julio 13, 2024

Abbas le dijo a Blinken que la paz con Israel sólo se alcanzará con un Estado palestino


Foto AFP
Foto: AFP

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, visitó al presidente palestino, Mahmud Abbas, para discutir la ofensiva de Israel contra el movimiento islamista Hamas y dijo que los palestinos no deben ser desplazados de Gaza, luego de que otro bombardeo israelí matara a decenas de personas en el territorio asediado.

Para ver a Abbas, el jefe de la diplomacia estadounidense viajó sin previo aviso a Cisjordania, los otros territorios palestinos, tras visitar Israel y Jordania, donde pidió pausas en los bombardeos que el Ejército israelí lanza en Gaza desde los ataques de Hamas del mes pasado, para poder hacer llegar ayuda a los civiles palestinos del enclave.

En cuatro semanas, los bombardeos israelíes han matado a casi 9.800 palestinos, en su mayoría civiles, informó el Ministerio de Salud de Gaza. La cifra no tiene precedentes en la historia del conflicto. Más de 1.400 israelíes murieron en los ataques de Hamas en Israel del 7 de octubre, un número también sin precedentes.

El Ministerio de Salud del Gobierno de Hamas en Gaza agregó en un comunicado que entre los por lo menos 9.770 muertos había 4.800 niños y 2.550 mujeres, y que unas 2.600 personas siguen desaparecidas, posiblemente enterradas bajo los escombros de edificios colapsados por bombardeos.

Más de 24.000 personas resultaron heridas, agregó el ministerio en un comunicado.

La nota afirmó que en las últimas 24 horas murieron 243 personas en Gaza en al menos 24 ataques israelíes, el más letal de los cuales alcanzó un campamento de refugiados en el centro de la Franja de Gaza en la noche del sábado para el domingo.

Hamas dijo que el bombardeo golpeó «directamente» viviendas de varios pisos del campamento de Maghazi, y mató a 45 personas, la mayoría de ellas niños y mujeres.

Un periodista fotógrafo de la agencia de noticias estatal turca Anadolu, Muhammad Alaloul, cuya casa quedó parcialmente destruida, dijo que sus cuatro hijos y sus cuatro hermanos habían muerto en el bombardeo, informó la agencia de noticias AFP.

Foto AFP
Foto: AFP

En Israel, el Ejército dijo que continuó las operaciones terrestres iniciadas en Gaza hace una semana y publicó fotos de lo que dijo eran lanzaderas de cohetes halladas en zonas civiles, que Hamas usa para arrojar proyectiles hacia Israel, en el marco de sus acciones para destruir la infraestructura militar del movimiento islamista.

Al recibir a Blinken en Ramallah, el presidente Abbas, pidió un alto en el «genocidio» de Israel en Gaza y dijo que la paz sólo se logrará con el fin de la ocupación israelí de Palestina, informó su Gobierno, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), en un comunicado.

El presidente palestino dijo que la ANP estaba lista para asumir control de Gaza como parte de una solución política integral que incluya la creación de un Estado palestino en Cisjordania, Gaza y Jerusalén este, una vez que acabe la actual escalada e Israel retire sus colonias de los territorios cisjordanos y la porción oriental de Jerusalén.

Las declaraciones llegaron en medio de especulaciones sobre quién controlará Gaza en el futuro y de temores a un vacío de poder, luego de que Israel prometiera erradicar a Hamas, que gobierna en el enclave costero palestino.

La ANP no tiene ninguna autoridad real en Gaza desde 2007, cuando Hamas la echó de allí tras letales enfrentamientos con el partido secular Al Fatah de Abbas.

Blinken dijo a Abbas que los palestinos no deben ser «desplazados por la fuerza» de Gaza, informó el vocero del Departamento de Estado, Matthew Miller.

Agregó que ambos discutieron también la necesidad de detener «la violencia de extremistas» contra los palestinos en Cisjordania, en aparente alusión a un aumento de ataques de colonos israelíes contra palestinos en medio de la ofensiva en Gaza.

