mayo 22, 2024

«Con la democracia en riesgo, no somos neutrales» | Tucumán: Militantes de las organizaciones universitarias de los años ochenta llaman a votar por Sergio Massa



«Fuimos estudiantes comprometidos en los 80 y nos enfrentamos a la dictadura para recuperar la democracia; hoy estamos preocupados por el avance de ideas autoritarias disfrazadas de libertad que se presentan como opción en esta elección presidencial», dice el documento que rubricaron integrantes de las agrupaciones que participaban de la política estudiantil en los años ochenta en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). El texto advierte sobre el peligro que representa un posible gobierno del libertario Javier Milei y, en este contexto, convocan a votar por Sergio Massa y Agustín Rossi.

Poco después de las elecciones generales del 22 de octubre pasado y ante el balotaje que se avecina, un grupo de aquellos militantes universitarios tucumanos de los primeros años de la democracia se fueron reencontrando. Primero a través de las redes sociales y de un grupo de Whatsapp, se terminaron reencontrando ayer en el auditorio del Concejo Deliberante de la Municipalidad de la capital provincial. El riesgo que implican las propuestas de La Libertad Avanza y sobre todo luego del pacto Milei-Macri, los reunió –como en otros momentos de la historia política argentina reciente– para organizarse con el objetivo de defender la democracia. 

«Con la democracia en riesgo, no somos neutrales», es el título del documento que ayer debatieron y aprobaron. Allí resaltaron que «no alcanza con no votar al fascismo» y es por eso que coincidieron en llamar a votar en positivo «sumándonos a la convocatoria a la Unidad Nacional, tras un programa con prioridad en inclusión social y trabajo».

Algo más de un centenar llegaron hasta el auditorio y otro centenar más envió su adhesión al documento. Son comunicaciones que llegan desde diferentes localidades de la geografía tucumana pero también desde otras provincias.

«Sabemos que el neoliberalismo que propone Milei no cierra sin represión, y no es casual que en su discurso niegue el genocidio de los 70 del que fuimos testigos», señalan los exintegrantes de Franja Morada, Juventud Universitaria Intransigente, Movimiento Peronista Universitario, el Movimiento Humanista, Movimiento de Unidad Reformista, la Juventud Universitaria Peronista, Frente Unidad LAZI (Agronomía), Movimiento IdeA (Arquitectura), FUCEN (Ciencias Naturales), Frente Santiago Pampillón, Movimiento Estudiantil Popular, Movimiento Nacional Reformista, Frente Unidad AIFA, Frente Secundario Intransigente, Franja Morada Secundarios y la Unión de Estudiantes Secundarios.

El encuentro fue conducido por dirigentes de aquellos años. En la mesa principal estuvieron el primer presidente de la Federación Universitaria de Tucumán (FUT) Alfredo Neme Scheij y los también dirigentes estudiantiles Silvia Turbay y Julio Pantoja. En esa mesa también se sentó la actual titular de la FUT, Milagro Celiz.

En la reunión se acordó realizar una marcha para el próximo martes 14 de noviembre que tendrá como destino el patio principal del rectorado de la UNT. Ese día confluirán estas agrupaciones donde se leerá el documento y, de alguna manera, terminará funcionando como una reinstalación de aquel mítico congreso normalizador de la FUT que ocurrió en 1984.

«Volver a poner en vigencia la ley del más fuerte y el ‘sálvese quien pueda’ exige la destrucción del Estado, que es la herramienta que tiene toda nación para defender a los más débiles, la ‘noble igualdad’ de la que habla nuestro Himno Nacional», dice el texto consensuado.

El documento no desconoce los errores ni las deudas del proceso democrático que comenzó hace ya 40 años. «La democracia y la política no han dado las respuestas que soñábamos a los problemas centrales del país y el mundo, que tampoco está mucho mejor», dicen los militantes, pero advierte que «la solución es más democracia y más política en serio, sin confundir la coyuntura con la visión de largo plazo; y sin confundir adversarios con enemigos».

La mayoría de los que firmaron el documento se conocen de aquellos años del fin de la dictadura y protagonizaron la normalización de la UNT y los centros de estudiantes. También estuvieron los que llegaron años después. Todos trabajaron en conjunto para reinstalar la FUT y, sobre todo, dejaron de lado las diferencias cuando comenzaron los ataques contra la democracia como fueron los alzamientos militares carapintadas.  

«Hemos sabido ponernos de acuerdo en los temas centrales sin habernos propuesto jamás ‘exterminar’ a nuestros rivales», afirman en el documento que asume con autocrítica «nuestra parte de responsabilidad generacional en el bajo nivel de las relaciones políticas vigentes, no dudamos en volver a proponer una idea de esperanza colectiva. Queremos un país con moneda argentina, hospitales y escuelas argentinas, científicos argentinos, aerolíneas argentinas, Malvinas argentinas, y todo lo que nos enorgullece como Nación: desde nuestros cinco premios Nobel, hasta Messi y Maradona», afirmaron.

El documento acordado propone además hacer «escuchar nuestra voz en cada lugar posible; que hablemos especialmente con nuestros hijos e hijas, y también con sus amigos, para contarles del pasado que nos tocó vivir y analizar con ellos esta coyuntura para forjar un futuro con todos los argentinos y argentinas adentro».

La movilización y el acto previsto para el 14 en el patio del Rectorado de la UNT incluirá además la volanteada en diferentes esquinas de la capital tucumana donde estos dirigentes de los años ochenta llamarán a votar por Sergio Massa.



Source link