mayo 18, 2024

Las definiciones de Kicillof antes de la reunión de gobernadores con Milei | Ganancias, coparticipación y devaluación



En la previa de la reunión del presidente Javier Milei con los gobernadores provinciales, convocada para este martes en la Casa Rosada, el ministro de Economía, Luis Caputo, dejó entrever el que podría ser uno de los contrapuntos del encuentro. Caputo, en diálogo con TN, buscó justificar, como un pedido de los gobernadores, la intención del Ejecutivo de revertir la quita del Impuesto a las Ganancias. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, advirtió que los mandatarios no pidieron restituir ese impuesto sino «sustituir o compensar» los fondos coparticipables y recordó los proyectos que ya se presentaron al respecto. 

Kicillof –que ayer compartió una conferencia de prensa en Bahía Blanca con Milei– confirmó su participación en la reunión en Casa Rosada. El encuentro fue convocado por el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien estuvo a cargo de hacer un cara a cara previo con todos los gobernadores para tener un primer panorama de los ánimos provinciales.  

La discusión por Ganancias y los fondos para las provincias

«Más allá de la violenta devaluación que se produjo a poco tiempo de asumir Milei, hubo una pérdida de recursos para las provincias derivada de lo que votó el Congreso de la cuarta categoría de Ganancias», reconoció Kicillof en relación a la decisión tomada en septiembre por el exministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, y votada por el Congreso –incluido el entonces diputado y ahora presidente, Javier Milei–.  

El mandatario bonaerense, quien también respaldó aquella decisión, indicó que la merma en la recaudación del Impuesto a las Ganancias significa el 7 por ciento de los recursos coparticipables y, en diálogo con Radio 10, recordó que, cuando Massa tomó aquella decisión, los gobernadores lo trataron y «se planteó sustituir o compensar esa pérdida». 

«Hubo reuniones con gobernadores de todos los partidos políticos y se hizo una propuesta que se encarnó en un proyecto de ley para coparticipar el 50 por ciento del Impuesto al Cheque», resaltó Kicillof y agregó: «Eso terminó en un proyecto de ley, con la firma de 22 gobernadores, que ya presentaron varios senadores. Eso es lo que está en la mesa.»

Además, el gobernador bonaerense indicó que en el diálogo previo que mantuvo con Francos también se habló de «otras propuestas, siempre con la vocación de sustituir y compensar la pérdida de recursos«. En ese sentido, el propio Massa se había comprometido con los gobernadores del Norte Grande a incorporar en el Presupuesto 2024, la coparticipación del 25 por ciento del Impuesto al Cheque y el 35 por ciento del Impuesto País.  La discusión del Presupuesto no aparece en la agenda legislativa, con un Congreso contrario al oficialismo, que se encamina a gobernar su primer año con una prórroga del Presupuesto 2023. 

Por lo pronto, Caputo buscó justificar como reclamo de los gobernadores la marcha atrás en la quita de Impuesto a las Ganancias, que podría figurar en un DNU que, se espera, firmará Milei esta semana con una serie de medidas para desregular la economía, vender activos de empresas estatales, suspender el cálculo del haber jubilatorio, entre otros supuestas medidas económicas. «Las provincias son las más interesadas en que el Impuesto a las Ganancias se dé vuelta», les cargó Caputo. 

La coparticipación

Antes de sentarse con los gobernadores en la Casa Rosada, Caputo anunció otra medida que lesiona los fondos provinciales en el primer y único anuncio económico en los primeros días de gobierno de la ultraderecha. Como parte del paquete de ajuste, el ministro de Economía anticipó que se reducirán al mínimo las transferencias discrecionales del gobierno nacional a las arcas provinciales, que suelen asistir las cuentas corrientes y significan un 13% del total de los fondos que reciben anualmente. 

El debate que había prometido dar Milei durante la campaña presidencial, y del que Francos fue vocero, era el de revisar la Ley de Coparticipación Federal, pero eso no parece estar en agenda para mañana, cuando aún resta resolver otros puntos urgentes. Respecto de esa discusión, Kicillof advirtió que «la provincia aporta el 40 por ciento de los recursos coparticipables y recibe el 20 por ciento». 

El mandatario bonaerense incluso ensayó una posible respuesta a los argumentos de la ultraderecha respecto del repartor de recursos: «Es demasiado desigual y esto tiene efectos. Somos la que menos recibe, la que menos gasta y la que menos empleados tiene». Kicillof, derribando mitos sobre los gobiernos tildados de «populistas», resaltó que «se armó una mitología falsa» y contrapuso: «Se dice que hay mucho gasto en la provincia, cuando es la que menos gasto público tiene por habitante, que es como hay que medirlo».

Y agregó que también es la provincia con menos trabajadores públicos por habitante. «Son 650.000 trabajadores para 17 millones de habitantes: 400 mil docentes, 100 mil auxiliares, 80 mil médicos, servicio penitenciario, policías y otras prestaciones que tenemos que dar», precisó.

En ese marco, el gobernador pidió poner mañana sobre la mesa el impacto de las primeras medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional: «Una devaluación del 120 por ciento es la más fuerte de la historia argentina. Ello implica una transferencia de recursos. Varían los patrimonios y recursos. Unos ganan y otros pierden. Todo el esquema es sacudido. En este nuevo escenario es lógico hablar. La ecuación cambió y, en base a eso, tenemos que hablar de una compensación». 



Source link