mayo 21, 2024

Musk demandó a una organización por presentar a X como un red plagada de antisemitismo


Marcas como Apple Comcast NBCUniversal e IBM pausaron la publicidad en X
Marcas como Apple, Comcast, NBCUniversal e IBM pausaron la publicidad en X.

La compañía fundada por Elon Musk como sucesora de Twitter demandó este martes a Media Matters, una organización sin ánimo de lucro, por alejar de la red social, ahora llamada X, a importantes anunciantes, tras señalar que se trata de un sitio plagado de contenido antisemita.

La semana pasada, marcas como Apple, Comcast, NBCUniversal e IBM pausaron la publicidad en X, que pertenece a la empresa X Corp, después de que Media Matters informara que había encontrado anuncios con contenido pronazi.

El éxodo publicitario también se produjo a raíz de que Musk respaldara una publicación en X de una teoría conspirativa antisemita según la cual las comunidades judías del mundo fomentan el «odio dialectal contra los blancos».

En una demanda interpuesta ante un tribunal federal de Texas, Estados Unidos, X acusó a este grupo de vigilancia de los medios de «engañar al algoritmo para que pensara que Media Matters quería ver tanto contenido que incitaba al odio como contenido de grandes anunciantes».

Según su demanda, Media Matters seguía únicamente cuentas conocidas por su contenido extremista y cuentas de grandes marcas «y luego presentó estas imágenes fabricadas como si fueran lo que experimentan los usuarios típicos de X», informó la agencia de noticias AFP.

«Esta es una demanda frívola destinada a intimidar a los críticos de X para que guarden silencio», dijo el presidente de Media Matters, Angelo Carusone, en respuesta a las acciones legales de X Corp.

«Media Matters respalda su información y espera ganar en los tribunales», completó.

Las críticas del gobierno de EEUU

Incluso la Casa Blanca criticó al sudafricano Musk, la persona más rica del mundo, por su «abominable promoción» del antisemitismo.

El Gobierno estadounidense reaccionaba así a un mensaje de Musk en el que el también dueño de Tesla y SpaceX respondía a la publicación antisemita en X con las siguientes palabras: «Has dicho la auténtica verdad».

La entrada original fue vista a todas luces como una referencia a una teoría conspirativa que circula entre los supremacistas blancos y que sostiene que los judíos poseen un plan secreto para llevar migrantes ilegales a Estados Unidos y así mover la demografía lejos de una mayoría blanca.

La demanda presentada este martes no menciona el respaldo de Musk a esa narrativa desinformativa, y en su lugar culpa de los recientes problemas publicitarios a Media Matters.

La firma de Musk pidió al tribunal que condenara a Media Matters a pagar una indemnización en metálico no especificada y a retirar el informe.

En el año transcurrido desde que se hizo cargo de Twitter, ahora rebautizada como X, Musk eliminó la moderación de contenidos, restauró cuentas de extremistas previamente prohibidas y permitió a los usuarios comprar la verificación de la cuenta, ayudándoles a beneficiarse de publicaciones virales, pero a menudo inexactas.

Un ejecutivo de X dijo a la AFP que se hizo un «barrido» de las cuentas señaladas por Media Matters y que ya no podrán ganar dinero con los anuncios.

Según el directivo, las publicaciones se etiquetarán como «medios sensibles».





Source link