junio 25, 2024

Los republicanos, sin solución aún para designar al presidente de la Cámara Baja


Telam SE

Los republicanos intentaban nuevamente ponerse de acuerdo este jueves sobre un nuevo presidente de la Cámara de Representantes para acabar con la parálisis del Congreso de Estados Unidos que genera alta tensión política y ciudadana.

La formación conservadora se reunió la tarde de este jueves con el objetivo de buscar una salida al conflicto, consignó la agencia de noticias AFP.

Decisiones que se complican

En caso de producirse otro fracaso en las negociaciones, Estados Unidos no podrá votar a favor de una nueva ayuda para Israel, uno de sus principales aliados, en medio del agravamiento de hostilidades con el movimiento islamista radical Hamas, en la Franja de Gaza, el enclave palestino.

También está en juego una nueva partida de fondos para Ucrania para ayuda en la guerra con Rusia que llevan semanas debatiendo.

(FWEl Congreso tiene dos cámaras: el Senado, donde los demócratas del presidente Joe Biden tienen la mayoría, y la Cámara de Representantes, con mayoría republicana e inmersa en una crisis sin precedentes.(FW)
El presidente de la cámara baja, además, es el segundo en la línea de sucesión presidencial, precedido únicamente por la vicepresidenta, Kamala Harris.

Su líder, Kevin McCarthy, fue destituido el 3 de octubre debido a disputas entre congresistas republicanos moderados y los partidarios del expresidente Donald Trump.

En sus más de 200 años de historia, Estados Unidos nunca había destituido al presidente de la Cámara de Representantes.

 

Kevin McCarthy destitudo el 3 de octubre Foto AFP
Kevin McCarthy, destituído el 3 de octubre / Foto: AFP

La destitución puso en evidencia las enormes fracturas entre los conservadores estadounidenses, cuando falta un año para las elecciones presidenciales de 2024 en las que muy probablemente vuelvan a enfrentarse Biden y Trump.

Y sumió a la cámara baja, supuestamente una de las más poderosas del mundo, en una parálisis.

Actualmente, la institución no puede someter a votación ningún proyecto y tampoco puede votar sobre un nuevo presupuesto para el estado federal pese a que el último expira dentro de pocas semanas, lo que deja de nuevo a la primera potencia económica mundial en peligro de parálisis administrativa.

El Partido Demócrata, aunque minoritario en la cámara, en teoría podría alcanzar una alianza con los republicanos moderados para solucionar esta encrucijada que mantiene en vilo al país y genera impacto en gran parte del mundo.





Source link