mayo 18, 2024

Israel sigue revisando el hospital de Gaza mientras todo el enclave está sin telecomunicaciones


Foto AFP
Foto: AFP.

El Ejército israelí continuaba este viernes allanando el hospital Al Shifa de Gaza en busca de escondites del movimiento islamista palestino Hamas, en medio de un corte en las telecomunicaciones que de acuerdo con la ONU se debe a la falta de combustible.

Según Hamas, los soldados israelíes «destruyeron» varios servicios del hospital Al Shifa, un inmenso complejo en la ciudad de Gaza en el centro de la guerra, informó la agencia de noticias AFP.

Desde el ataque de Hamas del 7 de octubre, que dejó 1.200 muertos y 240 rehenes -entre ellos unos 20 argentinos-, Israel prometió «aniquilar» al movimiento islamista y lanzó una operación militar contra el enclave palestino en la cual han muerto más de 11.500 gazatíes, entre ellos 4.710 niños, y hay 3.500 desaparecidos bajo los escombros, según el Ministerio de Salud de Hamas.

La operación lanzada el miércoles contra el hospital Al Shifa, que se encuentra sin agua ni electricidad, generó protestas en la comunidad internacional, preocupada por los casi 2.300 civiles que, según la ONU, se encuentran en su interior.

Israel acusa a Hamas de utilizar los hospitales de este territorio como bases y de usar a los pacientes como «escudos humanos».

Un responsable del Ejército israelí explicó que se «está registrando cada piso, edificio tras edificio, a pesar de que cientos de pacientes y el personal médico aún se encuentra en el recinto». «Nuestros soldados han descubierto la entrada de un túnel en el hospital Al Shifa», dijo la noche del jueves el portavoz militar Daniel Hagari.

Israel afirma que ese establecimiento, el mayor de la Franja, alberga infraestructuras estratégicas de Hamas, incluidos túneles, algo que el movimiento islamista niega.

El Ejército aseguró haber encontrado «municiones, armas y equipos militares» en el centro, además de «imágenes relacionadas con los rehenes» capturados por Hamas.

«Tenemos fuertes indicios según los que (los rehenes) estaban detenidos en el hospital Al Shifa y es una de las razones por las que entramos. Aunque los rehenes estaban allí, fueron trasladados», dijo el primer ministro, Benjamin Netanyahu, a la cadena estadounidense CBS.

El ejército informó este viernes que había hallado el cadáver de Noa Marciano, una soldado de 19 años secuestrada por Hamas, «en una estructura adyacente» a Al Shifa. El lunes, Hamas había difundido un video del cuerpo de la joven y dijo que había muerto en un bombardeo israelí.

El jueves los militares encontraron, también cerca del hospital, el cuerpo de Yehudit Weiss, una rehén de 65 años.

En tanto, alrededor de 50 palestinos han muerto en bombardeos llevados a cabo por el Ejército de Israel contra diversos puntos de la Franja de Gaza durante las últimas horas.

Según las informaciones recogidas por la agencia palestina de noticias Maan, al menos 18 personas, entre ellas varios niños, murieron en un ataque aéreo contra una vivienda en el campamento de refugiados de Nuseirat, que habría dejado decenas de desaparecidos bajo los escombros.

Además, al menos 11 personas murieron en un nuevo bombardeo contra una plaza en el campamento de refugiados de Yabalia, situado en el norte del enclave y el más grande de la Franja de Gaza, un ataque que habría dejado además varios desaparecidos.

Asimismo, la sede de la emisora Nama en Yabalia fue destruida en otro ataque en el campamento de refugiados, mientras que otros nueve palestinos murieron en un ataque contra una zona situada al este de la ciudad de Rafah, en la frontera con Egipto, según recogió la agencia de noticias Europa Press.

Otras diez personas murieron en un bombardeo en Al Qarara, a los que se suman otros tres en Bani Suhaila, y otros tres en el barrio de Sheij Raduán, en Ciudad de Gaza. Entre los muertos en este último ataque estaría el secretario general del Movimiento Al Ahrar, Jaled abu Hilal.

Diversos medios palestinos publicaron videos que muestran la destrucción de la vivienda de Abu Hilal en Ciudad de Gaza, sin que el Ejército de Israel se haya pronunciado por ahora sobre estos bombardeos.

Además de los ataques, el enclave palestino se encuentra bajo «asedio total» desde el 9 de octubre, cuando Israel cortó las entregas de agua, electricidad, comida y medicamentos.

La ayuda internacional llega con cuentagotas en camiones desde Egipto, pero la ONU asegura que es insuficiente y pide combustible para los generadores de los hospitales.

El director de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa), Philippe Lazzarini, dijo que esta falta de combustible provocó «nuevamente un corte total de las comunicaciones».

«Todos los servicios de telecomunicaciones en la Franja de Gaza están fuera de servicio porque las fuentes de energía que alimentan la red están agotadas», declaró el operador palestino Paltel.

«No tenemos electricidad, ni agua potable, ni comida (…) Miles de mujeres, niños, enfermos y heridos están en peligro de muerte», declaró el vocero del Ministerio de Salud de Hamas, Ashraf al Qidreh.

La ONU estima que el conflicto ha desplazado a 1,65 de los 2,4 millones de habitantes de Gaza, los cuales se enfrentan, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) a un «riesgo inmediato de hambruna».

La ONU y distintos líderes internacionales reclaman un alto el fuego por motivos humanitarios, pero Netanyahu se niega a instaurarlo y exige que antes se libere a los rehenes.

Este viernes está prevista la llegada a la oficina del primer ministro, en Jerusalén, de una marcha de familiares de rehenes que partió el martes de Tel Aviv, para exigir un acuerdo inmediato sobre esta cuestión.

Existen negociaciones en marcha, con Qatar como mediador, pero son «muy delicadas», admitió el canciller egipcio Sameh Shukry, que dice estar «en contacto con Hamas, con otras partes internacionales afectadas y con Israel».

Sin embargo, el embajador israelí en Moscú dijo este viernes que las negociaciones están frenadas debido a que Hamas se retiró de la discusión.

La violencia también se ha incrementado en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania, tanto por las agresiones de colonos contra los palestinos como por las crecientes incursiones del Ejército israelí.

Las fuerzas armadas israelíes informaron haber matado a «al menos cinco terroristas» en un campamento de refugiados de Jenín, y el Ministerio de Salud palestino informó de dos muertos en Hebrón, en el sur, «alcanzados por balas del ejército israelí».

Por otro lado, unos bombardeos israelíes efectuados contra depósitos de armas del movimiento Hezbollah cerca de la capital siria, Damasco, mataron a dos combatientes pro-Irán, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).





Source link