junio 21, 2024

La ganadora del Nobel de la Paz se niega a comparecer en un nuevo juicio en Irán


Narges Mohammadi galardonada con el Premio Nobel de la Paz Foto AFP
Narges Mohammadi, galardonada con el Premio Nobel de la Paz. Foto: AFP.

La activista iraní Narges Mohammadi, galardonada con el Premio Nobel de la Paz y encarcelada en Irán desde 2021 por su lucha a favor de los derechos de las mujeres, se negó a comparecer en su nuevo juicio, informó hoy su familia.

La corte ante la que debía comparecer es la misma que ordenó la ejecución de varios jóvenes iraníes, aseguró Mohammadi, quien calificó a esta cámara de «matadero».

El juicio contra ella, el primero desde que fue galardonada, está relacionado con sus actividades en la cárcel, donde continúa su lucha contra el velo obligatorio y la pena de muerte

«No voy a poner un pie en ese matadero», dijo en su cuenta de Instagram, gestionada por su familia. «Me niego a conceder credibilidad o autoridad alguna a jueces leales a los servicios secretos y a tribunales que organizan juicios falsos», agregó la activista, según recogió la agencia de noticias AFP.

El juicio contra ella, el primero desde que fue galardonada, está relacionado con sus actividades en la cárcel, donde continúa su lucha contra el velo obligatorio y la pena de muerte, según sus familiares.

Sus parientes temen que la trasladen fuera de Teherán para una posible nueva pena de prisión.

Mohammadi, ganadora del Premio Nobel de la Paz «por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y por la promoción de los derechos humanos y la libertad para todos», fue reiteradamente condenada y encarcelada en los últimos 25 años por su compromiso con los derechos de las mujeres y contra la pena de muerte.

Condenada cinco veces a un total de 31 años de prisión y 154 latigazos, y de nuevo encarcelada desde 2021, es una de las principales caras del levantamiento «Mujer, Vida, Libertad» en Irán

Arrestada en 13 ocasiones, condenada cinco veces a un total de 31 años de prisión y 154 latigazos, y de nuevo encarcelada desde 2021, es una de las principales caras del levantamiento «Mujer, Vida, Libertad» en Irán.

Mohammadi, que lleva años sin ver a su marido ni a sus hijos, residentes en París, no puede hacer llamadas telefónicas «desde el 29 de noviembre», informó su familia.

Hasta entonces, había podido hablar con familiares que vivían en Irán, asegurándose de que sus mensajes pudieran llegar rápidamente al mundo exterior a través de sus cuentas en las redes sociales.

Su familia aceptó en su nombre el premio Nobel de la Paz el 10 de diciembre en Oslo.





Source link