El secretario de Estado estadounidense llegó a Ramallah después de viajar a Israel y Jordania, donde pidió pausas humanitarias que permitan distribuir ayuda a los civiles de la Franja de Gaza. Más de 1,5 millones de personas tuvieron que abandonar sus casas en Gaza por los ataques israelíes.

El primer ministro israelí, Bejamin Netanyahu, ha dicho que no habrá alto el fuego hasta que Hamas libere a todos los alrededor de 240 rehenes que tomó en sus ataques en Israel y llevó a Gaza. El grupo islamista afirmó que más de 60 rehenes han muerto en bombardeos israelíes.

Viaje a Turquía

Blinken era esperado en Turquía, donde tenía prevista una reunión con su par turco pero no con el presidente Recep Tayyip Erdogan, que informó que durante el día iba a estar fuera de la capital, Ankara, para cumplir con actividades oficiales que ya tenía previamente en agenda.

Antes del encuentro de Blinken con el canciller Hakan Fidan, el presidente Erdogan reiteró en un comunicado su condena «a la masacre inmoral, sin escrúpulos» lanzada por Israel en Gaza.

El sábado, Turquía llamó a consultas a su embajador en Israel para protestar por la ofensiva en Gaza. Antes habían hecho lo mismo los gobiernos de Colombia, Chile, Honduras y Jordania. Bahréin y Bolivia fueron más allá y rompieron relaciones diplomáticas con Israel.

Desde que comenzó la actual escalada, Blinken ha realizado varios viajes a Israel, pero éste es su primer desplazamiento a Cisjordania, los otros territorios palestinos, que están separados de Gaza por Israel y bajo ocupación israelí desde 1967.

Más de 150 palestinos han muerto en Cisjordania desde el 7 de octubre en operativos del Ejército israelí o ataques de colonos israelíes, incluyendo al menos cuatro fallecidos en incursiones militares, según la ANP.

Operaciones terrestres

En Israel, el Ejército dijo en un comunicado que sus fuerzas de aire, mar y tierra bombardearon ya unos 2.500 objetivos en Gaza desde el comienzo de las operaciones terrestres en el enclave.

En un comunicado separado, el Ejército anunció la muerte de un soldado más en combates con Hamas en Gaza, con lo que el total subió a 29.

Israel ha sido blanco de críticas de la ONU y la UE en días recientes luego de que varios de sus bombardeos en Gaza alcanzaran zonas residenciales de campamentos de refugiados y dejaran decenas de muertos.

El sábado, un ataque israelí en una escuela de la ONU donde se refugiaban desplazados en el campamento de refugiados de Jabaliya, en el norte de Gaza, causó 15 muertos, según Hamas.

El viernes pasado, un ataque israelí contra un convoy de ambulancias causó 15 muertos y 60 heridos, según un balance de Hamas confirmado por la Media Luna Roja palestina.

Israel aseguró que la ambulancia era «usada por una célula terrorista de Hamas», pero el movimiento islamista afirmó que evacuaba heridos hacia Egipto por la puerta de Rafah, único paso de la Franja que no está controlado por Israel.

Hamas suspendió la evacuación de personas con pasaportes extranjeros por Rafah.

Por este cruce, ha ido entrando con cuentagotas la ayuda humanitaria al enclave, bajo asedio de Israel que cortó el suministro de agua, comida, electricidad y combustible. Desde el 21 de octubre, en total habían cruzado 450 camiones, dijo la ONU el sábado, que reclama que se acelere el proceso.

El papa Francisco reiteró sus llamados a un alto el fuego, a la liberación de los rehenes y al suministro de ayuda a Gaza, donde la situación es «muy grave».

Las tensiones también han aumentado en el norte de Israel, en la frontera con Líbano, donde se producen a diario cruces de disparos entre el ejército israelí y el poderoso movimiento proiraní Hezbollah, aliado de Hamas.





Source link