevo mucho tiempo advirtiendo que este statu quo hace que Siria corra el riesgo de sumirse en una fragmentación más profunda y prolongada, con los riesgos más aterradores de una espiral de violencia», expuso el enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, ante el Consejo de Seguridad.

«Hoy doy la voz de alarma: la situación es ahora la más peligrosa desde hace mucho tiempo», sentenció.

Añadió que «además de la violencia generada por el propio conflicto sirio, la población siria se enfrenta ahora a la aterradora posibilidad de una escalada potencialmente más amplia, vinculada a los alarmantes acontecimientos en Israel, los Territorios Palestinos ocupados y la región».

«Ya ha comenzado», remarcó, refiriéndose a los ataques israelíes contra los aeropuertos de Alepo y Damasco y a las acusaciones de Estados Unidos de otros contra sus fuerzas en Siria por parte de «grupos acusados de estar respaldados por Irán».

«Incluso antes de estos acontecimientos regionales, Siria había experimentado el peor aumento de la violencia en más de tres años», señaló el enviado especial. Alertó a la vez que «las tensiones en la región están echando más leña al fuego, a un polvorín que ya estaba a punto de explotar».

«La atención del mundo está centrada en la crisis de Gaza, y con razón. Pero no debemos desviar nuestra atención de las crisis humanitarias que continúan en otros lugares, a gran escala, incluso en la misma región», insistió por su parte Edem Wosornu, funcionaria de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Wosornu también refirió de la «significativa escalada de las hostilidades» en el norte de Siria y el impacto en la población, mientras que «la emergencia humanitaria ha empeorado en las últimas semanas».

«Esto es aún más preocupante con la llegada del invierno» ya que la organización estima que «5,7 millones de personas en todo el país necesitan ayuda humanitaria», subrayó ante el Consejo de Seguridad, al tiempo que pidió nuevos fondos.

El programa de ayuda humanitaria de la ONU, iniciado en 2011, tiene como objetivo ayudar a las víctimas de la guerra en Siria. Tras la represión de las protestas antigubernamentales, el conflicto dejó más de medio millón de mueres y millones de desplazados.

Con la mediación de Rusia y Turquía se declaró un alto del fuego en el norte de Siria tras una ofensiva del régimen en marzo de 2020. «Pero se viola regularmente», lamentó Wosornu, citada por la agencia de noticias AFP.





Source link