mayo 23, 2024

Italia abandonó la nueva Ruta de la Seda impulsada por China


Foto AFP
Foto: AFP

 
Italia se retiró del acuerdo con China sobre la nueva Ruta de la Seda, cuatro años después de haberse incorporado a esta iniciativa para estimular el flujo del comercio y las inversiones, informó este miércoles una fuente del gobierno de Giorgia Meloni.

La decisión de abandonar ese proyecto de infraestructuras marítimas y terrestres lanzado por China en 2013 le fue comunicada a Beijing hace tres días, ya que ahora Roma no lo considera una «prioridad» en términos políticos y estratégicos, según el diario italiano Corriere della Sera.

Aunque se retiró del plan, Italia pretende «mantener abiertas las vías del diálogo político», indicó a la agencia de noticias AFP una fuente gubernamental.

El ministro del Interior italiano, Antonio Tajani, informó a China de la decisión a través de una carta remitida a la embajada de ese país en Roma y en la que se deja clara la voluntad del Gobierno por seguir reforzando la colaboración bilateral.

«La Ruta de la Seda no es nuestra prioridad», reconoció Tajani en una entrevista con la agencia AdnKronos, en la que señaló que el proyecto «no ha producido los efectos deseados», informó la agencia de noticias Europa Press.

En este sentido, aseguró que quienes no se han incorporado «han obtenido mejores resultados».

Tajani aclaró que esta ruptura no debe entenderse como una «acción negativa» hacia China, con la que Italia quiere mantener «excelentes relaciones» y trabajar de manera intensa en el ámbito económico y comercial.

En 2019, Italia, acuciada por el peso de su deuda pública, se convirtió en el único país del grupo G7 de las mayores potencias occidentales en participar en ese programa de inversiones masivas, que sus detractores ven como una estratagema de Beijing para ganar influencia política.

Ese año, el Gobierno de Giuseppe Conte, del partido Movimiento Cinco Estrellas, firmó un primer acuerdo que implicaba que, pasados cinco años, Italia se incorporaría por completo al proyecto.

Sin embargo, este compromiso expirará en marzo de 2024 sin que se produzca la adhesión definitiva.

Antes de llegar al poder, a finales de 2022, la ultraderechista Giorgia Meloni consideró que la adhesión había sido un «grave error».

El proyecto, impulsado por el presidente chino Xi Jinping, busca mejorar las relaciones comerciales entre Asia, Europa, África y América Latina a través de la construcción de puertos, ferrocarriles, aeropuertos y polígonos industriales.

Según Beijing, más de 150 países participan en el proyecto, entre ellos Argentina, cuya incorporación se formalizó en febrero de 2022 durante una visita de Alberto Fernández a Beijing.





Source link