junio 13, 2024

Pedro Sánchez expresó el apoyo de España a la ‘soberanía y estabilidad’ de Irak


Conferencia de prensa de Pedro Snchez con el primer ministro iraqu Mohamed Shia al Sudani Foto AFP
Conferencia de prensa de Pedro Sánchez con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani. Foto: AFP.

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, viajó este jueves a Bagdad, donde expresó su apoyo «a la soberanía y la estabilidad» de Irak y se reunió con soldados españoles desplegados en ese país árabe de Medio Oriente.

Desde el inicio de la escalada de violencia entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas, el territorio iraquí ha sido escenario de un centenar de ataques por parte de grupos afines a Irán contra bases donde hay soldados estadounidenses.

El mandatario español expresó el «compromiso» de su país para mantener «la seguridad y estabilidad» de Irak en los últimos años.

Sánchez se comprometió asimismo a «apoyar la unidad, la soberanía y la estabilidad de Irak», según dijo durante una conferencia de prensa con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani, informó la agencia de noticias AFP.

Sánchez participó en un encuentro con más de 300 soldados españoles desplegados en el marco de la coalición internacional antiyihadista de la OTAN comandada por España

Además, Sánchez participó en un encuentro con más de 300 soldados españoles desplegados en el marco de la coalición internacional antiyihadista de la OTAN comandada por España.

El líder socialista agradeció el trabajo de las tropas españolas destinadas en Irak, al asumir que «vienen tiempos de trabajo muy duros», y defendió el multilateralismo como herramienta para lograr la paz: «Desde el orden multilateral somos más fuertes y podemos proyectar esa ansiada paz al mundo».

«El objetivo de esta misión es asesorar a Irak en la consolidación de sus instituciones de seguridad y en unas fuerzas armadas más capaces de estabilizar el país, que lo necesita, luchar contra el terrorismo e impedir el regreso del Daesh (Estado Islámico)», explicó en su visita a la Base multinacional Union III.

En ese sentido, consideró que la población iraquí era «muy consciente» del esfuerzo aliado por parte de España para el futuro de su país, ya que tienen una «enorme responsabilidad» para garantizar la seguridad.

Sánchez viajó a Bagdad acompañado de una delegación de empresarios y dijo que quiere desarrollar el comercio bilateral con Irak

Según dijo Sánchez, el principal objetivo de las tropas españolas es adiestrar a las unidades del Servicio Contraterrorista iraquí para mejorar su eficiencia en la lucha contra la «amenaza transnacional que aún supone el terrorismo yihadista», un aporte «fundamental para incrementar de nuevo la seguridad de la población iraquí».

Irak aún sufre las repercusiones de cuatro décadas de constantes guerras en el país, rico en petróleo.

Por su parte, Sudani elogió «el apoyo de la coalición a los esfuerzos de Irak en su lucha contra el terrorismo».

En la conferencia de prensa, el jefe de Gobierno iraquí resaltó la importancia del diálogo bilateral entre las delegaciones, al tiempo que enfatizó la «importancia del desarrollo de la relación entre dos países amigos (España e Irak)», ya que consideró que tienen «muchos puntos en común» para continuar con el trabajo conjunto en distintas áreas.

«Acordamos avanzar con una agenda de un año que estructura el camino hacia un marco de trabajo para una asociación estratégica entre Irak y España en lo que atañe a cuestiones económicas, políticas, de seguridad, culturales y sociales», detalló Sudani.

Sudani indicó que Irak tomará «medidas preferentes en favor de empresas españolas» que quieran operar en el país

En este sentido, agradeció a Sánchez por la condena española a «los actos de genocidio en Gaza y en la Palestina ocupada», y destacó «el papel de la coalición y de España en el apoyo a los esfuerzos de Irak para hacer frente al ISIS, en los que Irak resultó vencedor».

Tras haber sido uno de los Estados impulsores de la invasión estadounidense de Irak en 2003, bajo un Gobierno conservador, España había retirado en 2004 sus soldados de ese país por iniciativa del entonces presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, del mismo partido que Sánchez.

Sánchez viajó a Bagdad acompañado de una delegación de empresarios y dijo que quiere desarrollar el comercio bilateral con Irak, un país que debe al petróleo y el gas más del 90% de sus ingresos.

Sudani indicó que Irak tomará «medidas preferentes en favor de empresas españolas» que quieran operar en el país, según la agencia oficial de noticias iraquí INA.





Source link