mayo 21, 2024

Arabia Saudita, Irán y otros países islámicos condenaron bombardeo ‘inhumano’ de Israel


Foto AFP
Foto: AFP

 
Arabia Saudita, Irán, Egipto, Siria y Quwait condenaron un bombardeo israelí que este martes causó decenas de muertos en un campamento de refugiados palestinos en el norte de la Franja de Gaza, en medio de la ofensiva de Israel contra el movimiento Hamas.

«El reino de Arabia Saudita condena firmemente el ataque inhumano de las fuerzas de ocupación israelíes contra el campo de refugiados de Jabaliya, en la asediada Franja de Gaza», dijo la Cancillería saudita en un comunicado.

El ataque israelí «causó la muerte e hirió un gran número de civiles inocentes», agregó la nota.

La Cancillería de Egipto, por su parte, dijo que condenaba el bombardeo «en los términos más enérgicos».

En un comunicado, el ministerio egipcio advirtió de las «las consecuencias de la continuación de estos ataques indiscriminados dirigidos contra civiles indefensos», informó la agencia de noticias AFP.

El bombardeo del campamento de Jabaliya mató al menos a 50 personas, dijo el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, el enclave palestino gobernado por Hamas.

El Ejército israelí dijo que bombardeó el lugar con el objetivo cumplido de eliminar a un comandante de Hamas implicado en el mortífero ataque del 7 de octubre en Israel, que dejó cientos de muertos y desató la actual escalada.

Miles de palestinos murieron en la Franja Gaza desde entonces en bombardeos de represalia de Israel.

El portavoz de la Cancillería iraní, Naser Kanani, condenó el «salvaje bombardeo» contra el campamento de Jabaliya y reclamó a la comunidad internacional «cumplir inmediatamente sus responsabilidades» y «detener la máquina de matar del régimen racista sionista».

A las críticas se sumó Siria, aliado de Irán, que acusó a «la entidad racista israelí» de «cometer un nuevo crimen contra la humanidad» en Jabaliya luego de «múltiples masacres a diario en una política de tierra arrasada».

La Cancillería de Kuwait urgió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a actuar para acabar con esta «espiral de violencia» y condenó «la agresión lanzada por las fuerzas de ocupación israelíes contra el campamento de Jabaliya en la asediada Franja de Gaza».

En un comunicado, la Cancillería kuwaití subrayó la necesidad de un «alto el fuego inmediato», así como una tregua humanitaria de conformidad con una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas aprobada la semana pasada.

Los ataques de Hamas en Israel del 7 de octubre dejaron más de 1.400 muertos, en su mayoría civiles.

Al menos 8.525 palestinos murieron desde entonces en Gaza por los bombardeos israelíes. La mayoría de los muertos son civiles y entre ellos figuran 3.542 niños.

Hamas capturó en el ataque de octubre al menos a 240 personas. La mayoría son rehenes civiles pero también hay militares.





Source link