febrero 21, 2024

El empleo creció más de lo previsto en EEUU y podría motivar más subas de tasas


La economa estadounidense incorpor 336000 puestos de trabajo en septiembre casi el doble de lo estimado por los analistas Foto AFP
La economía estadounidense incorporó 336.000 puestos de trabajo en septiembre, casi el doble de lo estimado por los analistas / Foto: AFP

La economía estadounidense incorporó 336.000 puestos de trabajo en septiembre, casi el doble de lo estimado por los analistas, lo cual podría motivar a la Reserva Federal (FED) a realizar más subas en su tasa de interés, según informó la Oficina de Estadísticas (BLS) del Departamento de Trabajo.

La cifra, la mayor en un solo mes en lo que va del año, se vio impulsada por las incorporaciones en los sectores de ocio y hospedaje (96.000) con los restaurantes retornando a los niveles pre-pandemia, gobierno (73.000), salud (41.000), servicios profesionales, científicos y técnicos (27.000) y asistencia social (25.000).

Las cifras de julio y agosto fueron, además, revisadas al alza a 236.000 y 227.000 puestos, respectivamente, es decir, 119.000 empleos más de lo estimado inicialmente en ambos meses.

Estas cifras «señalan una sólida dinámica positiva del crecimiento del empleo», pese al viento en contra de las altas tasas de interés en la economía, destacó Rubeela Farooqi, economista de HFE a la agencia de noticias AFP.

Si bien los mercados anticipaban que la FED había terminado con sus subas de tasas tras llevarlas a un máximo de 22 años, los sólidos números del empleo podrían motivarla a realizar una última suba, algo que descartó por completo en sus últimas comunicaciones.

El organismo monetario teme que un mercado laboral desequilibrado con ms oferta que demanda podra conspirar con su poltica antiinflacionaria Foto archivo
El organismo monetario teme que un mercado laboral desequilibrado –con más oferta que demanda- podría conspirar con su política anti-inflacionaria / Foto archivo.

El organismo monetario teme que un mercado laboral desequilibrado –con más oferta que demanda- podría conspirar con su política anti-inflacionaria.

Al mismo tiempo, la resiliencia del empleo es clave para que el gasto en los hogares y el consumo sigan sólidos.

A los datos de este viernes, se le suma el incremento del número de puestos vacantes, que trepó a 9,6 millones, de acuerdo con el índice Jolts publicado el pasado martes por el Departamento de Trabajo.

“El reporte de hoy deja a la gente pensando que la FED podría realizar una suba más antes de que termine el año”, opinó Omair Sharif, presidente y fundador de la consultora Inflation Insights a la agencia de noticias Bloomberg.

(FW)“No son buenos datos para el mercado. No sólo el reporte indica que la economía está demasiado recalentada y se necesita una suba más de tasas, sino que refuerza la narrativa de que las altas tasas deberán permanecer por un mayor tiempo”Michelle Cluver, estratega de Global X ETFF(W)
“No son buenos datos para el mercado. No sólo el reporte indica que la economía está demasiado recalentada y se necesita una suba más de tasas, sino que refuerza la narrativa de que las altas tasas deberán permanecer por un mayor tiempo”, indicó Michelle Cluver, estratega de Global X ETF.

Hay otros datos del empleo, sin embargo, que invitan a una mayor cautela.

Pese a la creación de puestos, el crecimiento de los salarios se moderó, con un incremento de 0,2% mensual y la variación anual (4,2%) fue la menor desde mediados de 2021.

En tanto, la tasa de desempleo se mantuvo estable en 3,8% pues la alta creación de puestos del lado de la demanda se vio compensada, en la oferta, con un crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, de la cantidad de personas trabajando o buscando un trabajo.

De hecho los analistas, si bien anticipaban una menor creación de puestos (158.000), preveían también un ligero descenso de la desocupación al 3,7%.

“El ligero incremento en los salarios sugieren que las condiciones laborales no son tan de color rosa como aparenten ser”, opinaron los economistas Anna Wong, Stuart Paul y Eliza Winger.

Por otro lado, se espera que los números de empleo cambien de tendencia el mes próximo, debido al impacto de las huelgas en la industria automovilística y el efecto de los despidos estacionales al final del verano boreal, especialmente en el sector de ocio y hospedaje.

“El reporte continúa demostrando que el modelo inflacionario basado en la Curva de Phillips de la FED está roto porque el empleo está fuerte y los salarios se están moderando. Los mayores impulsores de la inflación son los precios de la vivienda, que están influenciados por la política de tasas de la propia FED, y los de la energía”, indicaron, en tanto, los analistas Elena Popina, Norah Mulinda y Matt Turner.





Source link