junio 13, 2024

El desafío de Demichelis


El desafo de Demichelis Foto Twitter
El desafío de Demichelis. Foto: Twitter

Un título en la Liga Profesional y una copa nacional, más un apreciable 64% de puntos obtenidos, se han revelado insuficientes para que Martín Demichelis se granjee la franca aceptación de la grey riverplatense.

De ahí que revertir ese escenario adverso será un gran desafío que deberá afrontar en 2024, en apariencia con un plantel de menores soluciones por partidas, lesiones y convocatorias que condicionarán el inicio de la competencia oficial.

Desde luego que revertir esa tendencia sólo será posible si Demichelis atraviesa de forma virtuosa positiva los indicadores que más atañen al rol de director técnico de una casa grande y muy exigente como es la de River.

Ya le ha quedado claro, más le vale, que la vara dejada por Marcelo Gallardo quedó por la estratósfera.

Y también que ni por asomo alcanza la reputación de sus años en Alemania y el acumulado de formador de futbolistas de divisiones menores.

Eso, con el debido respeto, al hincha de River promedio no le va ni le viene.

El DT de los millonarios logr el 64 de puntos obtenidos Foto Nacho Snchez
El DT de los millonarios logró el 64% de puntos obtenidos. Foto: Nacho Sánchez

Tampoco ha influido como factor de seducción su porte relajado y ocurrente (al borde del tono canchero) en las conferencias de prensa.

Y aunque lo ha negado con relativo énfasis, es un secreto a voces que en determinado momento se le escurrieron las riendas y por si fuera poco hizo público un mensaje desafiante. Palabras más, palabras menos: “Yo no necesito que me manejen el plantel, porque lo manejo yo”.

Por si no se ha dicho hasta aquí, la continuidad de Demichelis es inapelable y sensata.

¿Qué catástrofe propició el nacido en Justiniano Posse?

A primera mirada, ninguna.

¿A River no le fue bien en la Copa Libertadores?

Primero, no hizo un papelón: cayó 9-8 a los penales ante un coloso copero como Internacional de Porto Alegre.

River regresa de Dallas y espera por los estudios médicos de Lanzini

El plantel de River Plate regresó este domingo al mediodía del país después completar su pretemporada en Estados Unidos y el DT Martín Demichelis quedó a la expectativa de los estudios médicos a Manuel Lanzini, quien se lesionó el sábado en el último amistoso disputado en la fría ciudad de Dallas.

El mediocampista fue reemplazado en el entretiempo de la victoria sobre Pachuca de México por una molestia en el isquiotibial derecho, que lo pone en duda para el inicio de la Copa de la Liga, el próximo domingo ante Argentinos Juniors.

Lanzini fue titular en los dos partidos jugados en Estados Unidos y su eventual baja complica las posibilidades del entrenador en un sector del equipo afectado por las ventas, las lesiones y la convocatoria del «Diablito» Claudio Echeverri al seleccionado sub 23.

En el final del primer tiempo, el ex futbolista del West Ham sufrió un golpe en la zona del posterior derecho, pero hasta tanto no le hagan una ecografía no habrá precisiones sobre si se trata sólo de un traumatismo o una lesión fibrilar.

También analizarán la rodilla derecha del juvenil Tobías Leiva, quien se fue del campo de juego llorando aunque desde Dallas se supo que en principio fue solo un golpe y que no habría ninguna lesión de gravedad.

Las dolencias fueron el tema de la pretemporada en River, ya que primero sufrió una inflamación en la rodilla Ramiro Funes Mori, de la que se recuperó; luego Gonzalo «Pity» Martínez se rompió los ligamentos finalmente Santiago Simón se fracturó la mano.

Con este panorama, el equipo tendrá descanso este domingo y el lunes y volverá a los entrenamientos el martes en el River Camp de cara al arranque de la Copa de la Liga.

River recibirá a Argentinos el domingo a las 19.00, el miércoles a las 21.30 visitará a Barracas Central por la segunda fecha y el domingo siguiente será nuevamente local de Vélez Sarsfield desde las 19.15.

Después, ¿quién dijo que es fácil ganar la Copa Libertadores?

De 63 ediciones apenas si River se la quedó en cuatro y la primera de ellas a 25 años de la instauración de la máxima competencia sudamericana a nivel de clubes.

Boca no gana la Libertadores desde 2007 y el “Rey de Copas”, Independiente, en el Siglo XXI la ha visto con la ñata contra el vidrio.

O sea: Demichelis debe de refundarse y refundar un plantel cuyos dos principales cracks-líderes se han marchado a otras comarcas: Enzo Pérez y Nicolás de la Cruz.

Y de la refundación del plantel, hacer emerger un equipo confiable, confiado, ambicioso y competente.

Pero esa historia se pondrá en marcha conforme comience a rodar la pelota con los garbanzos en juego.





Source link